jueves, junio 2

Göbekli Tepe


Supongo que el raro soy yo, pero no me explico por qué hay asuntos que a mí me parecen fascinantes y, sin embargo, a la mayoría de la gente le dan igual. Por ejemplo, hace tiempo se comprobó que, aparentemente, al universo le falta materia para ser como es. De hecho, sólo podemos detectar un 5 % de los componentes del universo. Veréis, la masa produce gravedad y las galaxias adoptan la forma más o menos compacta y ordenada que vemos porque las estrellas se mantienen unidas mediante lazos de gravedad. Pues bien, teniendo en cuenta la cantidad de materia que podemos detectar en cualquier galaxia, resulta que no hay suficiente para mantener unidas las estrellas y, por tanto, las galaxias no deberían existir. Pero existen, así que debe de haber una clase de materia que no podemos detectar (salvo por su influencia gravitacional) y de cuya composición no tenemos la menor idea. A eso se le llama Materia Oscura y se calcula que constituye el 23 % de toda la masa del universo.

Por otra parte, a finales de los 90 se descubrió algo que revolucionó la cosmología. Hasta entonces, se creía que la expansión de nuestro universo se iba frenando a causa de la atracción gravitatoria (como una bala, que al principio sale a toda pastilla, pero que poco a poco va decelerando, atraída por la gravedad, hasta caer a tierra). Pues bien, nuevas y más ajustadas observaciones demostraron que, en vez de decelerar, la expansión del universo está acelerando. De modo que debe haber una energía desconocida que “empuje” la materia para acelerarla. Se le llama Energía Oscura, nadie sabe qué es y constituye nada más y nada menos que el 72 % del universo.


¿Qué son la materia y la energía oscuras? ¿Existen realmente o acabarán siendo explicaciones fallidas, como la del éter? A mí todo eso me fascina, me parece incluso poético, me asombra... Pero la mayor parte de la gente ni lo sabe ni le interesa. Aunque claro, diréis: ¿Ese rollo de la materia y la energía oscuras tiene alguna importancia para nuestras vidas? Pues no, es cierto, ninguna importancia para nuestra cotidianeidad. Mejor dicho: exactamente la misma importancia para nuestras vidas que el hecho de si Belén Esteban se casa, se divorcia o se encasqueta un par de enormes implantes mamarios. Y sin embargo, cientos de miles de personas se interesan por las peripecias de una impresentable absolutamente carente de interés, salvo por la sin duda intensa atracción gravitacional de sus tetas, que deben de tener otras tetas más pequeñas orbitando a su alrededor. Entonces, ¿por qué Materia Oscura no y la Estaban sí?


Porque la ciencia es complicada, pero las tetas son sencillas. Touché, es verdad. Para asombrarte con la Materia Oscura hay que tener unos mínimos conocimientos de cosmología, mientras que estamos genéticamente programados para valorar las tetas (entendiendo “tetas” como una metáfora sobre la peripecia vital de la mujer-que-le-tocó-la-chorra-a-un-torero, según Ángel Martín dixit). Los seres humanos somos curiosos por naturaleza, pero también perezosos, así que la mayoría solemos mostrar curiosidad sólo por lo más fácil y cómodo de entender.


Vale, pues hablemos de un descubrimiento fascinante relacionado con algo que, en principio, debería interesar a todo el mundo: la religión. En nuestro país, aproximadamente el 80 % de la población se declara creyente, religiosa. Cuando presionas un poco a esos creyentes (por ejemplo, enarbolando la bandera del ateísmo), inmediatamente descubres que la mayoría no sólo creen, sino que para ellos la religión es algo muy importante en sus vidas, una cuestión que llena de sentido y consuelo su existencia. Perfecto. Siendo así, tratándose de algo tan importante, es lógico suponer que mediten con frecuencia sobre el hecho religioso y que se interesen sobre toda novedad importante relacionada con el tema.

Entonces, ¿qué pasa con Göbekli Tepe? Veréis, a mediados de los 90, el arqueólogo Klaus Schmidt excavó en el punto más alto de una cadena montañosa situada en el sudeste de Turquía, a 15 km. de la ciudad de Sanliurfa, en una elevación llamada Göbekli Tepe, que significa “monte panzudo”. Encontró un templo circular de piedra de 30 metros de diámetro, una construcción megalítica compuesta por enormes pilares en forma de T, algunos de hasta 16 toneladas. Recuerda un poco a Stonehenge, pero los pilares están mucho mejor tallados y, lo que es más importante, el megalito inglés tiene cinco mil años de antigüedad, mientras que Göbekli Tepe fue construido ¡hace once mil seiscientos años! Siete milenios antes de la pirámide de Keops.

