jueves, agosto 27

Arrebato

Dicen que una novela se empieza a escribir con el corazón y se termina con la cabeza. Eso significa que, al comenzar a redactar una novela, los escritores suelen estar arrebatados por la historia que van a contar. Todo es pasión en esos momentos, las ideas brotan como un surtidor y el acto de escribir se convierte en una compulsión gozosa. La verdad es que resulta muy parecido a enamorarse; pero, al igual que sucede con el amor, la pasión va disminuyendo con el paso del tiempo y lo que queda al final es una fatigosa rutina. En efecto, la tarea de escribir, que al comienzo se nos antojaba algo parecido a surfear sobre un océano de letras, acaba convirtiéndose, mediado el texto, en lo que siempre ha sido: un maldito trabajo. Y, conforme te aproximas al final, menos surfista te sientes y más te conviertes en un sudoroso galeote remando amarrado al duro banco.

Pero el principio... ay, amigos, es gloria pura. Pues bien, como sabéis si sois asiduos merodeadores de Babel, a comienzos de verano andaba yo dándole vueltas al argumento de una novela inspirada en Julio Verne. Tenía todas las piezas, el principio, el final, los personajes, gran parte de la trama, pero por algún motivo que no alcanzaba a discernir, las cosas no encajaban. La historia estaba descompensada, el ritmo no fluía. Por fin, poco antes de irme de vacaciones, descubrí cuál era el problema. Entonces, todo encajó. Luego, durante las vacaciones, fui puliendo el argumento y perfilando los personajes, y cuando regresé a casa me puse a escribir como un poseso. Estaba, y estoy, arrebatado por la historia que he desarrollado en mi dura cocorota.

Lo cual, por supuesto, no dice nada a favor ni en contra de la calidad final de la novela, igual que el hecho de enamorarte no dice nada acerca de la persona de quien te enamoras, que, con independencia de tus sentimientos, muy bien puede ser una o un imbécil de tomo lomo. Pero eso da igual, porque durante los primeros compases de la escritura resulta un auténtico placer ver cómo las piezas del puzzle encajan, cómo el relato fluye con naturalidad, cómo los personajes cobran vida. Entonces, cuando eso sucede, no puedes parar de escribir, estás arrebatado. Y eso, amigos míos, es lo que me está pasando ahora. O escribo la novela, o me toco las narices, pero nada de términos medios.

Por eso tengo tan abandonado el blog, por eso me estoy retrasando tanto en renovar las entradas. Me siento frente al teclado, me planteo redactar algo para Babel, pero no puedo, pues experimento la compulsión de seguir escribiendo la novela y, si no lo hago, me entra la desazón. Ahora mismo, por ejemplo, estoy desazonado hasta las cachas.

Como comprenderéis, no es cuestión de dejar pasar de largo algo tan infrecuente en mí como las ganas de trabajar, así que durante un tiempo indeterminado mis entradas en el blog se espaciarán más de lo usual. En cualquier caso, dentro de unas semanas empezaré a odiar la novela y cualquier pretexto, como por ejemplo escribir en Babel, será bueno para olvidarme un rato de la puñetera literatura.

Saludos y seguid atentos a la pantalla.

15 comentarios:

Jose Ignacio Alvarez dijo...

César, no te preocupes por la regularidad en publicar en tu blog. Lo importante, como dices, es entregarte al arrebato. Los que te queremos y admiramos siempre disfrutaremos cada vez que tengamos un aviso de nueva entrada en La fraternidad de Babel, no importa cuanto tengamos que esperar.

R.P.M. dijo...

Buenos días. Un saludo a todos los blogeros y un saludo personal a César. No siempre se encuentra uno con tan animada gente por la red. Mi incursión en este grupo es de momento "interesada", quiero decir, busco a César para hacerle una proposición "deshonesta" -vaya cuanto entrecomillado- El caso es que como profe de insitituto y que llevo a cabo con unos cuantos compañeros la terrible labor de enganchar a los alumnos a la lectura, a la literatura, tenemos, entre otras actividades, encuentros periódicos con autores. ¿Sería factible tener uno contigo, César? Me lo han sugerido ciertas encuestas entre nuestros lectores. a veces el Ministerio nos concede subvención para traer a estos autores y bueno, disponemos también de fondos propios -parcos y exiguos- En fin, que ánimo con esa nueva novela y a ver si hay suerte y me dices algo. Un abrazo, césar.

Luis Manuel Ruiz dijo...

Querido César, qué envidia me das. En efecto, esos momentos iniciales de los que hablas son los mejores a la hora de ponerse a escribir. Me imagino que andarás disfrutando como un enano (¿por qué se dirá eso?), así que no merece la pena que te disculpes. Lo mejor del botellín siempre es el primer trago. Avanti!

Natalia dijo...

Aprovecha ahora ese arrebato y no te preocupes por las entradas del blog, que esperaremos el tiempo que haga falta. ¡Besos y ánimo!

Noticias dijo...

