jueves, julio 2

Pijos

Supongo que hay pijos en todas partes e imagino que los hay de todo tipo, dependiendo de su lugar de crianza. Por ejemplo, y limitándome a las “familias” que conozco personalmente, un pijo de Bilbao es en apariencia muy diferente a un pijo andaluz y no digamos ya a un pijo catalán. Sin embargo, son idénticos por dentro. Revista el plumaje que revista, todo pijo comparte una serie de valores que le identifican como especie única: clasismo, ideología muy conservadora, materialismo, tradicionalismo, filo-aristocracia, exclusivismo, ostentación, soberbia, incultura barnizada con una esmerada educación... No incluyo la riqueza, porque no hace falta ser rico para ser pijo; basta con admirar a los ricos e intentar simular que se es como ellos.

Como es lógico, los pijos que mejor conozco son los madrileños, una variedad única y en cierto modo el modelo para el resto de los pijos hispanos. Y los conozco, desgraciadamente, muy bien, pues por diversas razones siempre he tenido cierto contacto con ellos. Compañeros de colegio y universidad, por ejemplo, o algunos clientes de mi época publicitaria. Además, mi anterior casa, el 23 de la calle Españoleto, está justo en la frontera con el barrio de Salamanca, el ecosistema natural del pijo madrileño (ahora vivo en Aravaca, otra reserva de pijos). Y durante mucho tiempo frecuenté la cafetería del padrino de una gran amigo mío, La Concha, situada justo enfrente del palacete de los marqueses de V., un destartalado caserón donde convivían las tres ramas de la familia bajo el liderazgo de una tiránica abuela, la señora marquesa. Los vástagos de la familia V. -íntimos, por cierto, de Francis Franco- solían frecuentar La Concha, así que tuve el dudoso placer de verles en su salsa.

No los soporto, me cargan los pijos, lo reconozco; me irrita su mera presencia, su acento, su apariencia, todo. Estoy absolutamente en contra de sus valores, por supuesto, pero no sólo es eso; me desagrada lo que son, pero también lo que desde siempre han insistido en aparentar ser. Y es que una de las cosas más sorprendentes de los pijos madrileños es su inmutabilidad: no han cambiado desde hace al menos cuatro o cinco décadas, visten igual, hablan igual, frecuentan las mismas zonas... es como si el resto del mundo evolucionase mientras ellos permanecen inalterables, inmersos en una burbuja que cada vez tiene menos que ver con la realidad.

¿Y sabéis lo que más me molesta de los pijos? Su clasismo. Detesto el clasismo, porque la “clase social” no tiene nada que ver con la cultura, la educación, la ética o el trabajo, sino con el dinero. De modo que cuando alguien es clasista lo que está diciendo es: tengo más pasta que tú, así que soy mejor que tú. De un modo u otro, el razonamiento que se encuentra detrás de esa actitud es el siguiente: compitiendo en igualdad de condiciones, los mejores, los más hábiles e inteligentes, alcanzarán el éxito, mientras que los peores, los más tontos y torpes, quedarán relegados a las capas más bajas de la escala social. Por tanto, la posesión de riqueza es una muestra de superioridad. Puro darwinismo social, vamos. Lo que falla de este razonamiento, por supuesto, es el planteamiento inicial, porque no todos competimos en “igualdad de condiciones”. El factor básico para alcanzar el éxito social no es la inteligencia, ni la raza, ni el sexo, ni la formación académica, ni la tenacidad, sino la clase social a la que se pertenezca. Si has nacido en el seno de la clase alta, aunque seas un capullo integral, tienes muchas más posibilidades de tener éxito que un genio nacido en una familia de clase baja. Así pues, y aunque sea una perogrullada, tener dinero sólo dice de ti que perteneces a una determinada clase social, nada más.

¿A qué viene todo esto? Pues a que ya he oído en la radio un par de veces las declaraciones de un pija madrileña acerca de la crisis. La pija en cuestión se llama Carmen Lomana y sus ilustrativos comentarios aparecieron en un reportaje realizado para TVE. Veréis, a veces uno es tan lo que es, que acaba convirtiéndose en una caricatura de sí mismo. Eso le pasa a Carmen: es tan, tan, tan increíblemente pija, tan desmesuradamente pija, tan estereotipadamente pija que parece una actriz sobreactuada interpretando el papel de pija en un vodevil barato. En cuanto a lo que dice, es como el libreto de un mal autor de vodeviles baratos. ¿Y qué dice Carmen?

