martes, marzo 14

La caja tonta

Dicen que los buenos guionistas de Hollywood se han refugiado en la TV y estoy empezando a creer que es verdad. Desde que el cine clásico fuera expulsado de la caja tonta –donde el blanco y negro parece ser veneno para la audiencia-, mi relación con la TV ha oscilado entre la indiferencia y el pasmo. De vez en cuando conectaba el monitor y me pasmaba al ver atrocidades como Gran Hermano, Operación Triunfo o Su media naranja. Este último concurso (¿os acordáis de él?; lo presentaba ese excelente actor que fue Jesús Puente) me provocaba una curiosa fascinación morbosa. A veces, mientras zapeaba, aparecía ante mis ojos y me quedaba unos minutos mirándolo. Al poco, comenzaba a sentir un creciente malestar, musitaba queda y repetidamente “no puede ser...”, incapaz de creer lo que estaba viendo y oyendo, y apagaba el receptor, horrorizado. Ese programa me enseñó una gran verdad: hay gente que está dispuesta a hacer cualquier cosa, por degradante que sea, con tal de salir en la tele. En fin, el caso es que dejé de ver TV casi por completo. Sin embargo, aunque la mayor parte de los programas son una mierda, siempre ha habido buenas teleseries. Sí, sí; por increíble que parezca, en la caja tonta cabe el talento.

¿Cuál es vuestra serie favorita de todos los tiempos? Estoy seguro de que la mayor parte de vosotros responderéis con un título extraído de vuestra infancia. Desde luego, en mi caso, así es. Veamos: cuando era un crío, me encantaban Viaje al fondo del mar (una serie malísima de Irwin Allen), Superagente 86, Star Trek (la serie original, claro) o The twilight zone. También me gustaban Los invasores, El agente de CIPOL, El Santo o Misión Imposible. Y, por supuesto, adoraba Jim West, una estimulante mezcla de western, espionaje y ciencia ficción. Pero sobre todo, era un rendido fanático de Los Vengadores. Ésa es para mí la mejor serie de todos los tiempos, con Patrick McNee interpretando al flemático e irónico John Steed, y una deliciosa, fascinante y adorable Diana Rigg en el papel de Emma Peel, mi amor eterno, la mujer de mi vida (y que mi santa me perdone). Ensoñaciones eróticas aparte, volví a ver algunos episodios de Los Vengadores hace unos años y comprobé que, en efecto, se trata de una serie de gran brillantez y no de un espejismo de la infancia. Puro surrealismo pop. Ah, por cierto, otra serie inglesa de aquella época que participaba del mismo espíritu de Los Vengadores era El Prisionero, ideada, producida y protagonizada por el gran Patrick McGoohan.

Pero luego llegó la segunda mitad de los 70, y los terribles 80, y las series dejaron de interesarme. El equipo A, Corrupción en Miami, Los ángeles de Charlie, Kojak, Starsky y Hutch... la verdad es que todas esas series me parecieron siempre de lo más gilipollas. En fin, seguía habiendo productos de calidad, como Yo Claudio, Lou Grant o Retorno a Brideshead, pero en general las series se contagiaron del tono hortera de la época.

Y entonces llegaron los 90 y, con ellos, la serie que habría de cambiar la TV: Twin Peaks. Supongo que no hace falta hablar del famoso culebrón posmoderno de David Lynch; todos lo conocemos. Me limitaré a señalar que se cargó la estúpida convención del “lenguaje televisivo” –ya sabéis, muchos primeros planos y mucha cámara estática- e impuso en TV las reglas del cine. Además, influyó decisivamente en diversos productos posteriores, como Expediente X o los cada vez más numerosos CSI’s, Por otro lado, los 90 trajeron extraordinarias telecomedias, como Las chicas de oro, Los Simpson, Seinfeld, Roxanne o Parker Lewis, convirtiendo la TV en el auténtico refugio de la comedia clásica norteamericana.

Últimamente me he hecho adicto a un par de series: Mujeres desesperadas (entre otras cosas, porque tiene dentro a mi adorada Teri Hatcher) y Perdidos. Pero hay una serie que me ha atrapado de forma inesperada: House. Y digo “de forma inesperada” porque House es una serie de médicos, de hospitales, y yo odio esa clase de series. Mejor dicho, odio los hospitales. Así que cualquier programa donde aparezcan agujas, bisturís y menudillos al aire queda inmediatamente fuera de mi lista de visionado. Pero House es diferente, y lo es por su protagonista. El doctor Gregory House, extraordinariamente interpretado por el actor Hugh Luarie, es un médico especialista en resolver los problemas clínicos que los demás doctores son incapaces de diagnosticar. Básicamente, algo así como el Sherlock Holmes de la medicina, un galeno-sabueso capaz de detectar las enfermedades más extrañas con sólo echarle un vistazo a los pacientes.