Estamos hablando del templo más antiguo conocido y, por lo que sabemos, de la construcción más grande y compleja que existía en nuestro planeta por aquel entonces. Es más, probablemente estamos hablando del lugar donde surgió la civilización, pero eso es otra historia. Sorprendentemente, el templo fue deliberadamente enterrado hacia el 8.200 a. C., y, más sorprendentemente aún, hay al menos otros veinte templos circulares enterrados por la zona. Es como si los templos perdieran su poder y fuera necesario ocultarlos y erigir otros para sustituirlos (algo parecido ocurría con las Pirámides de Túcume, en Perú, sólo que nueve mil años después). Pero, siguiendo con las sorpresas, los templos circulares más modernos son mucho más toscos y pequeños que los más antiguos. De hecho, la perfección de Göbekli Tepe, el primer círculo de todos, es extraordinaria, tanto por su acabado como por las estatuas y grabados que lo adornan.


Todo esto es fascinante, o al menos a mí me lo parece, pero si profundizamos un poco más, aún resulta más fascinante. Göbekli Tepe se erigió, como he dicho, hace 11.600 años. Eso es finales del paleolítico o el neolítico temprano. No hay el menor indicio de que en esa zona y en aquella época hubiera agricultura, así que quienes construyeron el templo eran cazadores-recolectores. Y tuvieron que ser muchos trabajando durante mucho tiempo. Pero, sin agricultura y en una zona semi-desértica, ¿cómo se alimentaban? Según lo que se creía hasta ahora, es imposible que un grupo de cazadores-recolectores construyera algo semejante. Göbekli Tepe no debería existir. Pero existe.


Por otra parte, resulta evidente que tuvo que haber un poder, una jerarquía, capaz de concitar y controlar el inmenso esfuerzo que supuso la construcción del templo. Un poder evidentemente sacerdotal. Y de nuevo eso contradice lo que dábamos por supuesto. Hasta ahora se pensaba que la religión organizada (más allá del chamanismo) no surgió hasta que la aparición de la agricultura permitió acumular excedentes de alimentos para mantener una casta sacerdotal, que a su vez reforzaría la cohesión social. Sin embargo, Göbekli Tepe demuestra que, al menos allí, existía religión organizada antes de la agricultura.


Y eso replantea las cosas: quizá la religión organizada no fue consecuencia de la agricultura, sino al revés. Tanto durante la construcción de Göbekli Tepe como en las posteriores ceremonias que allí se realizaban, debía de reunirse mucha gente, multitudes que tenían que ser alimentadas. Y quizá esa necesidad de alimentos condujese a la agricultura, en cuyo caso el motor de la civilización habría sido la religión. Aunque lo más probable es que eso ocurriese de ese modo allí, en el sudeste de Turquía, mientras que en otros lugares y otros momentos sucediera al revés.


En cualquier caso, Göbekli Tepe, el templo más antiguo del mundo, es un prodigio que debería llenar de asombro a cualquier persona interesada en la historia y la cultura; y, por supuesto, a cualquiera con mínimas inquietudes religiosas. A mí, por lo menos, me maravilla, me hace soñar. Pero, dejando aparte a los especialistas, casi nadie ha oído hablar del asunto, nadie le da la más mínima importancia. Y quién sabe, quizá no la tenga; puede que sea una soplapollez que sólo me interesa a mí y a cuatro chalados más. No sé, a veces me siento tan raro...


En fin, por si a alguien le interesa saber más al respecto, en el National Geographic de este mes hay un excelente artículo sobre Göbekli Tepe.


28 comentarios:

Jose Luis G. dijo...

Soy un raro y un chalado también, porque todo lo que has contado me parece fabuloso. :)

Perséfone dijo...

Vaya. Fascinante e intrigante. Como siempre, me enseñas algo nuevo, César :D

Severian dijo...

Muy interesante lo de Göbekli Tepe, no lo conocia. Ya corro a leer sobre ello.