Antes, permitidme describir al personaje. Carmen luce una bien cortada melena teñida de rubio; tiene una bonita figura, unas bien torneadas piernas, y viste una blusa o un top negro, con un jersey amarillo sobre los hombros anudado al cuello (emblema pijo por antonomasia) y una elegante falda blanca y negra. A primera vista, Carmen parece guapa, pero cuando uno se fija bien puede ver la mano de un cirujano estético y cantidades industriales de botox que convierten su rostro en una tersa máscara inexpresiva. Puede tener cualquier edad entre los 40 y muchos y los 50 y tantos, aunque intenta desesperadamente aparentar 30. Carmen no solo parece la ilustración que en un diccionario podría acompañar a la palabra “pija” (incluso lleva un Rolex, no se puede ser más estereotipada), sino que además podría ser catedrática de dicción pija. ¿Sabéis cómo hablan los pijos madrileños? Hablan con acento nasal y bajando el tono al concluir las frases, como si se les cayeran las palabras, o como si les fatigara hacer algo tan prosaico como hablar. En ocasiones, cuando pretenden dar énfasis a su conversación, arrastran las vocales, pero variando la entonación arriba y abajo, como si introdujeran en sus palabras un cansado lamento. Por ejemplo, cuando Carmen dice la palabra “cash”, en realidad dice “caaash”, alargando mucho la a y pronunciándola en tres tonos diferentes (bajo-alto-bajo).

¿Y qué dice en definitiva Carmen? Pues, preguntada por la periodista acerca de hasta qué punto le afectaba la crisis, Carmen dice con acento ridículamente pijo:

“Mira, si no te afecta directamente, te afecta indirectamente. Porque el hecho de ver a amigos lo mal que lo están pasando, gente que se ha quedado sin trabajo, que tienen mucho patrimonio, pero no lo pueden vender, porque..., porque es un momento muy crítico, y no tienen dinero cash para ir al supermercado. Y eso lo estoy viendo... Pero lo peor... Porque el pobre de siempre, que ha estado pidiendo y tal, bueno, está acostumbrado. Lo peor es la pobreza de las personas que han tenido un trabajo, que viven bien, y de repente se encuentran que les embargan la casa, que no tienen paro... Hay unos dramas...”

¿Hace falta añadir algo a este monumento al clasismo y la perversión ética? ¿Acaso puedo concebir algún comentario que esté a la altura de las palabras de Carmen? Lo dudo mucho, así que mejor me callo. Sólo añadiré que Carmen, esa pija que parece la caricatura de una pija, es un ser absurdo. Ningún escritor crearía un personaje así, ningún director de cine sensato lo incluiría en una película, porque Carmen es grotesca, irreal, tan exagerada que, como personaje de ficción, nadie se lo creería.

Pero, en fin, la gran ventaja que tiene la realidad sobre la ficción es que no necesita ser verosímil.


Nota: Si quieres ver completa la entrevista de Carmen, pincha AQUÍ.

30 comentarios:

Amy dijo...

Jajajaj bueno tampoco pasa nada, yo a este tipo de gente más que clasistas los siento como inocentes sociales. Quiero decir que no ven más de su clase social, incluso yo diría que si no fuera porque estamos en una época donde no puedes escapar a la información constante, ellos pensarían que no hay más clase social que la suya y que la existencia de los pobres no es más que una leyenda urbana.

A mi los pijos nunca me han dado grima porque como bien dices son personas muy incultas con muy buena educación y la ignorancia siempre da pena. No estoy de acuerdo contigo con lo que insinúas de fondo sobre que las diferencias económicas hacen que los mejores no siempre asciendan socialmente. No olvidemos que los pijos son hijos de "esos mejores" que un día traspasaron las barreras sociales gracias a sus especiales características y que incluso después de llegar a lo más alto se asentaron en la cumbre. Así que un pijo es al fin y al cabo la descendencia de alguien que sí que consiguió traspasar las ventajas con las que cuentan los ricos, los que tienen dinero. Pero no es necesario tener dinero para ser clasista, tú también lo eres, dejando muy claro que tú eres mejor por no ser pijo, por no ese dinero. Las clases medias son el foco del clasismo, porque luchan desesperadas por enseñarle al mundo que son mejores que esos que tienen por encima, pijos niños de papá que no saben lo que tienen y no saben lo que ellos han sufrido, pobrecitos, para estar en el lugar justo donde se pueden relacionar con todos ellos viniendo de esa clase social "trabajadora" (clase media vamos). Pero obviando que si de verdad hubieras pertenicido a la clase proletaria jamás te hubiera dado la vida para poder si quiera conocer a esta fauna urbana y sería para ti tan leyenda urbana como para ellos los pobres.

Y sí esta pija, aunque ingenua, sin tacto alguno y sin consciencia social tiene razón. Es más dura el hambre cuando te has pasado la vida empachándote de ella, que el hambre de alguien que nunca comió. Pero que se jodan, faltaría más. Que lo único que no entiende de clasismo son las desgracias humanas.