Pero no es ahí donde reside el atractivo de esta serie, sino en el carácter de su protagonista. El doctor House es, probablemente, el personaje más borde jamás aparecido en TV (si descontamos las entrevistas a Chemari Aznar, claro). Cojo, resentido, misántropo y dotado de un humor tan ácido que a su lado el SO4H2 parece horchata, trata a los pacientes como si fueran cosas cuyo único interés reside en su enfermedad, es incapaz de relacionarse humanamente con sus colaboradores y pasa de sus superiores como de oler mierda. Además, supongo que para establecer un nexo con el “modelo Holmes”, House es un toxicómano adicto a la codeína.

Reconozco que las historias que cuenta la serie no me interesan mucho (ya he dicho que las tramas de hospitales no me van), y que el resto de los personajes tampoco es como para echar las campanas al vuelo, pero no puedo evitar, cada martes por la noche, sentarme frente al televisor y quedarme mirando a la espera de un “momento House”, esos instantes en que el corrosivo doctor da rienda suelta a toda su capacidad para el sarcasmo y la mala leche, que, creedme, es mucha. Esos gloriosos momentos –hay varios en cada episodio-, justifican no sólo el visionado de la serie, sino la existencia misma de la caja tonta.

Así que, ya veis, estoy enganchado a House, una serie de TV que, a causa de tanto mondongo sanguinolento, ni siquiera me gusta demasiado. ¿Me estaré volviendo gagá?...

56 comentarios:

Álex Vidal dijo...

Yo también estoy enganchado y, por lo que me comentan otros Houseadictos, la serie mejora espectacularmente en la segunda temporada.

Yo sólo he visto capítulos de la primera, así que esa segunda temporada puede ser la repanocha.

También te recomiendo la nueva versión de Galáctica, aquella serie tan kitsch que han convertido en la que quizá sea la mejor serie de cf de todos los tiempos. Sin exagerar. Cruda hasta la saciedad, y con arcos argumentales bien tramados y cargados de tensión.

Ah, Hugh Laurie: lo conocí en la serie La víbora negra (L'escurçó negre en TV3), de cuando Rowan Atkinson aún no era Mr. Bean y Richard Harris era un guionista mucho más mordaz. Me propuse ver el primer capítulo de House nada más ver quién la protagonizaba.

La serie que hecho de menos es Los límites de la realidad.

Juanma dijo...

No soy nada televisivo: lo más que he aguantado últimamente son cuatro episodios seguidos de Roma, pero el capítulo que vi de House me pareció increíble: sutil, con una mala hostia sensacional y uno de esos protas que de puro bordes te tienen que caer genial.
De todos modos, por lo que me comentáis es cierto: parece que la creatividad se está yendo a la televisión de un tiempo a esta parte.

Anónimo dijo...

Vaya, parece que House nos atrae :) Yo también conocí a Hugh Laurie en Black Adder (3ª y 4ª parte).

Y coincido contigo, César, en lo de Los Vengadores, mi serie preferida de la infancia. Tenía un algo que no he vuelto a ver en ninguna otra serie. Y la protagonista, ah, la protagonista...

Yarhel (Enric Quílez) dijo...

Perdón, el comentario anterior era mío.

Juanmi dijo...

"El ala oeste de la Casa Blanca". Para mí es la mejor serie de Tv en mucho tiempo. De pequeño también era aficionado a "Viaje al fondo del mar" y "El túnel del tiempo", que eran infames.
"House" no la he visto, pero le daré un tiento.

Braulio Llamero dijo...

Pues yo también debo andar gagá; tampoco he mirado nunca series de médicos y hospiales, vio un día al borde de House y hasa hoy: no me pierdo un capítulo de su pésima leche. Y me divierto como un crío. Mi serie favortia de la infancia, ¡ejém!, era también "Los Vengadores".
(Me empieza a dar corte esto. Alguien va a pensar o que soy gemelo del Fray o su pelotas número "one").

cristian dijo...