La materia oscura tiene algo mucho más fascinante que el hecho de ser oscura: es muy probable que en condiciones normales la única fuerza que la materia oscura ejerce sobre la materia normal sea la fuerza gravitatoria. Eso excluye en particular a la fuerza de contacto, que está en la base de nuestra interacción con el mundo.

La fuerza de contacto es la que permite que la taza se sostenga apoyada sobre la mesa, que nuestra mano golpee el teclado, y que nuestros pies no atraviesen el piso. Tiene origen en la acción del electromagnetismo y del principio de exclusión de Pauli sobre los electrones que rodean los atomos.

Al no haber fuerza de contacto, entre la materia oscura y la materia normal, no podemos tocar ni ser tocados por nada hecho de materia oscura. La meteria oscura y la materia normal se atraviesan mutuamente como si fueran fantasmas. Sosteniendo la mano delante de la cara y moviéndola hacia la izquierda y hacia la derecha repetidamente, estaremos atravezando innumerables partículas de fantasmagórica materia oscura, que ni nos toca ni es tocada por nosotros.

Por muchas razones, entre la que se cuenta la ausencia de interacción electromagnética, es muy difícil que existan seres de hechos de materia oscura... Lo que es una pena, no se me ocurre una mejor realización para un espectro.

Luis Manuel Ruiz dijo...

No tenía ni idea de esto, y, sí, me interesa. ¿Cuántas novelas hay aquí dentro, querido César?

Moderntime dijo...

Igual la manera de poder entender esa materia del universo sería estudiandola como otro tipo de materia que la que podamos conocer...no se...

En el asunto del conocimiento está bien adquirir todo el que podamos, pero tambien es cierto que a veces el conocimiento puede ser un poco lastre, sobre todo si pensamos en que hay muchas cosas que adquirimos como "conocimiento" y no son mas que meras hipotesis...a veces se corre el riesgo de convertirnos en "enciclopedias andantes" con muchos datos, pero igual poco relevantes...

Es cierto que hay gente que solo se interesa por esos programuchos de cotilleos y comadreos varios, pero tambien hay gente que alguna vez puede ver uno de esos programas y eso no quita qu een otros momentos pueda leer a Stephen Hawkink o a Carl Sagan, o pueda escuchar a Mozart o a Neil Young...

Lo chungo es que hay gente que se queda enganchada a esos programas y eso es todo lo que acaban absorviendo diariamente, cada dia necesitan su "dosis" de saber con quien se acuesta la una o con quien se acuesta el otro, y claro luego en su vida social todos sus comentarios son referidos a esos programas...

Siempre, creo yo, es mejor leer e interesarnos por cuestiones que nos puedan aportar, ya sea sobre ciencia, musica, arte...y tambien todo eso es compatible con un dia hacer un "intermedio" en la mente y ver algo absurdo solo con la intencion de echar cuatro risas y nada mas...

por qué hay una realidad implacable, y es que tanto los que puedan o podamos leer e interarnos por diversas cuestiones o los que tan solo siguen a Belen Esteban o a Rita la Cantora, en el fondo ninguno sabran o sabremos a ciencia cierta quienes somos, de donde venimos ni a donde vamos...

en esencia tanto los unos como los otros tenemos la misma respuesta a esa cuestion:
no tenemos respuesta...

Rodolfo Martínez dijo...

Pues sí, coincido en que me parece algo fascinante... y de lo que no había oído hablar o leído hasta ahora. Curioso.

Ah, y me ha encantado la frase de "exactamente la misma importancia para nuestras vidas que el hecho de si Belén Esteban se casa, se divorcia o se encasqueta un par de enormes implantes mamarios". Con tu permiso, la usaré la próxima vez que alguien me acuse de perder el tiempo en cosas carentes de sentido práctico para mi vida. Gracias.

Gabriel dijo...

Me parece realmente impresionante, lo peor de cuando te pones a pensar en este tipo de cosas, es lo ínfimo que somos y la grandiosidad de la-cosa-en-la-que-vivimos. Como tu dices, hace soñar.

Carlito's dijo...