Sr. IA dijo...

Enfin, deplorable....
Hay una cuestión, sin embargo, que me fascina de la cosa pija. Además de lo que cuentas, que es el pijo estricto... el término tiene un uso popular muy extendido Por ejemplo, en el colegio llamábamos pijos a los de coles concertados, en el cole concertado al de los jesuitas. Evidentemente, nosotros, a su vez, eramos pijos para los de colegios del barrio chino y periferias desestructuradas (que se dice). Para uno que está en el trullo, pijo es todo lo que anda por ahí fuera. Lo del pijo se usa pues, como despectivo de algo relacionado con un status social superior, y lo cierto es que ni Carmen Lacapullaesaquedices, se reconocería como miembra del club. Posiblemente, para ella pija es Victoria Beckham o Paris Hilton Otro caso raro es el que asocia nivel superior a imitar unos determinados códigos... surge así el pijo desclasado, tocado por Marse, el pijoaparte, muy curioso, el que renuncia a su raíz, osea, ¿sabes no?...

El clasismo -sea pijo o no, sea visualmente detectable o no- es un vicio muy pero que muy arraigado en España, especialmente entre las oligarquias. Ese juzgar al hijo de paleta por su humilde origen... nchisttt, nchittt... O ese desconfiar de tal porque era limpiacasas... Pocas cosas pueden ser peores.

Big Brother dijo...

Al hilo de tus reflexiones (que comparto, así como las de los que me han precedido en el comentario): ¿cuál es la sutil diferencia entre un pijo y un dandy?. ¿La inteligencia?. Evidentemente ni Larra, ni Umbral, ni Wilde eran pijos pero, si les despojaramos de su inteligencia lo serían.

Big Brother dijo...

Me comí dos interrogaciones. Corrijo: ¿lo serían?

eulez dijo...

¡Al paredón con la pija! ¡Revolución sangrienta YA! ¡Abajo el Madrid Nacional! ¡No pasarán!

Miroslav Panciutti dijo...

Naturalmente, también he conocido muchos pijos y, como a ti, me desagradan tanto que me provocan ansias asesinas. Eso sí, a diferencia de lo que cuentas, nunca los he tratado demasiado, siempre me he apartado, seguramente para no cometer actos irreparables. Me he visto el video que enlazas y he vuelto a sentir esas ganas irrefrenables de darle unas hostias a la ridícula esa, pero en fin ...

Sólo hacerte una pequeña acotación. Explicas cuál es el razonamiento subyacente de la pijería para cualificar a la gente en función del dimero y estoy de acuerdo en que, efectivamente, esa es la argumentación. También estoy de acuerdo en que uno de los fallos básicos del mismo es que no hay igualdad de oportunidades. Pero te olvidas de otro que, al menos para mí, tiene bastante importancia; y es que no sólo no competimos en igualdad sino que hay algunos (los más inteligentes, sin duda) que simplemente no compiten y, por tanto, niegan de partida el valor simbólico del dinero como expresión de la calidad de las personas. Pero, claro, eso los pijos no pueden entenderlo.

Anónimo dijo...

Auténtica ciencia ficción. Vomitiva la colega. Me recordaba a la hermana de un conocido mío que es judio argentino (él vive en Israel y la hermana en Argentina). La hermana es pija de reventar, y cuando el corralito, me cuenta que la llama y le dice: ¿Cómo va todo por Argentina?, lo que se oye es terrible...
- Ocurrir - contesta la susodicha, que vivía en no se que zona rodeada de seres parecidos - ¿A qué te refieres?.
Pero sí, hay pijos por todos sitios. En el mundo árabe por ejemplo es terrible ver a los niñitos y niñitas de papá yendo a la Universidad Americana del Cairo a pasearse, con unos cochazos en la puerta que deben ser ultimos modelos, pq ni me suenan, y con una forma de ver la vida que es pa matarlos...
en fin, aq alguna vez conocí a alguno, y como en botica, te puedes encontrar hasta algún buen tipo, pero claro, descerebrado, como si lo hubieran trepanado.
mazarbul

jp dijo...

buff!!
tremenda la tipa esa
Hay un rasgo en el carácter pijo que me resulta interesante observar.
El(la) afectado(a) por este síndrome puede llegar a dominar el arte de la conversación hipnótica. Completamente banal, insustancial en esencia, llena de lugares comunes, y aún así, consigue atrapar la atención de su interlocutor como si se tratara del mejor discurso del mejor de los oradores parlamentarios de todos los tiempos. Debe ser el resultado de un largo y esmerado entrenamiento puesto en práctica en numerosas fiestas, cócteles, recepciones y demás saraos. Y supongo que gran parte de su éxito reside en esos rasgos de entonación, alargamiento de sílabas, introducción de anglicismos u otros trucos sibilinos de la oratoria pija que César ha identificado con éxito.
saludos

Merak dijo...