-No puedo quitarme las lentillas
-¿Qué lentillas? No las lleva
-Pero doctor, me duelen los ojos
-Claro, casi se arranca las córneas


-Está usted de color naranja y a su esposa no le importa. Ella le engaña, pedazo de idiota. Deje de tomar tanta vitamina C y contrate a un detective.

XDDD

Juaki dijo...

A mí me pasó lo mismo, sólo que yo tuve la suerte de que le eché un vistazo... al primer capítulo, cuando lo estrenó FOX.

Y sí, la segunda mejora de una manera tan exponencial que a veces ni me lo creo.

Una perla:

"[House entra en el despacho de la directora del Hospital]
--Hey, jefa, ¿todavía está prohibido hacerle la autopsia a un paciente vivo?
--¡Por supuesto!
--Bien, entonces tendré que matarlo..." :))))

R. Mármol dijo...

Ah, curiosamente este domingo echaron el último capítulo de Twin Peaks. Yo era de los niños a los que les mandaban a la cama cuando la pusieron la última vez :(

En cuanto a House, también soy un Houseadicto. Había visto los anuncios, escuchado recomendaciones y cuando vi el primer capítulo ya lo sabía, sabía que estaba enganchado. Y eso, que dicen que la segunda temporada es mejor aún.

Por cierto, acabo de leer una entrevista a Hugh Laurie y está bastante curiosa. Sobre todo porque hay alguna respuesta muy a lo House :)

http://www.cuatro.com/house/entrevista_house.html

RM dijo...

Buffy
Angel
El ala oeste
Mujeres desesperadas
Galactica
House
Medium
La zona muerta

Se han hecho buenas series últimamente y se siguen haciendo.

Por no mencionar clásicos como Arriba y abajo (que se está publicando en DVD ahora en España) o Hill Street Blues (que sale ahora en Inglaterra, a ver si sale aquí también) o LA Law.

sfer dijo...

Es cierto que las mejores series que recuerdo son de cuando era pequeña. Quizá porque ahora ya no estoy para engancharme a algo que den tarde por la noche (hay que madrugar y siempre he sido mala trasnochadora y peor cuando acarreo sueño) y el horario laboral no me permite ver lo que den por la tarde (si es que dan algo decente...).

De mi época, las que recuerdo con más cariño fueron "Aquellos maravillosos años", "Rosanne", "Mad about you" (con Helen Hunt antes de que se hiciera famosa por aguantar a Jack Nicholson y cazar tornados) y "Parker Lewis can't loose". También recuerdo vagamente estar enganchada a "Los ricos también lloran" y "Falcon Crest", pero tengo que decir en mi defensa que no tenía casi uso de razón y me dejaba llevar por el criterio de mi abuela...

De adulta, me quedo con "Doctor en Alaska", y "Friends", ambas vistas en Divx/DVD.

Frase de Joey del pasado fin de semana: (oliendo un puñado de flores secas aromatizadas): ¡es como tener el verano en un cuenco!

Duda existencial: si es la norma que se recuerden con más cariño las series de la juventud, qué series recordarán los jóvenes de hoy en día??

mazarbul dijo...

y "Poldark", ¿os acordáis?. Y "Dallas". Ah!, y ya no hablo de series sino de telenovelas: y "Doña Bella" (esa peaso mujé en cuero a caballo").
y house, cojonuda. El tipo todo un personaje.

mazarbul dijo...

Y yendo en direccion contraria, me estaba leyendo la obra de George RR Martin, y su cancion de hielo y fuego es toda una serie por capítulos de TV.
También reconozco haberme enganchado a Policias, y el comisario. Supongo que atraen como la novela de folletín, manteniéndote en vilo y tensión a ver qué le pasa a uno y otro. Que por cierto cesar, ¿tu has trabajado de guionista de tv alguna vez?

Anónimo dijo...

Coincido.. Yo también enganchado a House. Otras series memorables para mi son Canción triste de Hill Street, Cheers y A seis pies bajo tierra.

Anónimo dijo...

Por muy diversas razones MI serie es "Retorno a Brideshead".

La de la infancia siempre será "Pippi Calzaslargas" (tenía la edad adecuada y ¡era una niña la que corría aventuras! -no un niño-).

Y luego está "la serie del momento": Hace años fue "Expediente X, luego "Friends"... Y ahora es "House".

Yo sí que estoy gagá, me veo la temporada 1 en la tele "normal", y la 2 en la Fox... Anoche precisamente, no sé qué bordez dijo el Doctor, me partí de risa, mi pareja se partió de risa y pensé: Mira qué bonito es la cosa esta de la tele, aquí los dos compartiendo estas acideces...

