viernes, septiembre 30

La buena esposa



          ¿Qué es lo que más os gusta de la literatura? ¿La prosa, los argumentos, los personajes, las ideas, los diálogos, las descripciones...? Qué pregunta más idiota, ¿verdad? Os gusta todo, claro, porque una novela es un todo y no un Mecano que se pueda desmontar. No obstante, siempre hay ciertas preferencias, distintas sensibilidades. Está claro que si tu escritor favorito es Azorín, tus intereses literarios diferirán de los de alguien que prefiera a Pio Baroja.

          En mi caso, nada me gusta más que leer un texto bien narrado. La narrativa, esa es mi debilidad (entendiendo “narrativa” como “técnica narrativa”). Pero atención, a veces se confunde una prosa elegante y fluida con buena narrativa, y no tiene nada que ver. De hecho, con frecuencia un prosa preciosista va en detrimento de la narrativa. Intentaré explicarme: una novela muy centrada en la prosa se convierte muchas veces en un álbum de fotografías. Puntos estáticos en los que te detienes. Pero la narrativa es flujo, movimiento, estrategia. La narrativa no es fotografía; es película.

          Pero no basta con eso. De poco importa lo que suceda, por bien narrado que esté, si no te interesan los personajes a quienes les sucede. Ese es mi segundo puntal de la literatura: el diseño de personajes. Y luego, por supuesto, muy cerquita viene todo lo demás.

          Cuando digo literatura en realidad me refiero a cualquier arte narrativa, como el cine o el comic. No es que sus técnicas narrativas sean iguales, pero en líneas generales se parecen mucho (a fin de cuentas, todas están basadas en la elipsis).

          Os he soltado este rollo porque estoy viendo las siete temporadas (voy por la 6ª) de una serie de TV sencillamente, por decirlo en dos palabras, im-presionante. Me refiero a The Good Wife, producida por los hermanos Scott (Ridley y Tony) y creada por un matrimonio, Robert y Michelle King, que también son los show runners.

          ¿De qué va la serie? Os transcribo la sinopsis de Wikipedia: “La historia se centra en el personaje de Alicia Florrick, interpretada por Julianna Margulies. Alicia es una madre y esposa que debe hacerse cargo de la conducción y manutención de su familia después de que su esposo, Peter Florrick, (Chris Noth) –prominente político que tenía el cargo de fiscal del condado-, es destituido y encarcelado bajo el cargo de corrupción política al mismo tiempo que se difunden al público videos que documentan que mantenía relaciones sexuales con prostitutas”. Pero eso sólo es el principio. Alicia, hasta entonces un ama de casa, retoma su profesión de abogada y entra a trabajar en un prestigioso bufete. Lo que sigue narra, por un lado, la vida sentimental y personal de Alicia, y por otro su carrera profesional.

          Reconozco que, de entrada, esto puede crear suspicacias. Es una serie de abogados (y a mí no me gustan las series de abogados). Está protagonizada por una señora bastante pija. Aunque hay un arco narrativo general, son capítulos autoconclusivos. Es larga: cada temporada consta de 22 capítulos.

          Sin embargo, se trata de una de las series mejor narradas que me he echado a la cara, con unos guiones... ¿perfectos?... que fluyen con asombrosa naturalidad. Unos guiones basados en personajes atractivos perfectamente diseñados; y no me refiero sólo a los protagonistas, sino a todos los personajes (y hay muchos), incluyendo a los más secundarios. Por ejemplo, cada juez que aparece, aunque sea brevemente, tiene su propia personalidad.

          Un consejo que pensaba dar, y que adelanto, es que cualquiera que desee aprender a narrar y diseñar personajes, vea esta serie. Que la vea, la estudie y analice, porque es todo un master sobre cómo contar historias. No me resisto a poner un ejemplo.

          Uno de los personajes secundarios de la serie es David Lee (interpretado por el gran Zach Grenier), socio del bufete de Alicia. Es un hijo de puta, maquinador, mentiroso, desagradable, ambicioso, un perfecto cabrón. Pues bien, en cierto episodio muere uno de los personajes principales (un personaje al que Lee, en el pasado, ha intentado echar del bufete). Cuando, en medio de una reunión, recibe la noticia de esta muerte, Lee no mueve ni un músculo de la cara, no dice nada. Imperturbable, abandona la sala de reuniones y se encierra en su despacho. Entonces, su cara se descompone y suelta un sollozo. Sólo uno. Dura un instante; acto seguido, se recompone y regresa con los demás, volviendo a ser el hijoputa de siempre.

