domingo, mayo 22

15-M


Vale, lo reconozco: las diez entradas sobre mi hermano me han dejado desfondado. Por primera vez desde que existe Babel, he comenzado dos veces una entrada, ésta, y no he podido acabarlas. A la papelera con ellas. Normalmente las escribo de un tirón, pero ahora estoy así como... ¿agilipollado? Más o menos; se diría que ya no me sale nada que no sea un relato del pasado. Mmmm... qué idea: podría convertir el blog en una autobiografía... No, es broma; ni loco haría eso. Además, hay otros factores que me han bloqueado. En primer lugar, por fin he acabado la novela que tenía entre manos. Quinientas páginas. Soy idiota. En segundo lugar, intentaba hablar sobre la campaña electoral y el Movimiento 15-M, y, reconozcámoslo, todas las campañas son una mierda, pero ésta ha sido una mierda de tiranosaurio con colitis. Es más, he conseguido ignorarla casi por completo. He intentando no leer, ni oír, ni ver nada relacionado con los partidos políticos (de cualquier signo), y en gran media lo he conseguido. Me importa un bledo lo que digan.


Además, yo vivo en Madrid y está claro que aquí ganará el PP, como viene haciéndolo desde que dos tránsfugas le regalaron la comunidad a Esperanza-Aguirre-o-la-cólera-de-Dios. No hay emoción, es un coñazo. Por otro lado, Tomás Gómez, el candidato del PSOE a la Comunidad, es un impresentable a quien no votaría ni jarto de vino, así que por primera vez en mi vida le daré mi voto a Izquierda Hundida. Ni siquiera me acuerdo de cómo se llama su candidato; pero qué más da: no es un voto a favor, sino en contra. Y para lo que va a servir... En cuanto a la alcaldía, ah, amigos, ese puesto le pertenece para siempre jamás a Gallardón, que repetirá su mandato para que, una vez endeudados nosotros y nuestros hijos, se pringuen también nuestros nietos. En fin, votaré a Lissavetzky no sé por qué; quizá porque tiene un apellido muy molón. De nuevo: para lo que va a servir... En Madrid la partida ya está jugada y ganada por el PP, así que, si no eres derechoso, ir a votar es más un acto simbólico que algo significativo.

Pero de pronto, en medio de todo este coñazo, aparece el Movimiento 15-M y muchos parecen asombrarse, cuando lo asombroso es que no haya surgido antes algo semejante. Nuestro sistema electoral es injusto; la partitocracia no responde a las necesidades y demandas de los ciudadanos; existe una masiva corrupción tolerada por los representantes políticos; los sucesivos gobiernos de distinto signo han sido incapaces de resolver los principales problemas del país (educación, vivienda, modernización y diversificación de la economía, etc.); muchos votantes, tanto de izquierda como de derecha, no tienen una opción que represente sus ideas y se ven forzados a entregarle el voto a la alternativa (para su gusto) menos mala... en fin, podría seguir hasta el aburrimiento.

Pero, ¿sabéis?, todo eso ocurría exactamente igual hace, digamos, diez años, y nadie salía a las calles a protestar, nadie se concentraba en la Puerta del Sol. ¿Cuál es la diferencia entre hace 10 años y ahora? Premio: la crisis. Los jóvenes se han alzado cuando su futuro económico se ha visto en peligro. Antes todo era la misma mierda, pero como les llegaban las migajas de (sub) empleos (infra) pagados, nadie chistaba. Es decir, los jóvenes se han levantado no por idealismo político, sino por cruda realidad económica. Lo cual, me apresuro a aclarar, es absolutamente lícito, amén de necesario y digno de aplauso. Lo único es que le quita un poquito de romanticismo al asunto.

Aunque, en el fondo, eso da igual. Aceptemos que la crisis ha sido el catalizador necesario para provocar una reacción popular de descontento. Bienvenido, pues, el Movimiento 15-M y ojalá crezca y crezca hasta convertirse en una marejada imparable. Pero tengo ciertas dudas al respecto. En primer lugar, ¿cuál es la ideología de quienes forman parte de ese movimiento? Me temo que orientada a babor, y mientras no se sumen a él parte de la derecha moderada, su abanico social será incompleto. En segundo lugar, ¿es sólo un movimiento juvenil burgués o podrá extenderse a todos los sectores sociales? Por último: ¿Cuánto durará? ¿Sobrevivirá a las elecciones?