Otra frase para la historia de House: "Sí, es que les das a los niños un poco de oxígeno, se acostumbran a respirar, ¡y luego quieren más!".

Otra de mis series favoritas nunca la han puesto en la tele hispánica: Es "Serenity". Tiene momentos impresionantes, vueltas de guión que te dejan boquiabierta, admirada y feliz de disfrutar de nuevo con la tele. ¡Tenéis que haceros con ella!

Y por último: Para saber cuál ES vuestra serie de cf favorita he aquí un curioso test:

http://quizfarm.com/test.php?q_id=111863

La tele es tan mala últimamente, que cuando disfruto de verdad con ella, ¡soy tan feliz! ¡Son unos momentos tan raros y entrañables! Ay. Qué tierno.

Rickard dijo...

De las antiguas, vistas en mi infancia y adolescencia, me quedaría (entre otras muchas) con "Yo, Claudio", "Shogun" y "La frontera azul", aunque podría poner un montón más. De las más recientes "Babylon 5" (aunque esta ya tiene unos años), "Perdidos" (aunque me temo que acabará siendo una tomadura de pelo y la acabaré odiando) y "Roma" (la mejor serie que he visto en muuchos años).
No he visto House porque no soporto las series de médicos. En parte ese es mi problema con las teleseries: no soporto ni me interesan en lo más mínimo las series que tratan de colectivos profesionales (médicos, policias, abogados, periodistas, profesores, etc.), tampoco las telecomedias nacionales ni las sitcoms americanas, ni las series de capítulos independientes. Me gustan las series con un desarrollo narrativo, con un arco argumental que se desarrolle de episodio en episodio, con una duración limitada (no de esas que se extienden años y años porque sí) y que me cuenten una buena historia (por eso me gustan tanto las series de tema histórico) y de esas series ya se hacen pocas, por eso casi no veo la tele.

Lunas -Pau dijo...

Me encanta la sereie. La estoy viendo desde el principio.
El protagonista me recuerda a una persona conocida.También inteligente, ácida,entrañable, admirada...

Anónimo dijo...

pos a mi el doctor haouse, aunque me hace mucha gracia, me cansa. me parece mucho mejor, mil veces más profundo, el memorable vilches. el doctor house es mucho más plano.vilches, en cambio, me resulta más real, con más recovecos. parece como si el mismo house hiciese en su vida un papel del que nunca sale. y eso cansa. no resulta real.
laurisen

César dijo...

Bueno, veo que somos muchos los admiradores de House. Ya no me siento tan gagá.
Álex: estaré pendiente de Galáctica, aunque no suelen gustarme demasiado las series de cf tipo Star Trek o Babylon lo que sea... Y yo también echo de menos "Los límites de la realidad".
Juanma: Roma me la perdí... :-(
Yarhel: sí, amigo mío, sí; la protagonista, Diana Rigg... sigh (suspiro)
Juanmi: "El ala oeste de la Casa Blanca" también me la he perdido. Pero probablemente sea demasiado "americana" para mi gusto. Dale una oportunidad a House; no te defraudará.
llamero: no te preocupes por las coincidencias. He comprobado que coincidimos en muchas cosas. Ahora, si también leías de pequeño las aventuras de Guillermo Brown, de Richmal Crompton, y eres un devoto de Tintín... entonces es que somos hermanos.
Cristian y Juaki: magníficas perlas housianas aportáis. En ellas está todo el espíritu de nuestro sulfúrico héroe.
Mármol: que tú fueras un crío a quien poder mandar a la cama cuando estrenaron Twin Peaks... sencillamente, me deprime. ¿No te da vergüenza ser tan joven? Gracias por el soplo de la entrevista y la dirección de Internet.
rm: la mitad de las series que citas no las he visto. De "Medium" si que le he echado el ojo a algún que otro capítulo. No está mal.
Sfer: Es curioso lo de Helen Hunt. Ha desaparecido de repente... "Doctor en Alaska" es una heredera directa de Twin Peak, pero en plan comedia costumbrista. Vi muy poco capítulos, pero no estaba mal, lo reconozco. No comparto tu afición a Friends: odio a todos los personajes. Con toda mi alma. Pero... para gustos, los colores. Y los niños de hoy recordarán mañana con nostalgia... "House", por ejemplo.
Mazarbul: yo con los culebrones nunca he podido: parecen visiones de universos paralelos donde las leyes de la cordura están alteradas. Las tías muy macizas, eso sí. Pero marcianas. Y sí, he trabajado como guinista de TV. Pero mejor no hablar de eso...
Anónima de las 9:59: sí, la verdad es que la caja tonta te da tanta mierda que cuando sale algo bueno de ella parece un milagro. Y me alegro de comprobar que a las mujeres también os gusta "House". Empezaba a sospechar que era una fascinación eminentemente masculina.
Rikard: sí, yo también me temo que al final "Perdidos" salga por peteneras. Pero el planteamiento inicial es cojonudo, no lo negarás.
Lunas-Pau: pues la verdad es que, a veces, yo también soy un poquito "House". No en lo perspicaz, ni en lo inteligente; pero sí en lo ácido y borde. Procuraré enmendarme...
Adorada sobrina: lo siento, pero no tengo el gusto de concer al doctor Vilches, así que no puedo opinar. De todas formas, me da igual si House es real o no. Si no lo es, debería serlo. Por otro lado, puedo asegurarte, queridísima Laura, que he conocido a gente muy parecida a House. ¿Interpretaban un papel? Todos lo hacemos, todos lo hacemos... sólo que unos papeles son más atractivos que otros.
Una última observación: sólo Yarhel, Llamero y yo recordamos con infinita nostalgia "Los Vengadores". Será porque somos los más viejos del lugar, cagonlaleche. En una futura entrada hablaré largo y tendido de esa serie, la mejor de la historia.