          Es un mero detalle, pero qué detalle tan sabio. Lee era un personaje de una pieza, y gracias a ese sollozo se convierte en un ser humano. Pero ese sollozo oculto, esa avergonzada muestra de humanidad, también hace que nos preguntemos si Lee es un hijo de puta auténtico, o una persona “normal” que ha decidido convertirse en un hijo de puta para sobrevivir en un mundo de lobos.

          La serie se mueve en tres ambientes distintos, pero interconectados: el derecho, la política y el laboral. Todos ellos son territorios turbios donde las fronteras entre el bien y el mal se difuminan. Y en cierto modo de eso va la serie, de la imposibilidad de eludir el mal o, tan siquiera, reconocerlo. Alicia es un personaje honesto precipitado a un universo de ambigüedad moral. Durante el proceso, Alicia cambia, despierta, espabila, se endurece, se harta, se cabrea... ¿y finalmente se corrompe? Todavía no lo sé.

          The Good Wife tiene buenas historias, buenos personajes, buenos diálogos, buenas situaciones, algo de drama y también humor. Pero sobre todo es el perfecto manual de uso para el buen narrador.

NOTA: Mi fracturada cadera se va reponiendo. Voy a rehabilitación tres veces por semana, hago ejercicios en casa y camino con un andador. Pero el proceso es leeeento y sigo muy limitado de movimientos (porque duele, coño). Esta es la razón por la que me estoy zampando una serie tras otra. Hijos de la anarquía (7 temp.), Jessica Jones (1 t.), Daredevil (2 t.), El último reino (1 t.), Stranger Things (1 t.), The Good Wife (en proceso), así como capítulos sueltos de otras series... La verdad es que, con esta profusión de buenas series de TV, he ido a escoger el mejor momento para quedarme varado en casa.

25 comentarios:

Jarl-9000 dijo...

Si tan bien la pones, habrá que darle una oportunidad en algún momento.

¿Y qué tal con Daredevil y Jessica Jones? Daredevil me parece mejor, pero Jessica Jones tiene a David Tennant (impagable su Doctor Who).

Yo estoy acabando la tercera de The Americans, siguiendo recomendación de este blog.

Antes de eso vi el final de Person of Interest, (casi) de sobresaliente.

Si me lo permites, te recomiendo también "Gravity Falls", una serie de dibujos animados de la Disney. Está enfocada para niños, pero cualquier adulto puede deleitarse con ella. Sólo la intro ya es un goce.

Y, según me han contado, ahora Arrested Development está disponible completa en español en Netflix. Hasta ahora sólo lo había estado la primera temporada.

Que la recuperación siga adelante. Mucho ánimo.

Juan Constantin dijo...

Saludos:

Me alegro de que la recuperación vaya por buen camino. Ánimo.
Es buena manera de aprovechar el tiempo eso de ver temporadas completas de series. Si te gustó en Jessica Jones el trabajo de David Tennant -también en Broadchurch hace un gran papel- te recomiendo que veas su Doctor Who -él es EL DOCTOR definitivo-, temporadas más cortas y con algunos especiales navideños para enmarcar.

Juan Constantin

P.D. ¿Recuerdas el "documental" titulado "El Impostor", de hace algunos meses...

https://youtu.be/iQeqXAIIU1w

Bueno, pues tengo confirmación de primera mano de que es verdad, al menos una parte de él. Si te parece bien, lo explicaré más ampliamente.

Mazcota dijo...

Cachis!, otra serie para la lista de las futuribles. A este paso voy a necesitar otra vida si pretendo verlas todas.

Daredevil no está nada mal (goza de una gran producción), pero le falta un no sé qué para pasar del notable. Además, la segunda temporada pierde algo de fuelle. En cambio, Jessica Jones me aburrió bastante, excepto cuando aparecía David Tennant para hacerla subir varios enteros. Un buen malo, y tan bien caracterizado, no se ve todos los días. Strangers Things es una mezcolanza de varias películas ochenteras, pero está tan bien cocinada que es perfectamente disfrutable aún siendo consciente de su enfoque infantil. Y... lo siento, pero el resto no las he visto.