Pues yo también debo estar chalado, porque a mí también me interesan estas cosas.
De hecho, aunque no tengo ni papa (será porque soy de letras), me fascinan cosas como la física cuántica, la materia oscura y, sobre todo, leer desmontadas las típicas leyendas urbanas como que las gotas tienen forma de lágrima o que es peligroso dormir en una habitación con plantas, etc.
Hay un blog muy interesante que se llama El Tamiz, donde se habla de ciencia y se explican cosas como la teoría de la relatividad y la física cuántica pero sin fórmulas ni zarandajas, más o menos para que cualquiera pueda entenderla. La serie sobre física cuántica, sobretodo, es estremecedora, porque es mu pero que mu rarita y contradice en muchas ocasiones lo que damos por hecho y que parece lógico. Así que aquí dejo esta recomendación para cualquier chalado que le interesen estas cosas.

Por cierto, muy buen post ;). Me han dado ganas de buscar más información de Göbekli Tepe.

César dijo...

José Luis G.: Es que, amigo mío, como dice el refrán: dios nos cría y nosotros nos juntamos :)

Perséfone: Qué alegría volver a verte por aquí, amiga mía. Espero que todo te vaya de maravilla.

Severian: Muchas gracias por tu ampliación sobre el tema de la energía oscura. Un asunto fascinante, sin duda.

Luis Manuel Ruiz: Cientos de novelas, amigo mío, miles. Tú sabes que las novelas se escriben a base de preguntas, y Göbekli Tepe está lleno de enormes, inmensas preguntas.

Moderntime: Por supuesto que uno puede dedicar parte de su tiempo a bobadas sin ningún interés. Es una forma de relajar el coco. Pero, como bien señalas, lo malo es quedarse sólo en eso. Por otra parte, a mí no me interesan tanto la resolucíón de un misterio como el misterio en sí mismo.

Gabriel: El mundo es una constante fuente de sorpresas, la realidad está llena de maravillas. Por eso, la gente que limita su mundo limita al tiempo las sorpresas y las maravillas. Creo que la mejor cualidad del ser humano es la curiosidad.

Carlito's: Como decía al principio, Zeus nos cría y nosotros nos juntamos. Supongo que no visitarías Babel si no compartieras intereses conmigo. Gracias por el soplo de ese blog.

Jorge Magano dijo...

La primera vez que oí hablar de ese yacimiento fue debido a la publicación de una novela titulada "El secreto Génesis", de Tom Knox. La editora española de la novela me la recomendó insistentemente, pero yo no le hice mucho caso, pese a ser un adicto a las novelas de investigación histórica. Esta entrada del blog me ha picado lo suficiente para darle una oportunidad al libro... un día de estos.

Saludos fraternales y babelianos.

Arcadi dijo...

¿ No está el monte Ararat por esa zona ? ¿ Habrá alguna relación ?

Anónimo dijo...

Ni idea de la existencia de gobekli tepe...realmente sorprendente...
Mazarbul

Moderntime dijo...

Me ha parecido muy bien Cesar tu comentario en que dices que no te interesa tanto la resolucion del misterio como el misterio en si mismo...

Hay personas que cuando van de viaje solo estan obsesionados en llegar al destino y se olvidan de disfrutar de todo el viaje ...
es importante saber disfrutar del viaje en si mismo.

César dijo...

Jorge Magano: Ay, amigo mío, conozco esa novela (me la recomendó la misma persona), y... no es muy buena que digamos. Además, no aporta ninguna información interesante sobre Göbekli Tepe. La verdad es que no te la recomiendo.

Arcadi: El monte Ararat está en Turquía, en efecto, pero en el nordeste, mientras que Göbekli Tepe está en el sureste, bastante lejos. Así que no, no creo que haya ninguna relación.

Mazarbul: No sabías nada de Göbekli Tepe, como la inmensa mayor parte de la gente. De hecho, hasta leer el artículo de National Geographic yo sabía muy poquito. Y eso es lo que me asombra: ¿cómo es posible que algo tan asombroso apenas haya recibido atención en los medios?

Modertime: Tienes razón, el objetivo de ciertos viajes no es la meta, sino el viaje en sí. Pero la mayor parte de la gente no viaja: se traslada de un lado a otro, que no es lo mismo.

Numael dijo...

