sábado, julio 21

Libertad de expresión


En 1970 entré en el plantel de colaboradores del semanario de humor La Codorniz. Corrían los últimos años del franquismo, de modo que no es de extrañar que la publicación fuera secuestrada judicialmente varias veces (una de ellas a causa, en parte, de uno de mis artículos, lo cual me enorgullece, qué queréis que os diga). El caso es que luego llegó la transición, y después la democracia, y esas prácticas inquisitoriales parecieron pasar al olvido, ¿verdad? Pues no. Ayer, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo decretó el secuestro de la revista El Jueves a causa de unas viñetas satíricas sobre la familia real. Ah, me siento rejuvenecer...

¿Recordáis el follón que se montó con las caricaturas de Mahoma? Entonces el asunto se despachó considerándolo una muestra más de la barbarie integrista islámica. En tal caso, ¿a qué clase de integrismo podemos atribuir el secuestro de El Jueves?... En aquel momento, cuando lo de Mahoma, me pareció oportuno publicar en el blog algunas de las caricaturas cuestionadas, así que hoy, por un mínimo de coherencia, voy a hacer lo mismo publicando la portada del número de El Jueves que ha sido secuestrado. No se trata de ninguna primicia; esa portada la podéis encontrar en muchos sitios de Internet. De hecho, os animo a copiarla y a ponerla en vuestros blogs, en vuestras páginas web, en vuestros e-mails, donde sea, pero que circule. Porque Mahoma y la familia real española son exactamente igual de sagrados; es decir: cero. En este caso, lo único sagrado es la libertad de expresión.

23 comentarios:

Nacho dijo...

Amén

Álex Vidal dijo...

Anda que como nos tengan que secuestrar a todos, se van a quedar solos en este país.

Portada colgada en el blog ad infinitum. Señor del Olmo, secuéstreme si tiene... una orden judicial ;)

Anónimo dijo...

Sí, pero con Mahoma no se atreven, como se puede ve claramente aquí:
http://mangasverdes.es/wp-content/uploads/2006/02/jueves.jpg

Lo que no entiendo es por qué Zapatero ha montado este follón por una frase tan inocente cómo: "¡Se nota que vienen las elecciones, ZP!
Para que luego digan de los socialistas.

Hermes dijo...

No entiendo el último anónimo. ¿No es acaso una decisión de un juez? Y sólo recuerdo a la derechona más rancia de este país amenazando con manifestaciones en contra de las decisiones de un juez. Y el revuelo se monta por que salen los principitos follando, que supongo que lo harán, ¿o no?

Este octubre empiezo una carrera relacionada con la comunicación, y m,e da cierto miedo todo este ambiente cada vez más rancio con respecto a la libertad de expresión. Me da igual que sean socialistas, populares, nacionalistas, fascistas, comunistas... yo digo lo que me apetezca y cuando me apetezca, y no lo que me diga un juez. Lo próximo será censurar los vídeos del Tomate...

juan p dijo...

Una burrada propia de otros tiempos que ha conseguido que el número del Jueves no se encuentre en los quioscos no porque se lo lleve la polisia sino porque se ha agotado y que todos los internautas conozcamos ya la portada objeto del "delito".
Un efecto boomerang que va creciendo como una bola de nieve.
mejor lo ha explicado RM :
http://crisei.blogalia.com//historias/51018

Un efecto boomerang que ha conseguido unir a dos periódicos de posiciones bien diferentes:
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/07/20/espana/1184937587.html?a=c61ab0dfabf87ed6e25171cf376a167a&t=1184939362
http://www.elpais.com/articulo/espana/Audiencia/prohibe/venta/ultimo/numero/Jueves/presunto/delito/injurias/Corona/elpepuesp/20070720elpepunac_15/Tes
(¿secuestrarán también estas publicaciones?)

merak dijo...

Buena portada, sí señor. El video no está colgado en YouTube, pero en Valencia solemos grabar vídeos cuando quedamos, nos aburrimos mucho. El que yo comenté al completo fue en el museo de las Artes y las Ciencias y aproveché para criticar al príncipe. Son un jarrón muy caro y si no fuera porque tendríamos qeu pagar otro jarrón (el presi de la república), lo rompía.

En cuanto a ZP, me reservo mi opinión. Pero sí, que luego los llamen liberales, progresistas, etc, etc... Todos hechos de la misma pasta. Política... Tan necesaria por un lado como insoportable por otro.

De todas formas me sorprende que miren con tanta lupa toda la prensa, en fin, es una revista de humor. Como tal debería considerarse. No sé, no tenía ni idea. Lo próximo será revisar blogs... Y las cárceles se colapsarán :P. Afortunadamente periódicos y revistas como muchísimos habrá 100. Blogs también, pero en miles y me quedo muy corta.