Como has comentado que no te gustan las series de abogados (y luego te contradices a ti mismo dedicándole a The good wife una entrada y el visionado de ¡¡siete!! temporadas, demostrando que da igual de qué trate una serie mientras sea buena), me atreveré a recomendarte otra: Better Call Saul. La primera temporada es, sencillamente, sublime. Luego está la segunda, en la que apenas pasa nada y, a mi parecer, se la podían haber ahorrado. Pero los diez capítulos de la primera son oro puro. Con decirte que mejora a Breaking Bad ya lo he dicho todo, aunque es muy probable que ya te hayas zampado esta maravilla y sea totalmente innecesario ponerte los dientes largos.

Elena Rius dijo...

Muy fan de The Good Wife desde hace tiempo. Cuando terminé el último capítulo de la última temporada, quedé como huérfana. Sigo añorando a Alicia, a Diana, a Eli Gold y a todos los demás... Estoy plenamente de acuerdo con o que dices: no es una serie de abogados, sino de personajes. ¡Y qué personajes!
Me alegro de que tu recuperación vaya progresando. ¡Disfruta de las series!

CorsarioHierro dijo...

Sigues mejorando. Me alegro ;)

Juan H. dijo...

Hola César, tomo nota de la serie, cuando la pusieron, me paso desapercivida así que es una buena ocasión para rescatarla. La última que he visto fue Stranger Things, que está bien pero quizás no disimularon mucho las influencias, tal vez, muy consonantes con la nostalgia, pero me gusta esa mezcla de Stephen King, los limites de la realidad, Goonies, La Cosa, E.T. y demás, a ver como es la segunda temporada. Por cierto, ¿Has termiando Seveneves?. Espero que la recuperación siga, aunque lenta, cada vez mejor, cada día es un paso. Te mando mucho ánimo y mucha fuerza. Un abrazo amigo.

Juan H.

Pinky Blossom dijo...

Recuerdo haber visto el primer episodio y que no me enganchase demasiado, así que la dejé para más adelante y al final la dejé ir. Tendré que volver a ella, a ver qué tal.

Pero si de narración va la cosa, en lo personal, no he visto serie mejor narrada que "How to Get Away With Murder" ("Cómo atrapar a un asesino" aquí en España). Nunca en mi vida había visto un piloto como el que me ofreció esa serie y me mantuvo enganchadísima semana tras semana esperando que sacaran un episodio nuevo. Mezclan flashback, flashforward y presente de tal manera que vas hilando todo a medida que ellos quieren y sin dejar ningún dato al aire. Nunca había visto algo así y me pareció increíble.
Tal y como pasa en "The Good Wife", no solo se centra en el mundo de la abogacía (porque también es de abogados, sí xD), sino también en lo personal y en el asunto turbio en el que están implicados.
Los personajes también están muy bien construidos y no solo eso, sino que evolucionan poco a poco para bien o para mal. Ni se estancan ni de repente cambian su personalidad (que en series americanas no es raro que ocurra cualquiera de las dos).
Aun sigue en emisión, acaba de empezar la tercera temporada.

La verdad, si de series se trata, ya sean de dibujos, reales o de cualquier país, siempre hay diamantes en bruto (como en todo en esta vida xD). Aprendes muchísimo y encima te lo pasas bien, ¡toda una gozada! Adoro ver series jajaja

PD: Stranger Things. Me vi los 8 episodios de carrerilla y eso que el género no me gusta. Pero entre la interpretación de Wynona, la originalidad para algunos eventos, la elección de planos y la música (sin olvidar las referencias a grandes mitos de los 80)... no pude separarme de la pantalla hasta haberla completado. ¡Y con ganas de que llegue la segunda temporada! jajaja

César dijo...

Jarl-9000: Aunque sé que estoy en minoría aquí, me gustó más Jessica Jones que Daredevil, y no solo por Tennant (aunque también). Creo que tiene mejores personajes, incluyéndola a ella (de hecho, sobre todo ella), y más "profundidad". No sé, me la creo más. También se aleja más del modelo superheróico usual.

Pero Daredevil también me gustó. Es sorprendentemente oscura y sorprendentemente violenta. Vincent D'Onofrio está estupendo como Fisk, pasando en un segundo de la calma de perro pachón a la violencia asesina. La primera temporada tiene un hallazgo estupendo: presentar al malo, a Fisk, en el proceso de enamorarse. Eso aporta facetas nuevas a una historia en el fondo vieja.

No me has dicho qué te parece The Americans; aunque si ya vas por la tercera temporada supongo que no te habrá parecido mal del todo... En cuanto a Person of Interest, no la he visto. Dicen que está bien. ¿Vale la pema? Veré Gravity Falls y Arrested Development; gracias por el soplo.

