viernes, agosto 5

Los mejores planes...


 
          Si esto fuera un auténtico blog, una bitácora de verdad, o sea, un diario donde narro lo que hago y lo que me pasa, entonces haría semanas que os lo habría contado. Pero Babel, en general, no va de eso, aquí no suelo contar mi día a día, y sobre todo, procuro no hablar de las cosas malas que me ocurren. Pero ya mucha gente sabe lo que me ha pasado, así que os lo contaré.

          Como sabéis, el pasado 7 de julio me fui de vacaciones con Pepa, my wife. Tras detenernos brevemente en San Sebastián, pasaríamos unos días en Estella (Navarra), después otro poquito en Santander, y luego iríamos a Gijón, invitado por la Semana Negra, para concluir en Avilés, donde nos reuniríamos con nuestro hijo, Pablo y disfrutaríamos del Festival Celsius.

          Pero, como decía Robert Burns: Los planes mejor trazados de ratones y hombres / se tuercen a menudo / no dejándonos sino dolor y tristeza / en vez del prometido gozo.

          El nueve de enero, apenas dos días después de iniciar las vacaciones, estábamos en un hotel de Estella, el Tximista, construido, en plan moderno, en una antigua fábrica de harinas. Me levanté por la mañanita y abrí la ducha, dispuesto a proceder a mi ritual de aseo. Pero... Las habitaciones tienen las duchas con el plato justo a ras del suelo del cuarto de baño. Eso implicaría contar con un sumidero que tragase agua a toda velocidad. Lamentablemente, no es así, y en cuanto abres la ducha, el baño se inunda.

          Resumiendo: Aguardé a que el agua saliera caliente, con lo cual el baño comenzó a encharcarse. Me dispuse a entrar, pisé el charco que se había formado, resbalé, caí mal... y me fracturé la cadera. Me operaron al día siguiente en el hospital de Estella (ahora tengo un hierro en la pata). Una semana después me trasladaron a Madrid en una ambulancia. Ahora escribo esto sentado en una silla de ruedas, porque durante mes y medio no puedo pisar con la pierna chunga. Ay.

          Tranquilos, estoy bien. La operación fue un éxito, el hueso se está soldando primorosamente, mi familia –sobre todo Pepa- me cuida como a un pachá, alquilamos una moderna silla de ruedas eléctrica y tengo bastante autonomía, no me duele demasiado, me estoy viendo las siete temporadas de Hijos de la Anarquía y leyendo el Seveneves de Neal Stephenson, mis amigos me visitan con frecuencia. No me aburro (como solía decirles a mis hijos cuando eran pequeños: sólo se aburren los tontos). Lo único malo es la inmovilidad y la posterior rehabilitación. Nada grave, aunque sí coñazo.

          Pero hay un problema: Quería dedicar el mes de agosto a seguir escribiendo la segunda parte de La estrategia del parásito, cosa que en principio podría hacer tranquilamente. Pero, veréis, yo escribo al tacto; es decir, usando los diez dedos (nueve en realidad) y sin mirar el teclado. Eso implica que tengo que tener las manos en una posición determinada, siempre la misma. Lo malo es que los brazo de la silla de ruedas están muy altos y muy cercanos al cuerpo, lo cual me obliga a colocar las manos en una posición distinta, demasiado angulada. Y cometo errores cada dos por tres, lo cual no solo me hace bramar, sino que además me retrasa. Así que no creo que escriba muchas entradas durante el mes de agosto. Espero que cuando pueda pasar a mi silla de trabajo habitual recupere el ritmo.

          Entre tanto, feliz verano, merodeadores. Y no os preocupéis por mí; estoy bien, Besitos.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento lo del traspiés, César. Vaya mala pata (nunca mejor dicho...). Espero que te sea leve la rehabilitación y que pronto estés en plena forma.
¡Un abrazo!

Juan Constantin dijo...

Saludos:

No sabía nada. Un nuevo trabajo me absorbe muchas horas y estoy desconectado. Lo lamento mucho. Espero que te mejores y pronto puedas escribir como siempre. Te necesitamos a ti y a tus libros.

Neal Stephenson, estupendo. Me encantó muchísimo su Cryptonomicón. Disfruté todas las referencias a la obra de Tokien (y otras obras de la cultura popular) con las que trufó el libro.