Álex Vidal dijo...

César, Galáctica no tiene ni punto de comparación con Star Trek, también conocida como Los Teletubbies en el espacio :D La narración del genocidio de la humanidad me dejó los vellos como escarpias. Muy, muy seria en el planteamiento. Luego, ya en la segunda temporada, aqueja un problema bastante extendido: el de las series que se alargan más allá del planteamiento inicial y que, por tanto, generan capítulos insípidos y que no aportan nada al arco argumental. Una pena, porque iba camino de ser impecable.

Juanmi dijo...

Tienes razón Álex, pero el problema de Galáctica yo cre que empieza a partir del doble capítulo piloto, que ciertamente es genial. Luego no es más que alargar la situación y marear la perdiz, como ha pasado con Lost.
Pero el piloto es cojonudo, sí.

Anónimo dijo...

Juami:
Menos mal que alguien recuerda "El túnel del tiempo". Cuando hablamos de la TV de hace años -bastantes- nadie se acuerda de esa serie. Y ya comenzaba a pensar que me lo había inventado. Creo que la pasaban los sábados por la noche. Y mis padres llevaban la tele a la habitación y yo me quedaba con ellos -que se dormían, por cierto- y me encantaba.
Un alivio comprobar que no soy una dinosauriaaaaaa.

RM dijo...

Los jueves por la noche.

lacarri dijo...

Pues vale, los jueves por la noche. Por favor, ¿podrías contarme algo?

César dijo...

Sí que recordaba "El túnel del tiempo" (soy tan dinosaurio como el que más), pero nunca me gustó esa serie. Y no estoy seguro de qué día la emitían, pero los sábados no; era entre semana. La serie -que debió de emitirse en 67/68- era una de las chapuzas de Irwin Allen, el mismo productor de "Viaje al fondo del mar". Para realizarla, se reutilizaban viejos decorados de la Fox (de hecho, los guiones se escribían en función de los decorados disponibles) y añadían planos de descarte de películas históricas ya rodadas. Lo dicho, una chapuza.
Y ahora, un campeonato de dinosaurios: ¿Cuál es la serie de TV más antigua que recordáis?
Mi respuesta: "Patrulla de caminos", protagonizada por Broderick Crawford. Yo debía de tener seis o siete años, así que estamos hablando de 1959 o 1960.

RM dijo...

El túnel del tiempo, además, aumentaba su chapucez porque siempre terminaba en cliffhanger... y a la semana siguiente el episodio no tenía nada que ver con el que habíamos visto. Nunca llegué a saber cómo se escapaban aquellos dos de la guillotina, por ejemplo: a la semana siguiente empezaron en Chicago años veinte o algo por el estilo.


La serie más antigua que yo recuerdo es "Patrulla 54", imagino que una parodia de la que dice César. Interpretada, según recuerdo, por los mismos actores de Los Munster. Año 63-64.

RM dijo...