Juan Constantin: Sé que es difícil de creer, tratándose de un friki como yo, pero confieso que jamás he visto un episodio del Dr, Who. Ni un trocito siquiera. Nada. Cero. Teniendo esto en cuenta, ¿es el Who de Tennant lo que me recomendarías para estrenarme? ¿Puedo verlo sin necesidad de tener antecedentes y referencias?

Claro que recuerdo El Impostor. Me pareció fascinante. Así que, claro, cuenta, cuenta...

Mazcota: Sí, yo también creo que a Daredevil le falta algo para alcanzar el notable alto. Hay en la serie dos miradas, una más infantil y otra más adulta. Y a veces ambas miradas no se sincronizan e incluso chocan. También le faltan buenos personajes (y buenos actores), porque Foggy y Karen son de pedrada. La verdad es que el único personaje atractivo es Kingpin, en mi opinión al menos. En cualquier caso, es una serie digna; mejor que la mayor parte de las películas de superhéroes.

Lo que dices es muy cierto: el tema de una serie, o de una novela, importa un bledo. Y, por supuesto, ¡claro que he visto y disfrutado Better Call Saul! Incluso me gustó la segunda temporada. En lo único que no estoy de acuerdo es en que mejore a Breaking Bad, por la sencilla razón de que Breaking Bad no se puede mejorar.

Elena Rius: Qué bien, qué alegría encontrar un alma gemela. En efecto, The Good Wife no es una serie de abogados, igual que House no es una serie de médicos. En ambos casos, el derecho y la medicina, respectivamente, no son más que pretextos para hablar de otra cosa. House habla sobre las personas y la mentira, y The Good Wife sobre las personas y la ambición.

Ayer comencé a enumerar los personajes de The Good Wife que me gustan y me maravillé, porque son la mayoría. Jamás he vito otra serie (o película, o novela, o cómic) con tantísimos personajes atractivos. ¿Mi favorito? Creo que Eli Gold (a mi mujer le gusta Diane). Pero también me fascina Elsbeth Tascioni, esa abogada surrealista que a veces ayuda a Alicia.

Juan H: Stranger Things me parece un habilísimo pastiche del fantástico de los 80. Creo que uno de sus principales alicientes es identificar las influencias y los referentes. Algo parecido hizo Abrams en "Super 8".

Pinky Blossom: Pues te recomiendo que le des una oportunidad a TGW. No te quedes en el primer capítulo; permite que los personajes interrelacionen y disfruta con ellos.

He oído hablar bien de "How to Get Away With Murder", y ahora que me la recomiendas le daré una oportunidad. La verdad es que no solo tenemos suerte por disfrutar de tantas buenas series, sino también por disponer de un acceso casi ilimitado a esas series.

cORSARIOhIERRO dijo...

En origen, en el cómic, Jessica Jones vivía en el universo de los superhéroes pero no estaba integrado en el corazón del mismo.

Anónimo dijo...

The good wife la tengo en cartera. Mi mujer la vio y me dijo que es una serie redonda. Terminé breaking bad, que me encantó. Ahora estaba con the americans, que me parece genial (cuando salen disfrazados me parecen la caña. La verdad que actúan muy bien y te mantiene intrigado una capítulo tras otro ). Vi no hace mucho El Fin de la Infancia, y no está mal. Se deja ver, es una serie de tres capítulos (pero largos). La verdad que me gustó. Y una serie que tengo pendiente es Galactica (la nueva). Hablan de ella muy bien. También me gustó una de ciencia ficcion de Hally Berry. La primera temporada está muy bien. Creo que la cancelaron. Lo que no pude entender nunca fueron el éxito de series como Embrujadas, entre fantasmas o Buffy cazavampiros. No pude con ellas. Y algo deben tener cuando el agua suena.

Y espero que pronto te recuperes y que te sea leve el trayecto.

Mazarbul

Jarl-9000 dijo...

Cuando comenté no me podía enrollar, así que lo puse todo en plan telegrama. Ahora voy con la versión extendida.

Jessica Jones: Aunque diga que Daredevil es mejor, Jessica Jones me gustó más. Puede que fuera por eso que dices de que es un poco más original. Jessica es puñeteramente encantadora (no se me ocurre cómo decirlo de otra forma). Y con Trish (It's Patsy!) Walker me llevé una grata sorpresa. ¿Para cuándo Gata Infernal?