No estoy del todo de acuerdo que temas como la materia y la energía oscura no nos afecten en nuestra vida cotidiana. Muchos avances en física teórica acaban llegando a la tecnología y a nuestras casas. Muchos físicos ya se están planteando que puede haber algo equivocado en la concepción de la física actual, que quizás sea hora de buscar un nuevo paradigma que resuelva estas y otras incongruencias de las teorías que están aceptadas. Solo nos falta un genio (o varios) que lo desarrolle.
Por otra parte no conocía lo de Göbekli Tepe, es impresionante, corro a informarme del tema.
A mi también me apasionan cosas tan "inútiles" como la cosmología y la historia antigua.

César dijo...

Numael: Tienes razón: todo avance científico acaba afectando, directa o indirectamente, a nuestras vidas. No obstante, quizá la cosmología sea una de las ramas de la física más alejadas de nuestra cotidianidad. Estoy seguro de que el conocimiento de la materia y la energía oscuras acabará incidiendo sobre la vida de la gente, pero a muy largo plazo.

Por otro lado, no unos cuantos, sino todos los científicos están de acuerdo en que hay algo equivocado en la física actual. De entrada, las dos grandes teorías que explican la realidad no encajan ni a martillazos, así que una o las dos tienen que estar parcialmente equivocadas. Ahí es nada.

Byron dijo...

Pues César, ya es casualidad que hayas tratado el tema de la astronomía y la inutilidad. Porque hará cosa de una semana o así, navegando por internet, me encontré con un debate sobre la pobreza y las injusticias del mundo en general, y un internauta arremetió duramente contra la investigación astronómica porque "interesaba más contar estrellitas (sic)que preocuparse por los problemas del mundo". A mí tal afirmación me chirrió por todos lados. Me puso hasta de mala leche porque me pareció una forma estúpida de mezclar cosas que no son incompatibles. Si Galileo o Hypatia levantaran la cabeza... Pero es tristemente normal esta tendencia de buscar culpables, enemigos. De tirar por los suelos una cosa para enaltecer la importancia otra. No soy astrónomo, y desgraciadamente no conozco a nadie que lo sea. Pero yo estoy seguro de que hay gente apasionada con la materia que se pasa horas y horas de estudio y me parece poco ético que alguien les espete que "menos contar estrellitas y más preocuparse por África".
Además, qué carajo, el saber no ocupa lugar y no debe estar reñido con nada. La ciencia es digna de respeto y admiración. Y no sólo por los beneficios pragmáticos que nos pueda aportar (que también nos puede dar tragedias, según cómo use el hombre el conocimiento), sino por el enorme esfuerzo y dedicación que hay detrás de cada pequeño descubrimiento científico. Un esfuerzo que mucha gente desconoce.

Por cierto, yo también estoy convencido de que el estudio del cosmos puede repercutir a la larga en la vida diaria. Hace poco hubo un debate en TV3 sobre investigadores universitarios, y se dijo cómo investigaciones que en principio eran inútiles, porque no aportaban nada más allá de conocer el por qué de algo, acabaron siendo fundamentales en algunos campos de nuestra vida diaria.

Un saludo.

CorsarioHierro dijo...

Don César. ¿Qué dos grandes teorías físicas explican nuestra Realidad?


Es que mi inCULTURA es muy amplia.

César dijo...

CorsarioHierro: La Relatividad y la Mecánica Cuántica.

César dijo...

Byron: Hay gente muy burra incapaz de ver más allá de sus narices. He oído mil veces el argumento de que no se debería gastar dinero en investigación científica pura y dedicarlo a obras humanitarias, pero olvidan todos los beneficios prácticos y humanitarios de la ciencia. Seguro que piensan que el programa espacial es un derroche, olvidando desde los LEDs hasta la pasta con que se sellan las caries han sido desarrollados por la NASA.

Personalmente, creo que la ciencia es el mayor y más noble logro del ser humano.

Naeros dijo...

A mí me fascinan tanto la materia oscura como los hallazgos arqueológicos.

Respecto a la materia oscura, lo que más me gusta del método científico es cómo, al enfrentarse a un hecho que contradice todo lo conocido hasta ahora, en vez de tacharlo de locura e intentar ignorarlo, se le busca explicación y desarrollo.

Del hallazgo, tendré que leerme la National Geographic para enterarme. Soy fan de la revista, la verdad, aunque después de la polémica que hubo hace poco con la Atlántida espero que no se trate de algo similar...

JESSICA dijo...