Ya que empezamos a ponernos gagá:

www.teacuerdas.com

Juanmi dijo...

La más antigua que recuerdo es "Los nuevos ricos" y una de Zsa Zsa Gabor que se iba a vivir al campo con su marido.

Recuerdo que desde muy pequeño odiaba las series con animalito, como "Furia" o "Fliper".
¿Nadie se acuerda de "Tierra de gigantes"?

Álex Vidal dijo...

Espacio 1999.

Lo siento, es que aún soy jovencito :)

Pero mi recuerdo de la serie es difuso... y aterrador. Recuerdo un episodio en que las puertas de la nave se abrían, aparecía en el interior una especie de galaxia en espiral del tamaño de una ensaimada, una ráfaga de viento empujaba a los tripulantes hacia un extremo de la nave donde brillaba un pequeño sol sobre un bosque de trompas viscosas, al final los lanzaba contra ellas... y salían de ahí calcinados.

Con tres añitos, la verdad es que me lo hacía encima...

Juanmi dijo...

"El dominio del dragón"
Sin duda alguna el mejor capítulo de la serie. Qizá el único realmente bueno. Aunque la cagaban al final.
Encontraban a esa criatura en una especie de mar de los sargazos espacial, con miles de naves unidas entre sí. EL único que sobrevivía era el comandante de la misión, que lograba escapar, como Rypley al final de "El octavo pasajero", en una diminuta nave salvavidas. Lo rescataban cuando estaba casi muerto, pero nadie le creía. Era un capítulo muy bueno

Anónimo dijo...

La serie que comentas, Juanmi, es "Granjero último modelo"

Yo soy feliz en el Edén
el caampo a mí me sienta bien
yo soy feliz en mi granjaaaa

(o algo así que cantaban)

miwok dijo...

A mí me gusta House y Lost, y de las que ya se han acabado, Friends y The X Files. Y de pequeña sólo me acuerdo de Pippi Langstrum.

miwok dijo...

En mi ignorancia me acabo de dar cuenta de quién eres...Qué vergüenza!! Yo que había entrado en tu blog porque soy asidua del de Care...Enhorabuena por La catedral, me encantó, aquí una fan...Laura, 22, Alicante. Estarás en la Feria del Libro de Madrid? En Sant Jordi? Es para ir aumentando la lista de escritores a los que tengo que conocer...

Juanmi dijo...

Dijo Anónimo: La serie que comentas, Juanmi, es "Granjero último modelo"

Caray, me has dejado impresionado. Sí, esa tenía que ser. Es mi primer recuerdo nebuloso de la TV. ¿Sabes qué año sería el de su emisión?

Anónima de las 9:59 dijo...

¿Os dáis cuenta hasta qué punto la TV nos marca y estructura la vida?...

Mi primer recuerdo de una serie es de Star Trek, y yo debía tener 3 años. Recuerdo la IMPRESIÓN de ver gente materializarse y desmaterializarse, así, "plof".

Luego crecí con Pippi...

Espacio 1999 marcó otra época. Jesús, recuerdo la frase del comienzo con voz profunda: "A causa de una explosión nuclear, la Luna salió despedida de la órbita terrestre... Espacio 1999". Chan, tachán.

Y los niños de hoy ¿en serio que añorarán House?... O ¿Aquí no hay quien viva? Ay.

Eso, César, me apunto a la pregunta de Laura: ¿Alguna firma oficial en ciernes?

RM dijo...

Granjero último modelo debió emitirse allá por el 65-66.

(el anónimo era yo, campeón)

Juanmi dijo...

Ah, ya decía yo!
Me sonó tu tono de voz cuando cantabas, pero no estaba seguro.
:-)

Juanmi dijo...

Así que en el 65 está mi límite de recuerdo... Interesante.

De las primeras que recuerdo también, aunque imagino que son un poco posteriores, son Bonanza y el Superagente 86

RM dijo...