The Americans: Me gusta, me gusta. Te mantiene en vilo la mayoría de las veces, y cuando no, te basta con los personajes. No sé si será acertado, pero me recuerda (en enfoque) a Mad Men, pues se cimentan en el tratamiento de los personajes y juegan con la recreación de una época del pasado reciente. La principal diferencia es que, a partir de la tercera temporada (creo), Mad Men dejó de interesarme. Tuvo que reinventarse y lo que contaba me parecía vacuo, sin chicha. La veía por autoimposición. Todavía tengo pendiente la última temporada.

En cambio, con The Americans siempre hay alguna misión en marcha y eso le proporciona un equilibrio muy saludable. Por otra parte, el trasfondo del espionaje da mucho más juego argumental y eso hace que no te aburras tan fácilmente de los personajes, pues lo que les pasa es verdaderamente importante. Empezando la cuarta temporada y subiendo. Gracias por la recomendación.

Person of Interest: De lo mejorcito que se ha hecho en los últimos años (que ya es decir). La primera temporada es muuuy convencional (no digo mala, sólo convencional), pues consiste en el caso de la semana. Todo eso cambia a partir de la segunda temporada, cuando ya han establecido las bases y deciden zambullirse, coincidiendo con la introducción del personaje de Root. A partir de ahí, superficialmente sigue teniendo la misma estructura típica del caso de la semana, pero las implicaciones generan una trama con mucha riqueza.

Por otra parte, todos los personajes principales me gustan. Desde el hieratismo de John Reese hasta la candorosa psicopatía de la mencionada Root, pasando por la solidez ética de Finch y la moralidad enfangada de Fusco.

Dollhouse: Esta no la mencioné, pero no me resisto a recomendarla. La cancelaron en la segunda temporada y fue una auténtica pena, porque lo que había mostrado hasta entonces sólo me parece superable en televisión por lo que insinuaba que iba a mostrar. Empieza lentita, sentando las bases porque hay mucho que asimilar, pero a partir del sexto capítulo te golpea en la cara y te deja KO. Todo un virtuosismo de la ciencia ficción. Y aquí hay tela de narrativa.

Jarl-9000 dijo...

(Sigo)

Doctor Who: La mejor forma de empezar de cero es con Christopher Ecclestone, el noveno doctor, pues con él empezó la nueva época de la serie (1x01-1x13 de la serie de 2005), a cargo de Russel T. Davies. Ecclestone dura sólo esa temporada, pero ojo, pues aunque él lo hace bien y hay buenos capítulos, la temporada en sí es de lo peorcito que me he echado a la cara, sobre todo el primer capítulo, qué cosa más mala, por Dios... Con el 1x03 me dormí; cuando mi mujer me miraba ya con una cara de "Pero ¿a ti te gusta esto?", nos saltamos el 1x05 por error (que es la segunda mitad de un capítulo de dos partes) y nunca lo eché en falta... A partir del 1x06 es cuando empieza a vérsele algo. El 1x09-1x10 es la mejor historia sin duda de la temporada (como todas las que firma Moffat con Davies como responsable de la serie).

A partir del 2x00 (debut de Tennant en el especial de Navidad, donde aparece apenas cinco o diez minutos), se nota un salto cualitativo no sólo en la producción, sino también en los guiones. El 2x01 fue un soplo de aire fresco, el 2x02 te deja en ciertos momentos diciendo "Hey, esto está mejorando", con el 2x03 te das cuenta de que detrás hay mucho potencial, y con el 2x04 (también de Moffat) te tienes que quitar el sombrero. A partir de ahí ya da igual que te salgan capítulos malos (que aviso que los hay), para entonces Tennant se ha hecho perfectamente con el personaje y es capaz de hacerle frente a todo.

Tennant dura hasta la retirada de Russell T. Davies, en los especiales posteriores a la cuarta temporada. En ese momento se cierra una época y, si lo quieres dejar ahí, bien que puedes hacerlo. En el 5x01 entra Matt Smith. Su doctor tiene muy buenos capítulos, pero no es lo mismo, ni el mismo doctor ni la misma serie. Considero que su mejor trabajo es precisamente su debut, y aunque Moffat (que ahora pasa a ser el responsable) sigue haciendo buenas historias, prefiero con creces al Moffat visto a través del filtro de Russell T. Davies. De hecho, en la época de Tennant, Davies pasó para mí de ser el peor guionista a ser el mejor, tan solo detrás de Moffat.

¿Vale la pena tragarse la primera temporada? A la larga, creo que sí. Pues Russell T. Davies lo deja todo pasmosamente bien cerrado (teniendo en cuenta que no sigue un plan prefijado) y hay referencias múltiples que luego agradecerás. Pero ésa es una decisión que tienes que tomar tú mismo con la información que te he dado.