Afortunadamente la libertad de pensamiento no nos la quitarán nunca. Un beso,

Cristina

Lektu dijo...

No sé dónde está la sorpresa. En este país, al fin y al cabo, existe el delito de apología del terrorismo. Es decir, que las leyes limitan lo que podemos expresar respecto a ese tema, excepto si la opinión expresada es la "buena", la correcta. Y a todos nos parece muy bien...

Naturalmente, les encantaría podernos prohibir pensar ciertas cosas, pero como no pueden, hacen lo siguiente mejor: impiden que las transmitamos.

AMS dijo...

La blogosfera ha sido unánime desde luego. En todos los blogs que visito hay alguna referencia al tema. Dejando a un lado que la portada me parece una pasada (será que soy un mojigato pero no me gusta) es una auténtica gilipollez el follón que han montado. De todos modos el efecto ha sido el contrario.
Como annécdota comentaré que esta mañana he pasdo por mi kiosko de simpre a compra El País y, de pasada, le comento a mi kioskera del alma ¿cuando vino la poli a llevarse los jueves?
- Ni han venido ni los espero. Mira , ahí me queda todavía uno.
Ni que decir tiene que me he llevado el último que le quedaba. Con bolsita de pástico y un libro titulado 60 gilipollas de la semana. Vamos que tengo un ejemplar secuestrado por mí mismo.

mazarbul dijo...

Realmente absurdo y rancio. ¿No será que el juez tiene acciones de el Jueves, y así sube en popularidad?. Es pa descojonarse de risa....

Samael dijo...

a mi el chiste me parece zafio, pero claro, de ahí a secuestrar, nada menos que secuestrar la revista, me parece una medida excesiva e inaceptable.
De todas formas este suceso trasciende del mundo de la comunicación y entra, una vez mas, en el terreno filosófico. La vieja discusión de la libertad y de sus límites, tanto si se trata de la libertad de expresión, como si es la libertad de hacer ruido, la libertad de cómo ir vestido en el caso de que se quiera ir vestido,... la Libertad. No seré yo quien ponga esos límites a algo tan grande, pero seamos conscientes de que los tiene, o al menos los debe tener en una sociedad organizada.
Pero en ningún caso está justificado el secuestro del Jueves por el chistecillo, eso sí.

Samael dijo...

anexo a mi comment anterior:
lo que quería decir, es que no podemos aceptar todo amparándonos en la libertad de expresión. Estoy de la libertad de expresión mostrencamente utilizada hasta los mismos guevos.
Luego no nos quejemos de La Razón.

Kaplan dijo...

Si la corona se siente ofendida, que demande a la revista, tal como tendríamos que hacer los demás individuos.

César dijo...

Samael: por supuesto que la libertad de expresión tiene límites. El humanismo lo establece con claridad: tu libertad acaba donde empieza la de los demás.

Pero, centrándonos, en el caso que nos ocupa, los Exmos. Príncipes de Asturias son figuras públicas de gran peso social y político en nuestro país. Por tanto ellos, más que nadie, deben estar sometidos a la crítica pública. Y esa portada de El Jueves es una crítica; zafia y ramplona, vale, pero una crítica. Porque lo que ha molestado a nuestros modernos censores no es la imagen de los principitos echando un polvo, sino que se tilde de vago a nuestro futuro rey. ¿Por qué hay que sobreproteger tanto a nuestra casa real? Porque la monarquia es frágil: una absurda institución medieval que carece de sentido en el contexto de una democracia. Por eso hay que acallar las bocas.

En fin, que sí, que la libertad de expresión tiene límites; pero han de ser los menos posibles. Yo creo que La Razón, La Cope o El Mundo tienen todo el derecho del mundo a manifestarse como se manifiestan. Según esa frase que Voltaire nunca dijo: "No estoy de acuerdo con nada de lo que dice, pero daría mi vida por defender su derecho a decirlo".

Ahora bien, si cualquiera, como por ejemplo los principitos, se siente injuriado, que haga lo que dice Kaplan: acudir a los tribunales a título personal, como todo hijo de vecino. Pero, ¿qué es eso de utilizar parte de mis impuestos para secuestrar una revista con el único objeto de proteger el "honor" de un privilegiado?

Anónimo dijo...

¿Es una democracia más moderna y justa la República Norteamericana de los Bush que la monarquía sueca?

samael dijo...

pongo este comment a sabiendas de que no será leido pues la entrada de un nuevo post mata el interés en el anterior. Es para aclarar algo que nunca dije: no defendía el secuestro de El Jueves, es más, exactamente dije que me parecía inaceptable. Además de por lo expuesto tan brilantemente por ti, porque la diferencia entre subdito y ciudadano pasa por este tipo de cosas también.
(El que calumniare o injuriare al Rey o a cualquiera de sus ascendientes o descendientes, a la Reina consorte o al consorte de la Reina, al Regente o a algún miembro de la Regencia, o al Príncipe heredero de la Corona, en el ejercicio de sus funciones o con motivo u ocasión de éstas, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años si la calumnia o injuria fueran graves, y con la de multa de seis a doce meses si no lo son)
Lo de la Razón lo dije de chanza.
:-)

César dijo...