Qué personajillo, ains cómo va el mundo... Te voy a conceder un segundo de placer, a ver si puedo enlazar el video:

http://vimeo.com/1897167

Un zas! en toda la boca como pocos se ven. Espero que lo hayas disfrutado.

Por cierto, tu último libro puede recibir el calificativo de leyenda: existe, pero no hay quien lo encuentre. Tras buscarlo por todas las librerías del centro de Valencia que conozco, al final lo he encargado para que me lo traigan porque no les queda en ningún sitio. Así que enhorabuena por el éxito... Y un punto menos para las librerías de mi ciudad por no encargar más ¬¬. Un beso,

Cristina

Juan dijo...

A esa tía había que ponerla a labores agríciolas a cuarenta grados al sol para que se enterase de una vez por todas lo que cuesta comseguir las cosas, en fin, espero que sean los que menos...

Jose Antonio del Valle dijo...

Perdona que disienta, no es guapa a primera vista ni a segunda. Al menos yo en esas imágenes no puedo parar de fijarme en que parece una muñeca inchable de esas que venden en los sex shops. Casi seguro que en sus años mozos lo fue, de hecho supongo que así pescó al ingeniero plagadito de patentes que le dio su "estatus". Pero personalmente me da tanta grima lo que veo como lo que oigo en ese video.

Velda Rae dijo...

Lamento no ser políticamente correcta en mi comentario, pero como periodista en paro desde hace medio año, con dos hijos a los que difícilmente puedo mantener, en una región donde se han quedado sin trabajo en estos meses, al menos, una treintena de colegas (hablo de mi profesión porque es la que conozco, sé que en otras la situación es parecida y aún peor), lo único que siento cuando veo a las cármenes lomanas de este mundo es coraje porque el darwinismo social no se aplique a semejantes parásitos.

Lo siento, pero cuando pienso que en el plazo de seis meses no tendré ni prestación por desempleo y mi problema no será no poder vender mi patrimonio (el cual se reduce sólo a mi cuerpo --y ya no está en edad de ser vendido-- y a una gata)sólo puedo desear coger un Uzi y liarme a tiros. Metafóricos... ¿o no?

Luego todavía hay quien se pregunta si las revoluciones tienen sentido.

Severian dijo...

No se si estas familiarizado con el significado de la palabra "pija" al sur del tropico de capricornio. Pero confieso que, con ese significado en la cabeza, me resulto mas que divertido el post. Por ejemplo, y teniendo en cuenta que el significado de "concha" tambien depende de la latitud, la obvia afirmacion de que La Concha suele estar poblada de pijas no seria aceptable entre personas educadas...

Ahora bien, el remate que me hizo soltar la carcajada fue Carmen no solo parece la ilustración que en un diccionario podría acompañar a la palabra “pija”... Pobre mujer, que cara debe tener!!!!

Y el broche de oro: (incluso lleva un Rolex, no se puede ser más estereotipada)... Ejem, bueno, que puedo decir, hay gente que se hace piercings o tatuajes, un rolex podra ser caro pero no mas doloroso...

César dijo...

Amy: yo creo que los pijos son muy conscientes de la existencia de las clases bajas. A fin de cuentas, para sentirte superior necesitas referentes inferiores. Lo que pasa es que los pijos consideran a la clase baja una especie distinta, una rama de los primates situada a medio camino entre los monos y los auténticos humanos, que son ellos, of course.

Y ya sé que se puede ascender en la escala social. Lo que digo es que, estadísticamente, un idiota de clase alta lo tiene más fácil que un genio de clase baja. Se nos caería el alma a los pies si fuéramos conscientes de la cantidad de talento humano que se ha desperdiciado y se desperdicia por culpa de la desigualdad de oportunidades.

Sr. IA: No sólo los pijos son clasistas, por supuesto; se trata de un defecto muy extendido. Los pijos se limitan a ocupar la cúspide del clasismo. A fin de cuentas, el máximo pijo es el pijo aristócrata, y "aristocracia" significa "gobierno de los mejores".

Por otro lado, es cierto que cada clase social considera "pija" a las clases sociales que tiene por encima. Cuando hice la mili, algunos de mis compañeros me consideraban un pijo por la forma de hablar. Y no es que yo hablase de forma petulante; es que menejaba el triple de vocabulario. No obstante, pijos tal y como yo los he definido sólo son los que son. Si aceptáramos la abusiva extensión del término aplicándola a todas las clases sociales que están por encima de otra, nos encontraríamos con que todo el mundo, salvo el lumpen más tirado, sería pijo.