Galactica: La serie empieza muy bien. Mantiene hábilmente el interés en la primera temporada y gran parte de la segunda. Después, la cosa se va complicando y pierde mucho fuelle porque no lo conducen bien. Desde entonces tiene pequeños repuntes, pero el mal ya está hecho. Lo peor es que, cuando lo intentan arreglar, más lo estropean.

Y aunque te digan que hay un plan... es todo mentira. Eso es un Perdidos antes de Perdidos.

Jarl-9000 dijo...

PD: Ups. Acabo de caer en la cuenta de que si estás ocupado en la continuación de "La Estrategia del Parásito", ver Person of Interest puede condicionarte. Avisado quedas.

César dijo...

Corsariohierro: Es cierto, Jessica Jones está en el universo Marvel, pero no forma parte de él. Afortunadamente.

Mazarbul: Me alegro de que te guste The Americans. Como yo la recomendé en el blog me siento un poco responsable... ¿Se ha programado ya El fin de la infancia en España? No lo sabía. La buscaré. En cuanto a Galactica, es una serie de la que mucha gente, gente de fiar, me ha hablado bien. Pero no sé, me da perezón...

Jarl-9000: Caray, menuda ampliación de comentario... pero muy bien, gracias por las recomendaciones y comentarios. Respecto a las similitudes entre Mad Men y The Americans que señalas, no estoy muy de acuerdo. Aunque ambas series están enclavadas en épocas muy concretas (los 60 y los 80), creo que Mad Men está muy centrada en su contexto histórico, reflejando un momento de cambio, mientras que The Americans se limita a utilizarlo. Por ejemplo, Mad Men usa la estética de su época de una forma muy significativa, pero The Americans no.

Por cierto, The Americans es la serie donde la muerte de un personaje (no diré cuál) más me ha afectado. Todavía lloro por él/ella...

Muchas gracias por tu información sobre Dr. Who; la tendré muy en cuenta. Y, carajo, me dejas escamado con eso de que Persons of Interest puede condicionarme la continuación de La estrategia del parásito... Pero como, en efecto, estoy escribiendo esa continuación, prefiero no saber por qué. Así que relego el visionado de esa serie hasta que acabe de escribirla.

Juan Constantin dijo...

Saludos:

No coincido del todo con Jarl-9000, respecto de Doctor Who.
La primera temporada moderna -la de Ecclestone- es algo acelerada y titubeante, cierto. Pero creo que es atribuible a que se estaba reviviendo la serie tras un largo parón (1989-2005), y no se sabía cómo iba a reaccionar el público ante un nuevo y desconocido Doctor -en la película no moría y se reencarnaba-, ni si las historias engancharían, así que trataron de conseguir nuevos fans a la vez que mantenían a los antiguos. Y también, claro está, los nuevos guionistas tuvieron que hacerse con la serie y los personajes, y cometieron errores. Pero es una serie que había que modernizar, y no sólo en cuanto a los efectos especiales (que nunca fueron problema, aunque estuvieran hechos con cuatro peniques). La primera palabra que pronuncia el Doctor la define a la perfección. Desde luego, parece que acertaron, pues sigue alive and kicking 11 años después.

Juan Constantin

Juan Constantin dijo...

Saludos:

Y ahora paso a explicar lo de El Impostor (The Imposter). Para resumir, por si alguien no sabe de qué te hablo, el documental cuenta la historia de cómo en Linares, España (está en Jaén) el 7 de octubre de 1997 se avisa a la policía de que hay un menor de unos 14-15 años abandonado y asustado.
La policía lo recoge y lo traslada al Centro de Menores de la localidad, donde permanece un tiempo. Luego se descubre que se llama Nicholas Barcley y que es americano, que desapareció hace unos años y le daban por muerto. Contacta con la familia y su hermana viaja desde EE.UU. para reconocerlo oficialmente y devolverlo a casa. Antes de que llegue, el menor intenta huir, pero lo encuentran. Lógico, porque, según se va contando, en realidad no es Nicholas, sino un usurpador llamado Frederic Bourdin, que se había hecho pasar por Nicholas para no ir a la cárcel.. y se le parecía lo que un huevo a una castaña. Lo cuenta en primera persona. Y, en esas circunstancias, se produce la reunión con la hermana.
Y aquí el documental da un giro que te deja ojiplático y boquiabierto y que no comento por si alguien quiere verlo...