Samael: Yo lo he leído, hombre, yo lo he leído... En realidad, mi contestación a tus palabras no iba dirigida a ti; era más bien un comentario general. Ya sé que no defiendes el secuestro de la revista y que lo único que pretendías es contrapesar un poco el unánime y excesivo clamor, casi religioso, que se ha levantado en pro de la libertad de expresión. Y estoy básicamente de acuerdo contigo.

Anónimo de la 1:16: la democracia sueca, como otras, no es mejor democracia por ser una monarquía, sino por el sistema social que sus habitantes se han impuesto. De hecho, las monarquías pueden convivir con magníficas democracias... con la condición de que no hagan nada, de que no intervengan en política, de que sean entidades silenciosas e inactivas. Entonces, ¿para qué narices queremos una institución que sólo funciona si no hace nada? Me parece una forma absurda de malgastar impuestos.

Anónimo dijo...

¿Para qué queremos La puerta del Sol de Madrid? Está ocupando un espacio en el que se podría levantar un magnífico edificio de apartamentos.
Lo digo con todo mi respeto, César, pero creo que a muchos os ciegan los sentimientos republicanos que a veces pueden ser tan irracionales como cualquier otra creencia.

César dijo...

Mal ejemplo, anónimo. La Puerta del Sol cumple una función, pero yo sigo sin tener claro cuál es la función de la monarquía. Y ni siquiera estoy abogando por la república (aunque supongo que es la única opción que queda). Me limito a señalar, y supongo que en esto estarás de acuerdo conmigo, que la monarquía es una institución pre-democrática (de hecho es aristocrática) encastrada en el seno de una democracia. Para que eso funcione, la única alternativa es que la monarquía no haga nada, pues cualquier intervención por su parte sería una intromisión no democrática. Entonces, ¿para qué una monarquía?

Anónimo dijo...

Yo te aseguro, César, que me daría igual vivir en una monarquía que en una república (lo único que no me gustaría, pero por motivos puramente estéticos es el cambio de color de la bandera), pero las monarquías constitucionales funcionan como patrimonio cultural, exactamente igual que la Puerta de Sol o muchos otros monumentos que nos ha legado la historia. Los reyes, además, pueden ser útiles embajadores culturales de una nación. Y si miramos en nuestro entorno veremos que algunos de los países más adelantados y justos son monarquías. ¿Que no te parece moderno? Imagino que eso es cuestión de gustos, pero no una razón objetiva, creo yo, sino sentimental. Porque, además, la utilidad de nuestro rey en la Transición ya ha sido puesta de manifiesto por personas tan poco sospechosas de ser monárquicas como Santiago Carrillo.

Joan dijo...

Por cierto, los del Jueves han publicado una nueva portada :)

César dijo...

Anónimo: creo que esta anécdota se refiere al rey de Dinamarca. Durante la ocupación nazi, los alemanes dictaron una orden según la cual los judíos debían salir a la calle llevando un brazalete con la estrella de David. Al día siguiente, el rey salió a dar un paseo a caballo... luciendo un brazalete con la estrella de David. Si esto es cierto, no me cabe duda de que se trata de un gran gesto humano. Por otro lado, estoy totalmente de acuerdo con que Juan Carlos I jugó un papel fundamental en la transición y es uno de los principales responsables de la actual democracia. Aunque, claro, nuestro caso es un poco especial, pues no debemos olvidar quién y cómo reinstauró la monarquía en España.

Pero yo no hablo de personas (así que no voy a mencionar reyes traidores como Alfonso XIII o Constantino de Grecia), sino de la institución monárquca. Y, por cierto, jamás la he tildado de poco moderna (ésa no es mi objeción), sino de inútil, cara y no democrática. Pero, mira, no era mi intención hablar sobre la monarquía, sino sobre la libertad de expresión, así que permíteme abandonar el debate. A decir verdad, en estos momentos no me preocupa especialmente si en España hay una monarquía o una república. Eso sí, el himno siempre me ha parecido horrible.

arturo dijo...

Me llama la atención que para justificar una institución tenemos que recurrir a los meritos o defectos de la persona que la encarna.¿Consideramos que un mal monarca desvirtúa la institución? . No lo creo pero lo inverso tampoco

Anónimo dijo...

"Eso sí, el himno siempre me ha parecido horrible."

Pues sí. Y si ahora le ponen letra será mil veces peor.