jueves, junio 14

El coleccionista de frases 17


"Si el cerebro fuese eréctil, la impotencia sería una pandemia"
C. M.

9 comentarios:

yepetta dijo...

XD muy buena, y la foto, mejor imposible. (¿soy la primera!) Nos vemos.

DJ dijo...

Y esa impotencia sólo se cura con libros. Si son de un tal C. Mallorquí, mejor que mejor...

jg dijo...

Mi cerebro se ha puesto en posición de firmes después de leer La caligrafía secreta. Enhorabuena, César.

AMS dijo...

Ummmm. ¿Y qué viagra recomiendas?
Supongo que de momento dejar de escuchar según que cadenas de radio y ver segun que periódicos. Un régimen de ausencia de estupideces, vamos. Eso para empezar, y después un poquito de lectura diaria obligatoria de libros.
Seguro que con eso se pone la cabeza estilo pelo de Marge Simpson, retomando el ejemplo.

M.E dijo...

Una frase genial y, por desgracia, absolutamente cierta. Yo creo que, a estas alturas, no hay viagra posible para ese mal.

samael dijo...

Sí, y de la misma forma que pasa con la impotencia que nadie la confiesa en público, todos nos creemos muy listos.
La conocida frase: " es la primera vez que me pasa, no lo entiendo..." se debería oir también cuando uno hace una estupidez. O la dice.

samael dijo...

mi anterior comentario viene al caso porque he sufrido disfunciones en todos los terrenos posibles a lo largo de mi vida.

Anónimo dijo...

olaaa!! k tal cesar?? soi laura, ace mogollon k no escribia nada, pero eso no significa k aya perdido la pista a tu blog e!! te escribo un comment pk e estau a la tarde en el corte ingles i me a llamau la atencion un librillo pk abia una chica de espaldas en la portada cn un pelo prexioxxo i resulta k e leido: finalista del premio primavera ( o algo asi..), CARE SANTOS!! esa era tu amiga no? la de barcelona? k ilusion no!!

César dijo...

dj & jg: me vais a sacar los colores, amigos míos...

ams & me: yo creo que el mejor viagra es leer y viajar... aunque no siempre funciona.

Samael: tienes toda la razón; la única pega es que si tuviéramos que disculparnos cada vez que hacemos o decimos una tontería, nos pasaríamos la vida disculpándonos. NOTA: doy fe de las múltiples disfunciones de Samael. Las correspondientes al terreno sexual resultan fascinantes (si tienes un estómago resistente, claro), porque, aparte de todas las aberraciones conocidas, Samael ha inventados unas cuantas totalmente originales, aunque, eso sí, perseguidas por todas las leyes, incluyendo las de tráfico.

Laura: hombre, sobrina adorada, que alegría verte por aquí... Pues sí, el libro que señalas, finalista del Premio Primavera, es de mi buena amiga Care Santos (a quien, por cierto, voy a ver esta tarde). Está hecha una campeona doña Care.

En cuanto a ti, pecadora, ¿pasas de charlar con tu viejo, depauperado y envilecido tío? ¿Qué fue de aquellos mails donde me contabas tu vida? :(