Hola que tal, soy luis angel , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y cualcular el nº de entradas aceptadas.
Saludos cordiales.


Luis angel
tel : 963237791 // España +34

Puedes contactar por mesenger si quieres:

luisangelbaguenarodriguez@hotmail.com


Puedes contactar por facebook si quieres :

pnclevante.comercial@yahoo.es



Tambien tenemos un sistema de referidos , que ganas una comision mensual
por cada pagina o blog del usuario que traigas , la comision de referidos es de 10 hasta 50 euros mensual por pagina o blog.

Artemisa dijo...

R.P.M., seguro que a César le encantaría pasarse un día con gente jvoen, porque él mismo es un chiquillo, aunque ya sabes cómo está de tiempo el hombre.

Tú tranquilo, actualiza cuando puedas, que aquí se te sigue leyendo.

¿Puedo preguntarte, César, cómo resolviste el problema de las piezas que no encajan? Porque has descrito la historia de mi vida. Y si no puedes contestarme por cuestión de no spoilear, no pasa nada. =)

R.P.M. dijo...

Gracias Artemisa por tus aclaraciones. Iré entrando para ver si algún día se ha dejado caer César y tenemos respuesta. Un abrazo.

César dijo...

Luis Manuel Ruiz: otro momento estimulante para un escritor es cuando está a punto de aparecer en las librerías su último libro, ¿verdad? Yo estoy deseando que la tormenta se desate sobre Alejandría.

Artemisa: pues en este caso concreto, el problema era... digamos que mi novela consta de dos partes; tal y como la tenía concebida al principio, la segunda parte ocupaba unos dos tercios del texto. Ese era el error. La sulución: recortar la segunda parte y ampliar la primera. Se trataba de un problema de ritmo.

RPM: Muchas gracias por tu interés, pero, antes de responderte, tengo que hacerte una pregunta: ¿Dónde está tu instituto?

Anónima de las 9:59 dijo...

Ejem, César, pues a mí me parece que lo del libro "Verniano" es sólo una excusa para no actualizar el blog. :P

Bueno, no, en serio, ¡hala! Escribe hijo, escribe, y a ver cuándo tenemos oportunidad de leer tu creación, camarada.

Un besote postvacacional. (Oye, de UK: yo fui hace unos cuantos años en agosto y ¡no te lo creerás! ¡¡me quemé!! Hacía un calor de narices y en todas las teles la noticia era que hacía más calor en UK que en España -era el país que ponían como ejemplo-). :S

Angel Sanz dijo...

Hola que tal? Soy Angel Sanz, Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos
Saludos cordiales.


Angel
tel : 691533734 // España +34

Puedes contactar por mesenger si quieres:

angelsanz.comercial@hotmail.com


Puedes contactar por facebook si quieres :

angelsanz.comercial@hotmail.com



Tambien tenemos un sistema de referidos , que ganas una comision mensual
por cada pagina o blog del usuario que traigas , la comision de referidos es de 10 hasta 50 euros mensual por pagina o blog.

Mazarbul dijo...

Bienvenido al tajo. pero dices que te vas de vacas y regresas diciendo que durante el viaje has pulido trama y personajes. ¿no te habrás llevado el ordenador?.
Deseando leer la novel verniana, la verdad. Por cierto, siempre puedes colgar un cartel en el blog de "no molestar, se trabaja".

samael dijo...

y digo yo, por qué permites que el placer inicial de escribir se transforme en tediosa rutina. ¿Por qué no te conviertes en un Casanova de la literatura, una especie de D. Juán, permanentemente enamorado de lo nuevo?. Es muy fácil, empiezas arrebatado de ciego amor una novela, y cuando ves que la cosa va a llegar a mayores, haces mutis por el foro esquivando pesadas ataduras, y buscas una nueva historia que contar donde desfogar tu pasión por las letras vírgenes y anhelosas de ser abrazadas con ardor por un experimentado Giovani de la prosa. Puedes compilar todas las historias empezadas, y ninguna acabada, en un libro que por su originalidad se agotaría en todas las librerías del planeta. Una y miles de ediciones. Todos ricos, principalmente yo que exigiría derechos por aportar la idea.
Piénsalo antes de venir a buscarme en tu automóvil con la cesta de picnic.

La Vieja Piragua dijo...

Para samael: Si es que está ya todo inventado. Lo que propones ya lo hizo Italo Calvino en 1979. Era una especie de novela de diez capítulos que en realidad eran diez comienzos de novelas. Se titulaba "Si una noche de invierno un viajero...". Tendrás que buscar otra idea para hacerte rico.

samael dijo...

para Vieja Piragua. Gracias por el dato. En efecto tendré que buscar nuevas vías de enriquecimiento. Italo Calvino siempre me ha parecido un escritor singular. De todas formas, plagiar bien, tambien es original. Naturalmente esta frase no es mía.

Sim dijo...

Pues yo estoy en la fase un año después. Corrigiendo y presto para entregar y la sensación de que es un fracaso absoluto... y cuánto mejor haberse dedicado al badminton...