Yo recuerdo:

-Rompeolas
-El virginiano
-Caravana
-Bonanza (todavía recuerdo el episodio en que muere Adam)
-Bronco
-Cheyenne
-Barco a la vista
-El show de Lucy
-Los invencibles de Némesis (que cualquier día recupero en DVD, porque molaban aquellos tres agentes secretos telépatas)
-77 Sunset Strip
-Ladrón sin destino (con Robert Wagner poniendo al día a Cary Grant, ya tardan en hacer una peli)
-Escala en HI-Fi (vale, no era serie, pero recuerdo la versión musical que hicieron de Un yanqui en la corte del rey Arturo; y la cancioncilla).
-Viaje al fondo del mar
-Daniel Boone
-Tierra de Gigantes
-Los invasores
-El fantasma del Louvre (donde dicen que se basó Eco para su novela pre-Da Vinci)
-Lariat Sam (dibujitos animados de donde sale el Woody de Toy Story)
-Huckleberry Hound (otros dibujitos de los que no se acuerda nadie)
-Mannix
-Matt Helm
-Stingray
-El capitán Escarlata
-Los Thunderbirds


Un memorión, yo.

César dijo...

Pues no, Juanmi; lo siento, pero tu recuerdo es más antiguo. "Granjero último modelo" se emitió orginalmente (en USA) entre 1965 y 1970. Pero "Los nuevos ricos", que también recuerdas, comenzó en el 62.
rm: sí señor, premio para el caballero. No cité "Los invencibles de Némesis" porque pensé que nadie iba a recordarla, pero me encantaba esa serie. Además, trabajaba en ella Ivette Mimieux, una actriz preciosa. "El fantasma del Louvre" sí, también llamado "Belfegor". ¿No trabajaba en ella Juliette Greco? ¡Y yo también me acuerdo de "Huckleberry Hound"!, esos antiquísimos dibujos de Hanna y Barbara. Y los "Thunderbirds", sí, pero ¿te acuerdas de "Supercar", otra de marionetas muy anterior? Te advierto que creo poder ganarte a recordar series. ¿Qué me dices de "Daniel Boone"? Ésa es tela de antigua. Del 64 o el 65. ¡Y hemos olvidado Perry Mason, también prehistórica! Y "Rin Tin Tin", con el cabo Rusty. O "Furia", que era un caballo negro. Ah, nos hemos olvidado de las "Historias para no dormir" y de "Mañana puede ser verdad", de Chicho Ibañez Serrador...
Pero bueno, por ahora sigo ganando con "Patrulla de caminos". Soy el más dinosaurio de todos. ¡Viva! Voy a celebrarlo llorando a moco tendido en un rincón...

RM dijo...

Si hasta me acuerdo de la cancioncilla: "Supercaaaar, supercaaarr".

Y El Meteoro Submarino (con la canción Marina, agua Marina, eres una sirena con el hechizo del maaaar).

Juliette Greco, sí. Hacía una aparición fantasmal y preciosa en la versión cinematográfica de El fantasma del Louvre de hace unos pocos años.

Y hablando de Chicho, "¿Es usted el asesino?", donde su padre se ponía lentillas y nos acojonaba a todos.

Y Rin-Tin-Tin (y hasta El Llanero Solitario).

Y El Show de Dick Van Dyke.
¡Y Flipper!

Pero me vas a ganar en recuerdos, César: mi primer-primer recuerdo de la tele fue el del entierro de Kennedy (compramos el primer aparato el día antes).

Gran Hermano dijo...

El tremendo volumen de comentarios que ha generado el tema viene a refrendar lo poco que nos interesa a todos la TV (¡Já!). No cabe duda de que estamos totalmente liberados del influjo de la caja tonta.
De todas formas, estoy muy de acuerdo con casi todos lo dicho y con relación a House también, aunque me carga lo rígido de la falsilla sobre la que están escritos todos los episodios. Si algun personaje coge la gripe... seguro que es la aviar y al estornudar emite plumas y en vez de toser cacarea. Y claro, el buen doctor, despues de descartar un tumor (como siemmpre) lo diagnostica correctamente y lo cura aplicándole un remedio solo conocido en los lamasterios del Tibet.
En cuanto a la primera serie emitida en TV fué, como dice César y con casi total seguridad, "Patrulla de caminos". La protagonizada un Broderick Crawford definitivamente sumido un una nube de vapores alcohólicos. Al final de cada capítulo soltaba un consejito del estilo de "No es el carro el que mata, es el chofér" (La serie estaba doblada en PUerto Rico o aledaños)
En cuanto a las series mencionadas, echo de menos la que considero mejor sitcom de todos los tiempos. "Frasier". Es la colección de tipos mejor definida y mas fieles a si mismos que he visto nunca. Y si a alguien no le gusta, que lo diga y nos vemos a las seis de la mañana en las tapias del cementerio. Y dejo elegir las armas pese a ser el agraviado.

Juanmi dijo...