Big Brother: El dandysmo es, o fue, una corriente estética, artística e incluso filosófica. El pijismo sólo es una postura socio-política que jamás ha producido nada estético, ni artístico, ni filosófico.

Eulez: Me temo que ya han pasado, amigo mío...

Miroslav Panciutti: Algunos inteligentes sí que compiten, al menos en lo de ganar pasta. Pero es cierto, la inteligencia a veces discurre por caminos muy poco rentables en términos económicos, pero muy enriquecedores en otros sentidos.

Mazarbul: Se dio la casualidad de que una de las nietas de la marquesa de V. (la que menciono en el post), estudió periodismo conmigo y coincidimos en la misma clase. Era pija, no muy lista, pero una excelente persona. De hecho, hablaba pestes de su familia. De modo que sí, se puede ser pijo y buena persona. Pero no es lo normal.

jp: La buena educación (y ellos suelen tenerla) implica dominar el arte de la conversación intranscendente. Por otro lado, escucharles provoca cierta fascinación, es cierto; en parte porque no puedes creerte lo que estás oyendo.

Merak: Pues sí, dan unas ganas enormes de atizarle con un rodaballo en la cara a la tía esa. Y mi último libro apareció a comienzos del año pasado; toda una eternidad para las librerías.

Juan: mira con que trabajase en algo, en cualquier cosa, ya sería suficiente.

César dijo...

José Antonio del Valle: Mira, hay que reconocerle que tiene una bonita figura. Es lo que yo llamo una "falsa tía buena". A primera vista da el pego, pero enseguida te das cuenta de que es una momia hinchada de encima botulímica.

Velda Rae: Lamento mucho que estés pasando por malos momentos, y comprendo que las gilipolleces de la boba esa te resulten particularmente insultantes. En cualquier caso, no importa cuántas veces caes, sino cuántas te levantas; tengo la sensación de que eres una mujer fuerte, así que estoy seguro de que te levantarás una y mil veces. Sólo es un bache, ya verás :)

Severian: Aquí, al norte del trópico de Cáncer, "pijo" y "pija" significan lo mismo que allí, en el sur, donde todos camináis cabeza abajo. Pero también significa lo que expongo en el post y el contexto permite distinguir entre un significado y otro de esa polisémica palabra.

No obstante, comprendo que el hecho de que una pija se llame Concha te resulte, cuando menos, chocante. Por otro lado, Carmen tiene el cutis tan terso por el botox que realmente su rostro parece la reluciente cabecita de una "pija", en el sentido sureño de la palabra.

Y sí, en efecto, preferiría ponerme un Rolex en la "pija" antes que un piercing. Pero, ¿hay Rolex tan grandes? Es broma, es broma...

Jose Antonio del Valle dijo...

Leyendo los comentarios me acaba e venir a la cabeza una conversación que tuve una vez con una amiga portuguesa. No sé a qué vino la cosa pero el caso es que en un momento dado se puso a imitar como hablaban los pijos lusos de Estoril, y es que me partía, porque era el mismo deje, como si te hubiesen metido un boniato en la boca, solo que en portugués.

Cruella dijo...

Partiendo del supuesto que elegimos quienes somos, lo único que provocan los pijos en mí es pena.

Saludos.

Severian dijo...

Si, supongo que la palabra por aqui seria careta, o concheto, o tilingo, dependiendo de la edad del hablante. En todo caso esos tipos son, como sugiere la polisemia, bastante universales y un tanto vergonzantes.

Anónimo dijo...

Me parece que no habéis cambiado Nada desde hace 30 años. Considero que eres tremendamente clasista. Tu contestación sobre tu vocabulario en la mili me parece tremenda.¿Cuántos años tenías? ¿y tus compañeros?¿no eran universitarios como Tú?
Creo que si tu oficio es el de escritor, me gustaría que me ASOMBRASES . Esfuerzate un poco más


JAPI

César dijo...

Japi: Oye, al ver los diversos comentarios que, bajo diferentes nicks, has dejado de una sentada en el blog, me ha surgido una pregunta: ¿Eso de ser un troll da mucho trabajo?

Anónimo dijo...