https://www.youtube.com/watch?v=iQeqXAIIU1w

Bien, hasta aquí la peli. Yo vivo cerca de esa localidad (Linares, Jaén) y me llamó mucho la atención el documental. Además una de las trabajadoras del Centro de Menores es de mi pueblo, aunque en esa época no trabajaba allí y no pudo confirmarme nada cuando le pregunté.
Yo, como mucha gente, estoy inscrito en Bolsas de Trabajo para hacer sustituciones para la Junta de Andalucía, por enfermedad, vacaciones, bajas de maternidad, etc... Y este junio me ofrecieron una sustitución de cuatro meses en el Centro de Acogida Nuestra Señora de la Cabeza -el de Linares-, que acepté.
Como sustituimos a los fijos, no pude preguntar a los más veteranos sobre el tema del documental, hasta hace un par de semanas.
Una noche, cuando los menores ya estaban durmiendo, estábamos en la Sala de Educadores y una de las compañeras era de las más veteranas, así que le pregunté cuánto tiempo llevaba el Centro abierto y me contestó que más de 30 años, aunque antes era de las monjas, hasta que lo cogió la Junta. Entonces le pregunté si recordaba haber tenido algún menor americano en el Centro. Y su respuesta fue que sí. Uno. Nick. Hacía casi veinte años, pero lo recordaba porque llegó al Centro casi al mismo tiempo que ella empezaba a trabajar allí y porque siempre iba con chándal de capucha y gorra, muy moderno para la época.
Cuando le pregunté qué había sido de él, me dijo que su hermana de Estados Unidos vino a por él. Entonces le comenté la historia del documental y se quedó muy sorprendida. Se lo mostré en Youtube y apenas se lo terminaba de creer.
Como ves, César, aunque tiene bastantes inexactitudes en cuanto al funcionamiento de un Centro de Menores -eso de dejar a un menor solo una noche en la oficina para que pueda llamar a USA es bastante inverosímil-, al menos la primera parte del documental parece ser cierta.
Un claro ejemplo de que la realidad puede superar a la ficción más elaborada.

Juan Constantin

César dijo...

Juan Constantin: Fascinante ese asunto de El Impostor (animo a todos los merodeadores a que vean el documental). Como te dije en su momento, lo que ya sería la pera es que la teoría del detective fuera cierta... Menudo novelón si fuera así; aunque realmente, aun sin ese final, ya lo es. Muchas gracias por compartir tus averiguaciones.

José Winston Pacheco Orellana dijo...

César: su comentario me cautiva.Intuyo la autenticidad de sus conceptos y la originalidad aleccionadora en el desarrollo del tema, específicamente en lo que toca a la narrativa y su forma de interpretarla.Solicito su permiso para reproducirlo en mi blog http://ciudaddeletras2.blogspot.com en mi sección de página invitada. Muchas gracias por compartir tan valiosa entrega.

César dijo...

José Winston Pacheco: Por supuesto, amigo mío; tienes mi permiso para reproducir la entrada en tu blog.

Anónimo dijo...

Vaya por Dios,César...me has dado en mi punto débil: "The good wife". A mí me atrapó enseguida y yo creo que, sobre todo por la fuerza de la protagonista,Alicia (bueno,Julianna Margiules) Se ha dicho que es "la serie de los secundarios de lujo" y es totalmente cierto también. Es una serie de PERSONAJES, así, con mayúsculas,cada uno con sus conflictos y los vas conociendo y comprendiendo a cada uno en su medida. Es, además, divertida en muchas ocasiones.Por ejemplo: la aparición de la loca abogada Elsbeht Tascioni (Carrie Preston) o del inolvidable protagonista de Regreso al futuro como abogado que usa su enfermedad como le da la gana, sobre todo para sacar de quicio a todo el mundo...¿Y que decir de la impresionante Kalinda (Archie Panjabi) como investigadora? ¿Y las madres respectivas de Alicia y Peter? Se empieza y no se acaba con este tema. Acabo refiriéndome a un momento muy tierno que a mí me encantó: cuando Eli Gold(Alan Cumming),tan cínico y manipulador, se enamora como un chiquillo de Natalie Flores (América Ferrera),una inmigrante que le rompe esquemas y le hace dudar de todo...Bueno, no sigo porque no acabaría nunca...Yo, como Elena Rius, me quedé "huérfana" cuando vi el último capítulo...Eso espero yo de una serie.

Me alegro de tu recuperación,aunque lenta...¡Paciencia!