Juan Constantin

Tate dijo...

Hasta hoy mismo desconocía de su existencia, por lo que, como es lógico, no he leído ninguno de sus libros. Hace cosa de un par de horas di con un vídeo de youtube donde exponía 10 consejos para jóvenes escritores, vídeo que me ha encantado. Al final, he acabado buceando a profundidad de piscina en sus títulos, lo que me ha acabado llevando aquí. Y he leído su última entrada del blog. Así que nada, me parecería como mínimo de desagradecido no desearle una pronta recuperación, ya que es de bien nacido el ser agradecido, y, aunque mi madre dice que fui una mosca cojonera en el parto, creo serlo de una manera menos literal. Me animaré a leerme algo suyo. Un placer y lo dicho, que se recupere lo antes posible.

Javier dijo...

Pues lo siento César, espero que te recuperes pronto y que en cuanto puedas viajes a Asturias a disfrutar de lo que has dejado pendiente y así conjures la mala pata que has tenido, ejem,ejem... Aprovecha para leer algo de la pila de libros que tienes pendiente, ver pelis, series, cómics, descubrir buena música y lo que se te ocurra... pero por lo que más quieras, no espíes a los vecinos con unos prismáticos.

Jarl-9000 dijo...

Pues no tenía ni idea. Que te recuperes pronto y gracias por compartirlo.

No me gustan nada esos platos de ducha a ras del suelo. Cuando me he topado con alguno, me he quedado pensando: ¿pero a qué gilipollas se le ha ocurrido poner esto? Además en un hotel, donde nunca dispones de fregona. Son ganas de buscarse problemas. Debería ser parte de las medidas de seguridad.

Al menos te ocurrió dentro de España y pudiste regresar pronto a tu casa.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola César, espero que te mejores pronto, es una coñazo absoluto por donde se mire pero lo importante es que no pases dolores( ojito con la oxicodona que a House le encantaba, je, je ) y agenciarse una buena rehabilitación para que recuperes cuanto antes. Espero que el año que viene vengas a Asturias con un nuevo libro tuyo y podamos verte por aquí, un abrazo y por cierto, Hijos de la Anarquia está genial incluso Stephen King hace un cameo en la tercera temporada(El señor King de motero???), cre; de Neal Stephenson iba a leerme la Era del diamante, merece la pena? es que es un poco tocho. Bueno, los merodeadores siempre pensando en nosotros, un fuerte abrazo y pronta recuperación.
Juan H.

Miguel Valle dijo...

¡Oh, Dios mío!, si yo venía a comentar lo mucho que había disfrutado con La isla de Bowen... En fin, espero que la recuperación continúe tan bien hasta ahora y puedas sacar tiempo para ver un puñado de buenas películas y series. Así cogerás con más ganas el teclado más adelante ;)

Un abrazo.

Eladio Lestrove dijo...

Pues nada, César, a cuidarse. Y toda mi solidaridad... para Pepa, que bastante tendrá con aguantar a un escritor gruñón medio imposibilitado.

Tómatelo con calma. Y dicen que Madrid, en agosto, es una maravilla (a las tres de la madrugada).

Saludos.

Jean Reno dijo...

Mucho ánimo, César!
Un abrazo
PD: ya nos contarás aquí que tal 'Sons of Anarchy'. Yo nunca logré pasar del capitulo 2.

José Yofre Schjaer dijo...

Estimado señor Mallorquí. Le leo habitualmente pero no he comentado nunca por vergüenza torera o simplemente por no tener nada interesante que decir. Sólo quiero desearle una pronta recuperación. Espero poder leerle de nuevo pronto.

Anónimo dijo...

Hola señor Mallorquí, ayer apareció éste artículo en el diario El País

http://elpais.com/elpais/2016/08/02/buenavida/1470161365_026057.html

Como escritor de novela juvenil, qué le parece?

Un saludo y cuídese.

Anónimo dijo...

Lo siento mucho, César. Saludos mios u de Juana G.que, como también tiene un hierro en una cadera desde hace años se siente solidaria
Luis Rodríguez Olivares

César dijo...

Anónimo de las 2:27, Juan Constantin & Jarl 9000: ¡Muchas gracias por vuestros buenos deseos!