Para Amy: No creo que la mayoría (que los habrá, por supuesto)de los pijos provengan de "esos mejores", porque no creo que todos esos se enriquecieran en su día de una forma legal, sin explotar,robar o venderse en lo político, en sus ideas(o en su falta de ideas). Creo que más bien pudo ser una sucesión de generaciones en las que, fundamentalmente, han sido buenos ahorradores, buenos negociantes con más o menos escrúpulos, que se han servido además del nombre, del patrimonio o de las influencias de los que le precedían. Desde luego que hay pijos (o clasistas) sin dinero, y gente con mucho dinero que no es pija, pero ufff, creo que son los menos.
Me parece una aberración decir que las clases medias son el foco del clasismo, eso es tanto como decir que del machismo tienen culpa las mujeres. Tampoco creo que el hambre sea peor cuando te has empachado antes, no creo que un niño en Etiopía lleve mejor el hambre o la desgracia por vivir e ella, quizá nos alivia creer que es así pero me temo no. Además,no tiene ni punto de comparación las necesidades básicas con esas superficiales que sufren los pijos en momentos de crisis. Sí sufren será porque de pronto comprenden que son vulnerables, seres corrientes, que pueden llegar a perder un montón de privilegios y ser como la inmensa mayoría. Que se jodan, desde luego.
Lo que me fastidia de esta tía vomotiva no es que lleve el careto lleno de botox o que se gaste su dinero en rolex o en bolsos de Dolce Gabbana, allá cada uno con sus valores (aunque sean tremedamente insolidarios, qué le vamos a hacer), lo que me molesta es que se jacte de ello. Esta es consciente de ser una clasista y una pija,y para ella la Beckam será simplemente una ordinaria. Ella se considerará el prototipo verdadero de pija y se alegrará de ello, como si eso en sí mismo fuera una virtud. Y eso será ignorancia, pero no inocencia. Me gustaría saber qué piensa de la dominicana que tendrá a su servicio (esa a la que le dará con simulada ternura asistencialista alguna ropa de hogar usada;la ropa de calle imposible, esa preferirá tirarla), qué pensará en lo más íntimo cuando termine su jornada y salga por las puertas, cuando compruebe que no ha lavado las cobijas del shaise longe,quizá porque no ha leído correctamente la nota que le dejó, valiente peluda, estúpida, si es que cada uno tiene lo que se merece.

Eva T.

Anónimo dijo...

No sabría decirte lo del trabajo.¿Tú qué crees?
Será porque es domingo ,y es tu día de descanso, pero tus contestaciones están muy poco trabajadas.¡Qué Lástima!


NEPA

Samael dijo...

"Llaneza muchacho, no te encumbres que toda afectación es mala".

esta frase la pone Cervantes en boca de uno de sus personajes (un cura de cuyo nombre no puedo acordarme) que de esta guisa se dirige a su trujamán, que evidentemente era un pixo (pijo de la época)

Amy dijo...

Le contesto a Eva sobre dos puntos que me ha señalado que me parecen interesantes. Me comenta o compara el tema del clasismo con el machismo, comparación que me parece correcta por otra parte por cuanto que ambas tienen un matiz educacional importante. En el comentario dice que algo así como si yo soy de esas que piensa que las mujeres son culpables del machismo. La verdad nunca se me habría ocurrido mezclar el tema de la culpa en estos casos, pero si bien no creo que la mujer sea culpable de nada también pienso que el machismo no es una cuestión masculina aunque les beneficie más a ellos que a nosotras, no por el reparto de tareas, que a mi personalmente me parece hasta más equitativo que la situación que vivimos en la actualidad, sino porque el poder de decisión se perpetúa en manos del hombre y esto hace invariable la situación. En la actualidad el reparto de tareas no es equilibrado entre hombres y mujeres pero tenemos la ventaja de ir adquiriendo poder al mismo tiempo y por eso la situación siempre puede mejorar. Pero como el machismo no es un asunto masculino sino social, hombres y mujeres son machistas por igual y posiblemente la mujer no sea culpable de nada o por lo menos tan culpable de la situación como el hombre, pero de lo que sí es responsable la mujer es de la lentitud con la que hemos salido del manto del poder del hombre, ya que en el reparto de trabajos, la mujer era la encargada de educar a los hijos, el proceso se hubiera acelerado mucho para nosotras si en vez de hacer una distinción entre lo que queremos para nosotras y lo que queremos para nuestros hijos varones, hubiéramos pensado que lo que queremos para nosotras hubiera venido mucho más rápido de la mano de nuestros hijos varones para las futuras generaciones. Quiero decir que ha habido un perido de tiempo en el que la mujer ha reivindicado mucho para sí misma pero sin embargo ha insistía en perpetuar la situación ventajosa del machismo para sus hijos varones. En fin que me enrollo. Que tanto clasismo y machismo estás impresos dentro de la edcuación social que se respira mientras crecemos y se hace muy complicado escapar a ello, posiblemente a nivel teórico todos sabemos hacer post como los de César pero a nivel de comportamiento la cosa se complica. Y como comprendarás si el machismo no es culpa de la mujer, el clasismo no es culpa de los hijos de los ricos, porque el lugar de nacimiento no se elige.