Yo también me acuerdo de cancioncillas.
La de Daniel Boom era:
"Daniel Boom, Daniel Boom,
coje su escopeta y hace ¡PUM!"
De esa serie era genial el inicio. Daniel Boom lanzaba un hacha contra un árbol y lo partía en dos.
¿Habéis citado a Daktari? Con Clarence, su león bizco.
Y en dibujos animados me acuerdo de "El rey león" y "Meteoro" En marionetas mis favoritas eran "Meteoro submarino" y "El capitán escarlata" Me acuerdo como empezaba cada capítulo: "Terrícolas, esta es la voz de los marcianos, sabemos que podéis escucharnos..."

RM dijo...

Del Capitán Escarlata han hecho hace poco un remake, sustituyendo las marionetas por dibujos por ordenador.

Y es imperdonable no habernos acordao de Daktari.

Juanmi dijo...

Por cierto, ahora con casi 46 años, me sigo preguntando qué pasaba con el capitán escarlata. ¿Era un inmortal o era un hombre clonado una y otra vez? Al final de cada capítulo moría y en el siguiente estaba dando caña de nuevo. Imagino que esto se explicaba en algún momento de la serie y yo no entendí la explicación. ¿Qué poderes tenía el capitán escarlata?

Juanmi dijo...

Recuerdo un episodio de Escala en HI-Fi en el que parodiaban a "Viaje al fondo del mar" Y Tony Leblanc tenía un personaje que era un boxeador llamado Kid Tarao que viajaba en el tiempo parodiando la serie del Túnel del Tiempo.

RM dijo...

Los marcianos lo usaron como experimento (al parecer lo mataron y lo recrearon, insertando dentro un marciano), pero la personalidad original salió a flote. O sea, que pudo haber sido un marciano él mismo pero es "bueno". Tenía poderes de indestructibilidad y regenerativos.

En la versión moderna, los terrestres no se fían de él, claro. En especial el capitán Blue (que ahora es una mujer).

Por cierto, en inglés no son marcianos: se llaman "mysterions".

RM dijo...

Dios, qué flash: acabo de descubrir que la voz original del Capitán Escarlata era la de Francis Matthews... ¡el del Follow Me!

Juanmi dijo...

Pues gracias, Rafa. Acabas de desvelarme un misterio que me ha estado acosando desde hace cuarenta años!

César dijo...

Laura y Anónima de las 9:59: pues no, reinas moras, lo siento; a mí eso de las firmas de libros me produce alergia. Pero seguro que nos conoceremos en algún momento.
¡Eh, Gran Hermano, te conozco y eres mucho más tarra que yo, así que has ganado el campeonato de dinosaurios. De "Patrulla de caminos" no recuerdo ningún episodio, pero sí esa parte final que mencionas. "Me llamo Broderick Crawford y les aconsejo que cuando salgan a la carretera respeten las normas, etc". En cuanto a "Frasier", no está mal. Pero prefiero infinitamente "Seinfeld".
RM: coño, pero si tú debes de ser Rafael Marín... perdona, no te había reconocido :-)

RM dijo...

Para servirle a Dios y a usted, caballero :)

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. » » »

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. video editing programs

RUBEN DARIO dijo...

Hola Amigos::.!!!!
Realmente un tema interesante el de aquellas viejas y queridas series de mi parte debo confesar que soy uno mas de los que entrego el corazon a la adorada Emma Peel (Diana Rigg),para mi una de las mejores series fue The Avengers y aun hoy mucho tiempo despues las sigo viendo con la misma pasion que en los 60.Un saludo a todos.Ruben de Argentina

César dijo...

Rubén: debéríamos formar un club de rendidos enamorados de Emna Peel. Nombro al personaje, porque la actriz, Diana Rigg, no basta para explicar la pasión que sentimos. Después de que dejara la serie, vi a Mss. Rigg en una par de películas (fue chica Bond)y no era lo mismo. De modo que creo que estamos enamorados del ente gestalt Peel-Rigg.

¿En Argentina siguen programando Los Vengadores? ¡Qué suerte y qué envidia! En España no, y desde hace mucho tiempo. Además, todavía no se ha editado en DVD. Creo que la última vez que vi un episodio de la serie fue hace 20 años o así. Demasiado tiempo alejado de mi amor eterno...

Un abrazo desdes España, Rubén

Ignacio dijo...

Hola!

¿Y qué me decís de Doctor en Alaska?. Fantástica!

Me uno al club de fans de Emma Peel!

Saludos,
Ignacio