Si sólo es un movimiento juvenil burgués, corre el riesgo de derivar hacia la contracultura; lo cual a mí me parece cojonudo, pero limitaría su alcance. Por otro lado, las propuestas que han hecho hasta ahora son realistas, pragmáticas y razonables. Pero todo está en mantillas; es como tener a un bebé recién nacido delante y empezar a especular sobre si será ingeniero de caminos o torero. Demasiado prematuro, porque puede ser incluso que el bebé la diñe. Algo ha nacido, es cierto; pero, ¿qué es?

Espero que el Movimiento 15-M perdure más allá del periodo electoral, espero que crezca y se coordine hasta alcanzar el suficiente peso como para cambiar las cosas. Porque lo necesitamos, porque no podemos seguir así, porque ya va siendo hora de decir basta.

Y, entretanto, esta tarde después de comer iré con mi familia al colegio electoral para depositar en las urnas mis dos votos de mierda.

11 comentarios:

Gabriel dijo...

César, llevo muchos años siguiendo tu blog. Gracias a ti, he descubierto a muchos autores que merecen la pena, como Wodehouse, y libros enriquecedores, como "Trampa 22" y te quería dar las gracias por ello.
Tambien te quería preguntar, y lamento no hablar del tema que este post trata, que qué cosa le recomendarías a un joven escritor.

Muchas gracias y un saludo

Fdo: Gabriel

Jaimemarlow dijo...

Pues mire, a mí eso de que los jóvenes se levanten por la cruda realidad económica me parece mucho más tranquilizador a que se levanten por idealismo político. El romanticismo/idealismo, en política, suele acabar en guillotinas,cámaras de gas, gulags, etc.

Caliope dijo...

Hola Cesar.

La verdad es que ayer no voté (se que mucha gente pensará que está mal, pero yo les pregunto, para qué?)... no porque fuera una antisistema, sino porque no supe a quién.. Soy una de tantas jóvenes que se han agobiado y malhumorado con el sistema político, la mierda de economía y la lucha continua por conseguir algo.
Porque después de mucho esfuerzo al final del camino no hay recompensa, solo vacío, un precipicio de inestabilidad que te lleva a la desesperación por no encontrar trabajo por tener facturas que pagar y no saber como, conseguir contratos menos que basura que sabes muy bien que te están pagando menos de lo que mereces (un trabajo de 700€ y este mismo puesto de trabajo unos años antes cobrabas 1200€ )
Así que ayer volviendo al tema, tuve en mis manos las papeletas y no supe que hacer, pensé... todos son iguales, todos dicen lo mismo, todos son ladrones y todos nos engañan con malas metáforas y acertijos, ninguno piensa en el pueblo, no buscan la mejora de las personas y solo buscan el voto y su autosuficiencia vaya más allá de lo normal y estipulado, sueldos hinchados y recompensa informativa por seguidores sin cerebro.
Ayer fue un día en el que me dí cuenta que el pueblo necesitaría un nuevo cuerpo político, con un nuevo representante carismático que de verdad ofreciera soluciones al país y que no solo fuera palabrería sino una acción, una reacción real a la acción de las palabras y fines propuestos. Un nuevo Mesías, un Filosofo, un pensador, un revolucionario de la verdad…etc

Porque la juventud veo que ahora se alza en contra de los políticos e ideologías; el vivir cómodos a la sopa boba hace no tener sangre, ni iniciativa. Hoy por hoy como les han tocado donde más duele, el bolsillo y la comodidad de un mundo de estudiante, salen a la calle a protestar, pero en verdad como tu dices, hasta cuando durará esto, en verdad servirá para algo? Yo no se si he perdido la fe, pero no creo en lo que están haciendo, es una fiesta más y una reunión más que si los de arriba no hacen caso, el pueblo no puede conseguir nada. Supuestamente ellos nos representan y nosotros somos los que elegimos, pero elegir entre blanco y gris, que diferencia hay???
Ayer vi. un cartel en la plaza del sol que me hizo ver la autentica realidad política… “donde está la izquierda, al fondo a la derecha”, esta frase representa lo que pienso que todos son el mismo, diferentes mascaras que esconden el mismo rostro…

Pero mi pregunta es: Que hacemos?? Que se puede hacer antes esto? Cual es el camino??

Un abrazo desde la indecisión!!

Arcadi dijo...