Otra cosa que puntalizarte es lo del tema del hambre, quizás precisamente porque el grado en que se sufre el hambre es igual para todos, no me puedes comparar el hambre que se soporta en los países del tercer mundo, con una persona que por causa de la crisis se ha quedado sin comer langosta un mes, por mucho que pueda seguir alimentándose. Cuando me refería a que la situación puede ser peor, me refería comparando situaciones similares, imaginemos un sin techo de un país europeo y una persona con un nivel alto que se ha quedado sin patrimonio y se ve en las mismas condiciones económicas que el sin techo anteriormente mencionado. Esta persona va a pasarlo mucho peor que el que ya lleva siendo sin techo si no toda la vida, sí bastante tiempo. Hasta que se acostumbre, por supuesto. Supongo que es la misma diferencia entre un ciego de nacimiento y una persona que en una edad adulta se queda ciega, ambos son ciegos igualmente pero el primero se desenvuelve mejor, está claro.

Y precisamente por la connotación educacional del clasismo, las clases medias no escapan a él, ahí tenemos el Reino Unido, cuyas clases medias son tremendamente clasistas, bueno sus clases medias, sus clases altas, la clase obrera, yo creo que hasta los animales de compañía.

Anónimo dijo...

Toda generalizacion es mala.

Me vale la critica por lo que dice la señora esta Pero no por la forma de decirlo.

Criticar un acento, y asignarle valores, todos ellos insolidarios y elitistas, es simplificar la realidad.

Es igualar imagen de graciosillo, vago etc etc con un andaluz.

!A ver si vais a tener complejo de pobres, oseaaa!

Víctor Eme dijo...

Recuerdo una genial parodia de Homo Zapping en la que los hijos de la Preysler (Enrique Iglesias, el otro y la Tamara aquella) se iban de rebajas. Los mostraban saliendo de un Zara asombrados de ver "a tanto pobre" ("¡cómo huelen a humanidad!" creo que decía uno). Ya en la puerta, se quedaban sorprendidos al descubrir el metro. "¡Jo, tío, qué fuerte, hay un agujero en la ciudad!", decía otro de ellos.

En fin. Patética especie y patética Lomana cuya intervención, por cierto, ya me había comentado bastante gente flipando con el nivel de pijitud (y aún peor, a los razonamientos) al que se puede llegar.

Mi mujer trabajó hace tiempo en una tienda y comentaba que la hija de su jefe, al hablar del tercer mundo, decía que los africanos se morían de hambre era porque no tenían ganas de trabajar, estaban todo el día tirados por el suelo como gandules y por eso iban esos países como iban.

Y ya por último: César, que sepas que te sigo (como le dijo Sofía Mazagatos a Vargas Llosa), no me pierdo un post tuyo pero últimamente no tengo tiempo de meter baza... ¡y eso que tus temas siempre se las traen, julandrón!

Un abrazo.

alejandro dijo...

jejejejeje me rei muchisimo leyendo el post
eso de los pijos en españa, los conchetos o estirados es mundial, y es cómico muy cómico (aunque terriblemente repugnante)

porque por ejemplo acá en montevideo Zara es una tienda de pijos/estirados/conchetos, jajajajajajaja es fantástico

no todos los que compran en tiendas así son estirados pero la mayoría si jajajajajajaja

lo realmente increible son las cosas que pueden hacer y decir
uno se queda estupefacto ante sus comentarios maravillosamente estupidos y lo peor es que lo dicen totalmente seguros de que tienen la razon

como una política de un partido totalmente clasista de mi país, le preguntaron que pensaba sobre que un ascensorista(no se si sera la palabra correcta, persona que maneja un elevador/ascensor en un edificio, admito mi total ignorancia) cobrara de salario 3 veces mas que un maestro de escuela.
Aquí un maestro de escuela gana muy poco unos 350U$S y un ascensorista de un ministerio 3 o 4 veces mas (segun la manija politica con que obtuvo el puesto).
A lo cual su respuesta fue, que no le parecía mal el sueldo del ascensorista, a lo cual luego de tan impresionante afirmación explico sus razones.
No es que el elevadorista gane mucho explico- sino que el maestro gana poco, lo que hay que hacer es subir los sueldos.
Bravo maravilloso, estupendo, la solución para todo el mundo, vivimos en un mundo ideal según ella.
No es que este mal que haya que subirle el sueldo a los maestros, pero según ella mientras no se pueda, igual sigamos pagando sueldos increiblemente altos a los que ellos quieran, incluidos ellos mismos.