Me uno al club de "raros y chalados". No conocía la existencia de ese templo, pero tu entrada me ha parecido interesantísima. Pienso comprarme el National Geographic :)
Me encantan tus entradas, cada vez que te leo aprendo algo nuevo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

" ¿por qué Materia Oscura no y la Estaban sí?

Porque la ciencia es complicada, pero las tetas son sencillas"
jajajajaja

Me dio mucha risa, es cierto que a algunas personas les da hueva TODO lo interesante.

También es buen gancho para los que se la pasan viendo telenovelas o pendejadas en la tv.
Me gusto el post.

Respecto al blog tengo algunos comentarios.
De principio parece un blog que se auto-venera por ser friki.
Lo normal es que cuando un blog se auto-elogia es porque le falta auto-aprobacion.(generalmente son blogs malos)

mi consejo es que quiten esas mamadas que de:

"si no te interesa la literatura, el cine, el cómic, los enigmas,el juego y EN GENERAL, LAS COSAS INÚTILES, aparta tus sucias manos de este blog"

no creo que la literatura, los enigmas, el cine y documentos interesantes sean cosas inútiles, mucho mas inútil sera la esteban o jersey shore o las tonterias de la tv.

A lo mejor el cómic y uno que otro juego si sean inútiles, pero eso que, ni que fuera blog de niños de 6 años,es mas, ni los niños de 6 años de estos tiempos leen comics.

Hagan algo serio, me gusto su blog.

NorioRock.

V@NES@ dijo...

Soy nueva usando blogs (un poco lenta para interner). Me gusto mucho lo que lei en este...¡al fin con quien compartir estos temas!
Ya habia leido sobre Gobekli Tepe y tu aporte me parece genial.
Me gustaria que pusieras algo relacionado a las ciudades sumergidas encontradas en las costas de Japón e India; y, si no es mucho pedir, sobre la teoría de Halley (el que le da nombre al cometa) acerca de "La tierra hueca".

César dijo...

Vanesa: En cuanto a las ciudades sumergidas de Japón e India, por lo que sé en muchos casos todavía se discute si son formaciones artificiales o naturales, como ocurre en Bimini (Bahamas). Y respecto a la teoría de la Tierra hueca, bueno, creo que hace mucho tiempo que está totalmente desacreditada.

Juan Carlos Vélez dijo...

Cesar, desde Medellín, Colombia, entré en tu blog por lo de Gobleki Tepe. Estoy completamente de acuerdo contigo por que constantemente me pregunto por que la mayoria de la gente es tan simplista y rehuye lo que no entiende a primera vista. No se si ya has comentado de otro gran misterio que representa la historia de la tribu Dogon de Africa, que tienen conocimientos ancestrales sobre el sistema Sirio, que solo años después de divulgarlos a un antropologo Inglés se pudieron comprobar y son tan precisos que no tiene una explicación lógica. ¿de donde vino este conocimiento, ¡tan preciso¡, de un sistema solar tan lejano??????

Anónimo dijo...

Respecto a Göbekli Tepe, (Monte panzudo) en aquel tiempo de transición del paleolítico al Neolítico el territorio era totalmente distinto a lo que es actualmente. Los animales que vemos esculpidos en las piedras, no son del hábitat actual. Incluso veo entre los pilares animales extintos (los que están encima del jabalí se "parecen" al Dodo y felinos). Esto quiere decir que el desgaste por acción del hombre y el clima lo condenaron al olvido.
Un día de hace mucho tiempo dejo de ser el sitio de energía que era y agotado en todo, se sepultó, como respeto a lo que fue y para preservarlo del pillaje.

Anónimo dijo...

La naturaleza necesita de tan solo unos 15,000 años para borrar del planeta casi totalmente las construcciones humanas, entonces si le damos a la naturaleza unos 50,000 las borrara sin remedio, en este caso pueden haber existido varias civilizaciones humanas unas cinco tal vez, la actual bien puede tener unos 13,000 o 15 años de haber iniciado y si nos libramos de más guerras, si la sociedad se impone a los intereses económicos egoístas y se dedica a limpiar el planeta a acabar con el hambre y las enfermedades, es decir si logramos dejar lo negativo de ser humanos y nos concentramos en lo positivo de serlo, la ciencia y la tecnología nos llevara irremediablemente a las estrellas y entonces si comprenderemos el hecho de que fimos creados a obra y semejanza de Dios.
roth66@hotmail.com