Hay muchas realidades . Creo que lo que se ve en estas concentraciones se sobredimensiona. Puede que la mirada empática de los que informan les lleve a ver en los indignados una imagen especular que les recuerda su juventud o unos ideales aparcados.
Dónde yo vivo , entre la juventud , lo que impera es el abuso de drogas , legales e ilegales , el vandalismo , el fracaso escolar y el triunfo de las actitudes delincuentosas apoyadas por la familia. La concentración de Sol o Pza. Cataluña son el resultado de la movilización de la joven burguesía . De un tiempo a esta parte está trinfando la lumperización de las clases más débiles . Hasta que alguien no entre en un banco y lo queme...No sé , creo que el albañil psicótico de Olot representa mejor el espíritu de los tiempos .El inexorable avance de la desesperación violenta . Basta mirar el éxito en Cataluña , en estas recientes elecciones , de Plataforma per Cataluña . Si alguien tiene estómago que le eche un vistazo a su programa. Igual parezco un viejo amargado , aún no tengo 40 tacos , pero echo en falta al Cojo Manteca. ¿ Cuándo sale esa nueva novela César ?

Numael dijo...

Me gustaría que no fuese así, pero me da la impresión de que a medida que pasen los días el interés de la noticia irá decayendo, los medios le prestarán cada día menos atención y la gente que está en las plazas (salvo los irreductibles) se irá cansando y levantando el chiringuito. Ojalá no, pero creo que el 15-M se va a diluir como un azucarillo.

Anónimo dijo...

Vayamos a lo importante: hay una nueva novela de César Mallorquí en boxes. ¿Cuándo saldrá? ¿De qué trata? ¿Es de género fantástico?

:)

César dijo...

Gabriel: Te contestaré en la siguiente entrada.

Jaimemarlow: Bueno, es cierto que tanto el fascismo con el nazismo tuvieron su orgien en el romanticismo. Pero no creo que el idealismo político conduzca indefectiblemente a la barbarie totalitaria. Hombres como Gandhi, Luther King o Mandela fueron idealistas políticos y todos ellos contribuyeron a mejorar la sociedad. En cualqier caso, ya he dicho en el texto que los motivos económicos para alzarse me parecen totalmente válidos.

Caliope, Arcadi & Numael: Os comprendo perfectamente y comparto vuestras dudas acerca del movimiento.

Arcadi & Anónimo de las 4:31: Se trata de una novela de aventuras (al estilo Verne) ambientada en 1920. Y tiene un toque de ciencia ficción a la antigua usanza. De momento se llama "La isla de Bowen" y supongo que se publicará el año que viene. Ya os tendré al tanto.

Big Brother dijo...

Hace unos años (ocho o nueve, tal vez) una empresa de Telefónica -Sintel- despidió a todos sus empleados. Ëstos, como medida de presión, montaron en la Castellana de Madrid un campamento (creo que lo llamaron "de la esperanza") que, formado por tiendas de campaña, chabolas y otras construcciones precarias, ocuparon el popular paseo desde el Bernabéu hasta la Plaza de Cuzco. La ocupación duró varios meses en los que los vecinos y los comercios de la zona tuvieron que soportar todos los perjuicios e incomodidades esperables.
Pasado ese tiempo los manifestantes llegaron a un acuerdo con el Gobierno que nunca se cumplió. Los medios dejaron de prestar atención al fenómeno y hoy en día los trabajadores de Sintel siguen en el desempleo y del fenómeno solo queda un documental premiado con un Goya.
¿A alguien le resulta asimilable la historia a la del 15M?
A mí, sí.

César dijo...

Big Brother: Pues no, hermano, esta vez no estoy de acuerdo contigo. Una cosa es un grupo de trabajadores que protesta para resolver su situación laboral, y otra un movimiento mucho más amplio que intenta cambiar la sociedad. Lo de los trabajadores de Sintel les afecta a ellos, pero no a nosotros. Lo del 15-M nos afecta a todos. Nada que ver.

Lo cual no quiere decir que el Movimiento 15-M no se vaya a diluir, por supuesto. Sin duda, perderá notoriedad y desaparecerá del primer plano público. Pero ahí va mi augurio: se mantendrá vivo en Internet y volverá a surgir en las próximas elecciones. Lo que suceda después... quién sabe; probablemente nada.

Big Brother dijo...

Lo bueno de los blogs es que como no hay un Presidente ni un Reglamento los turnos de réplica y dúplica (o "tríplica", si es que tal palabro existe) no se agotan.
Acogiéndome a ello, quiero matizar que mi referencia a la peripecia de Sintel iba dirigida unicamente a su final: falsas promesas y dilución, en la actualidad y en los medios, del incidente. Para nada quería identificar las motivaciones de uno y de otro que, obviamente, son radicalmete distintas.
Evidentemente, se me nota que, aunque leídos, no he asimilado tus posts sobre el arte de ser escritor, pero te la echo a proyectar cocinas, hacer fotos o tirar con arco.

Blogger dijo...

SuperPayMe is the biggest get-paid-to site.