Todos podemos ganar un salario alto, no solo digno sino alto para darnos lujos como por ej. tomar coca cola todos los días,algo increible es que el partido derechista blanco a que representa tuviera muchisimos años gobernando en uruguay y no lograran mejorar la situación del país sino empeorarla.
Como no generaron una igualdad de condiciones para todas las personas puedan vivir dignamente sino que generaron aun mas disparidad entre las clases sociales haciendose ellos junto a su entorno mas rico y los demás mas pobres.
Por eso un diputado con estar 1 mes solo 1 mes en el puesto, se jubila con el sueldo que tuvo de diputado.
No importa si luego siguió trabajando o no.
Todos los demás deben juntar sus años trabajados, llegar a un mínimo de años, y como mucho llegarán a una jubilación del 50% del calculo de los sueldos que tuvieron en sus años de trabajo.
Claro que no tienes porque solo cobrar el 50% de tu sueldo al jubilarte, solo debes hacer lo siguiente:
- se un político
- se amigo de un político que vaya hable por ti y magicamente haga que te paguen el 100% de tu sueldo mas alto como jubilación, me olvidaba de decir que la mayoría de los políticos son magos.
- se un militar
Automáticamente aquí un militar de rango alto al jubilarse se le aumenta un grado para cobrar mas y cobra de jubilación el 100% de su sueldo
- existen otras opciones ej. bancarios, etc., quedan terminantemente excluidos maestros, doctores y enfermeras.
(hasta que gane el partido blanco que segun ellos pueden arreglar todo, claro que al llegar al poder nunca lo hacen)

en resumen no me parece mal las cosas que cobran, ni algunas de las reglas con que se rigen, solo que son sus reglas de su mundo

Se suben el sueldo a los que ellos quieren, los que sirven el te en los ministerios, los porteros, etc.
Todos puestos digitados y que no se bajan sus sueldos jamas, como cualquier político que se preste de tal.
Viven en su propio mundo que crearon para ellos y claro es perfecto para ellos, crean sus propias condiciones para salir beneficiados siempre.

alejandro dijo...

agrego pienso igual de la mayoría de los políticos, incluso actualmente con un gobierno de izquierda sucedieron casos de corrupción y casos donde los políticos hicieron tratos con empresas de familiares, etc.
De igual manera prefiero seguir apoyando a un partido que esta empezando a trabajar, y no a los partidos tradicionales que han gobernado durante años a este país mejorando sus propios bolsillos sin pensar en nada mas que ellos mismos.
El poder corrompe es indudable, habrá casos donde quien tenga el poder sea mas o menos humano y sea mas o menos la corrupción, pero los intereses económicos que son los que rigen casi todas las cosas serán los que quieran mandar.
Si dejaran vivir a la demas gente un poco mas comoda acaparando ellos menos riquezas sería mejor.

Es como me comentaba un amigo el otro día, todo esta hecho para cagar al que tiene menos.
Si uno tiene una deuda con el banco de 1000U$S el problema es de uno, no importa si tuvo un problema, el banco le cobrara todos los intereses sin olvidarse de sumar hasta los gastos de la tinta con que escriben.
Si uno debe un millón de dolarés al banco el problema es del banco, le refinaciaran la deuda en comodas cuotas sin recargo, aceptarán que pague la mitad de la deuda y se le anula la deuda siempre hallarán una solución en el que el perjudicado es el banco y no el deudor mayorm incluso le darán otro prestamo de más millones para cubrir el prestamo del millón (algo ilógico no), al contrario de la otra situación donde el deudor menor es el mas perjudicado y el banco es beneficiado.

pobres personas que creen que por tener mas o menos dinero una persona es mas o menos que otra

de igual manera creo los pijos solo son una clase de porqueria, una muy particular e ignorante, se creen mas que los que tienen menos que ellos y los miran con desagrado como si les contagiaran su "pobreza" y se mueren por codearse con gente que tienen mas que ellos.

pero creo que igual que hay estereotipos que debemos sacarnos
a mi al igual que a cesar me disgusta en gran manera la gente que habla como si oliera mierda.
Pero una amiga -que cuando la oi hablar asi mi primer pensamiento fue, noooooo otra cabeza hueca mas por queeeee- me demostro que no por hablar como un pijo/concheto se es un idiota
el desagradado con esa forma de hablar es porque la mayoría de los que hablan así no tienen nada en su cerebro hueco, pero claro hay siempre excepciones las cuales son muy agradables de encontrar

en resumen los pijos son una clase particular de mierda, los hay en todas las clases sociales, porque para ser una mierda solo es necesario se homosapiens(con las disculpas del caso a todos los homosapiens)

aaaahora me vooooy a tomaar el té con masitas (con masitas léase casi impercetiblemente)

saludos

Anónimo dijo...

La verdad es que en este país hay una gran cantidad de pijos hijos de padres que no lo son en absoluto y que han sido educados entre algodones.

Anónimo dijo...

I am actually thankful to the holder of this web site who has shared this enormous piece of writing at
at this time.
Here is my web-site :: piano lessons