Tate: Pues bienvenido a Babel, amigo mío. Y gracias.

Javier: Gracias. Curiosamente, en la entrada que acabo de colgar también hay una referencia a "La ventana indiscreta".

Juan H: No he leído "La era del diamante", lo siento.

Miguel Valle: Gracias. Y me alegro mucho de que te haya gustado "La isla de Bowen"

Eladio Lestrove: Vaya, mi mujer está totalmente de acuerdo contigo.

José Yofre: Gracias, amigo mío. Atención: te mereces un correctivo por llamarme de usted. Pero, por ser tú, lo dejaremos en una advertencia :-)

Jean Reno: Me alegro de verte por aquí, amigo mí. Alguna que otra vez te he visto a lo lejos con tu ¿creciente? familia. Respecto a Hijos de la Anarquía... no es ni mucho menos una obra maestra. Si entras en su juego es divertida, y si no tampoco te pierdes gran cosa.

Anónimo de la 1:19: Te digo lo mismo que a José Yofre: de tú, hombre, de tú... Respecto al artículo, bueno, estoy bastante de acuerdo con lo que dice. Pero eso no afecta solo a los jóvenes, sino a todo el mundo.

Luis Rodríguez Olivares: Qué alegría verte por aquí, Luis. Dale a Juana un beso de mi parte.

Cris Granger dijo...

Menudo susto me llevé cuando me dijeron que al final tu "periplo estival" se había cancelado. Me quedo más tranquila sabiendo que la mejoría está en proceso aunque se trate de uno algo tedioso. Con suerte otro año podremos disfrutar de tu compañía por actividades literarias en Asturias ¡Qué te mejores mucho y te desesperes poco con la recuperación!

César dijo...

Cris Granger: Gracias amiga mía; la recuperación va bien. Y no te quepa duda: el año que viene iré a todos los eventos literario/frikis de Asturias, aunque me tengan que llevar en camilla. O en silla gestatoria, como al Papa.

Rickard dijo...

Vaya, acabo de llegar de mis vacaciones y he leído lo que te ha pasado. Me alegro de que, a pesar de que se te hayan fastidiado en parte las vacaciones, estés bien. Cuídate mucho. ¡Ah! y espero que "Seveneves" te guste más que a mí. Yo me lo he leído estas vacaciones y me ha parecido en su mayor parte un auténtico tostón (salvo que a uno le apasione la astrofísica o la astronaútica, que no es mi caso).

Lo dicho: un abrazo y que te repongas pronto.

Corsariohierro dijo...

Yo también lo he leído tardísimo. ¡Qué te recuperes rápido y bien!

Ana González Duque dijo...

La verdad es que ha sido una mala pata tremenda. Gracias al cielo fue un susto con remedio. La pena es que no pude conocerte en el Celsius y que vamos a tener que esperar más por esa novela ;D.
Un abrazo y espero que te repongas lo antes posible.

César dijo...

Rickard: La verdad es que a mí me interesan la astrofísica y la astronáutica, así que "Seveneves" me está entreteniendo (voy + o - por la mitad). Además, la novela tiene cierto aroma a otros tiempos de la cf. Dejando aparte el estilo, podría ser de Clarke.

Corsariohierro: Gracias.

Ana: Está claro que una fuerza de la naturaleza no quiere que tú y yo nos conozcamos. Y para impedirlo me ha roto las cadera, la muy jodida... En fin, otra vez será. Y sin huesos rotos, espero.

Terencio Galindo dijo...

Hola César. Leo tu blog asiduamente aunque nunca había comentado antes, más que nada por pereza y/o timidez. Espero ya estés recuperado del todo de la fractura de cadera y que no te complique volar en el futuro (ya sabes, los chequeos en los aeropuertos son unos auténticos coñazos). A propósito de la cita de Robert Burns que pusiste, me hiciste recordar otra (creo que es de Samaniego) " es vana sobremanera / toda humana previsión / pues en más de una ocasión / sale lo que no se espera".

Saludos,

César dijo...

Terencio Galindo: No, todavía no estoy recuperado del todo. Es un proceso muy lento, qué le vamos a hacer. Y tienes razón, claro: ahora mi clavo de titanio me hará pitar en los aeropuertos. Buena cita la de Samaniego