¡Ah! Mis alumnos de 1º de Bachillerato de este año tienen como su primera lectura La estrategia del parásito...¿Qué tal va la 2ª parte? Porque cuando acaben me van a preguntar si hay continuación...
Un saludo afectuoso desde Santander.....Aurora Boreal

Anónimo dijo...

¡Ah! Todo lo dicho en mi comentario es "según mi opinión"...(guiño relacionado con la aparición de una jueza,para los que no hayan vista la serie...aún)

Aurora Boreal

César dijo...

Aurora Boreal: Vamos a tener que crear una asociación de huérfanos de The Good Wife, porque ayer acabé la sexta temporada y me angustia pensar que sólo me quedan 22 capítulos. En efecto, Alicia es un magnífico personaje, el más complejo de todos, pero tardas un poco en percibirlo. Al principio parece convencional y luego, poco a poco, vas percibiendo sus claroscuros, sus contradicciones, sus fortalezas y debilidades, hasta que te atrapa. Creo que lo que más llama la atención al principio son el resto de los personajes. Kalinda, por ejemplo; te fascina desde que aparece por primera vez en pantalla (por cierto, ¿mató o no a su exmarido?). O Diane, tan fría y cálida al mismo tiempo. O Will, que es un tiburón pero te cae simpático (Josh Charles, el actor que lo interpreta, fue uno de los chicos de "El club de los poetas muertos"). ¿Y que decir de Eli Gold, uno de mis preferidos? Un cínico, sí, pero en el fondo un romántico. Y esa letrada loca que mencionas, Elsbeth Tascioni... me encanta: está como una cabra, pero su locura la convierte en una espléndida abogada. ¿Y qué me dices de los clientes? Por ejemplo, Colin Sweeney (interpretado por el magnífico Dylan Baker), ese millonario perverso... En fin, tienes razón, si analizas personaje por personaje es un no parar.

Todo eso según mi opinión, claro...

Mi accidente ha retrasado la continuación de "La estrategia del parásito", pero ya hace un mes que retomé la escritura. Llevo escritos más o menos dos tercios de la novela. Estaba previsto que se publicase en 2017, pero con el retraso lo más probables es que aparezca en el 18.

Por cierto, como dije en su momento, mi accidente se produjo al resbalar en el cuarto de baño de un hotel de Estella (Navarra) durante el segundo día de mis vacaciones. ¿Sabes adónde iba a ir después? A Santander, donde pensaba pasar tres días. De hecho, ya tenía el hotel pagado. Me guardan la reserva hasta final de año, así que supongo que en noviembre o diciembre iré a Santander. Una ciudad a la que quiero muchísimo. Así que si quieres que tenga un encuentro con tus alumnos, encantado.

Anónimo dijo...

Ya estaba al tanto de que te guardaban la reserva del hotel...pero me parece excesivo tu ofrecimiento...muchísimas gracias por ello,me abrumas...pero no quiero comprometerte.Seguramente no estarás bien del todo y mis alumnos lo que han de hacer es leerte.Pero no lo olvido ¿eh? Ya veremos...tú descansa,haz tu rehabilitación y esas cosas y escribe, escribe...
Un abrazo y disfruta lo que te queda de la serie. Yo por mi parte tomo nota de las sugerencias que se van haciendo por aquí,para cuando tenga tiempo...
Aurora Boreal

Samael dijo...

He de reconocer que por tu culpa estoy dando una segunda oportunidad a la serie The good Wife, y ayer volví a seguir sus capítulos. Me vi dos más. La primera vez me planté en el quinto por lo que ya se ha mencionado de que las series de abodgados tienen un Je ne se pas quoi que echa para atrás. Veremos si consigo quitarme los prejuicios y la disfruto.

César dijo...

Samael: Debes plantearte que TGW no es realmente una serie de abogados, sino de personajes. Y no me refiero solo a los protas, sino a todos los personajes, hasta los más secundarios. Desde un punto de vista técnico, es fascinante ver cómo los King consiguen infundir personalidad a personajes en apenas unos segundos. Y su elegancia al narrar las historias. Y la ambigüedad moral. En un capítulo, uno de los personajes, Diane, se lamenta porque ha conseguido salvar a un procesado que luego ha descubierto que es culpable. Y uno de sus socios le dice: "Si sólo defendiéramos a inocentes, tendríamos que cerrar el bufete a los tres meses". Bueno, pues en esa contestación, evidentemente cierta, hay todo un marasmo ético. Espero que le pilles el punto a TGW, porque vale la pena.