jueves, abril 22

Premio Hache 2010

Acabo (literalmente) de volver de Molina de Segura, donde he participado en la IV Edición del ciclo Escritores en su tinta, y estoy hecho polvo -eso de los aeropuertos cansa-, pero me apetece compartir una noticia con vosotros. Estando allí me dijeron que ya se había hecho público algo que me anunciaron la semana pasada, pero que me pidieron que mantuviera en secreto: mi novela La caligrafía secreta ha ganado la segunda edición del Premio Hache que convoca el Ayuntamiento de Cartagena.

Y, la verdad, me hace mucha ilusión, porque estos premios (el Madarache para literatura general y el Hache para literatura juvenil) tienen una peculiaridad: son votados por los lectores. La cosa es así: los organizadores del premio eligen tres novelas finalistas y esas novelas se distribuyen entre una serie de lectores que previamente se han inscrito para tal fin. En esta ocasión votaron 1.254 jurados. Las otras dos finalistas eran Por el camino de Ulectra, de Martín Casariego, y La paloma y el degollado, de Fina Casaderrey.

La caligrafía secreta es mi última novela juvenil publicada y también una de las más especiales para mí. Por lo general, cuando acabo de escribir una novela el resultado final es inferior a lo que yo pretendía en un principio. En el caso de La caligrafía secreta ocurrió al contrario: lo que obtuve se me antojó mejor de lo que esperaba. Por otro lado, siempre digo que yo no escribo novelas para jóvenes, sino novelas que también les gustan a los jóvenes. No hago diferencias entre literatura general y literatura juvenil, lo juro (aunque algunos se empeñan en no creerme, qué le vamos a hacer). Pues bien, respecto a La caligrafía secreta este criterio es más radical que nunca. La novela está narrada por Diego Atienza en su vejez y cuenta lo que ocurrió durante el verano de 1789, cuando él era un joven aprendiz de calígrafo y viajó a París junto con su maestro, don Lázaro Aguirre de Salazar y Mendoza, con la sobrina de éste, Mariana, y con su cochero y guardaespaldas Tértulo Urriza, para ayudar a un antiguo alumno de don Lázaro que había sido contratado para copiar un misterioso libro llamado el Códice Bensalem. Se trata de una novela de misterio con un elemento fantástico en el centro de su argumento. Y el tratamiento es, porque pretendía serlo, absolutamente adulto.

En concreto, uno de los personajes que he citado, Tértulo Urriza, resulta particularmente “conflictivo”. Se trata de un hombre capaz de desarrollar una gran violencia, de un mentiroso crónico y de alguien muy, pero que muy procaz. Muchas de las historias que cuenta son sencillamente espantosas; las cuenta con humor y desfachatez y puede que no sean reales (o quizá sí), pero no dejan de ser genuinas barbaridades. Una profesora de literatura me dijo que esas historias eran demasiado fuertes y hacían que muchos profesores se cortaran a la hora de recomendar la novela. Me sugirió que las “suavizase”, pero yo, agradeciéndole el consejo, e incluso aceptando que tenía razón, no le hice ni caso. Tértulo es como es y ese pedazo de animal me cae demasiado bien como para arrebatarle una de las cosas que más le gusta hacer: escandalizar. Así que, aunque me robe miles de lectores, Tértulo se queda como está. Además, el premio Hache ha demostrado que, por muy bestia que sea, también le cae bien a los jóvenes.

Por lo demás, la novela cuenta con uno de los mejores finales que he escrito. Y, además, con uno de los escasos finales que justifican plenamente el hecho de que el narrador se haya tomado la molestia de escribir un texto tan largo. En fin, supongo que parece que me estoy dando autobombo con toda desfachatez, pero no es así (o no del todo, al menos). No comparo La caligrafía secreta con las novelas de otros autores, sino con mis propias novelas, y cuando digo que es un relato mejor de lo que esperaba, lo digo en el contexto de mi propia obra. Además, si los libros son como hijos, permitidme pavonearme un poco de que a un hijo mío le hayan dado un premio.

El próximo catorce de mayo viajaré a Cartagena para recoger el galardón en una gala ad hoc y así tendré la oportunidad de hacer en público lo que ahora hago en Babel; es decir, darles las gracias a los organizadores del premio y a los numerosos jurados. Sois muy majos.

Y a los demás, disculpas por permitir que mi estúpido ego asome las narices por aquí.

(Ya, ya, siempre lo hace, lo sé)

33 comentarios:

Boeder Escalier. dijo...

¿Alguna manera de adquirirlo por pdf?

Javier Negrete dijo...

Enhorabuena por el premio, César. Como dices, esos premios que otorgan los lectores saben el doble de ricos.

Has despertado mi curiosidad, así que en cuanto pueda leeré la novela. Me gusta lo que dices sobre la literatura juvenil como libros que también gustan a los jóvenes. Totalmente de acuerdo contigo.

Un abrazo muy fuerte, y que disfrutes del premio

Big Brother dijo...

Enhorabuena, hermano.

Anónimo dijo...

Enhorabuena,César,lo mereces.Yo me la acabé hace poco y te aseguro que me quedé desconsolada..¡quería saber más de los personajes,vivir más aventuras con ellos! Y no hagas caso a la mojigatería..Tértulo es divertido,le da chispa a la historia,por más bruto que sea.En mi instituto les tengo ya aleccionados a mis compañeros de departamento: cada año saben que yo voy a querer poner un libro tuyo como lectura.Y tienes razón en lo que dices: tus novelas son eso,novelas para todo el mundo que gustan también a los jóvenes...no soporto a los autores que escriben ex profeso para los adolescentes,piensan que con hablar de drogas,sexo,alcohol,conflictos familiares y poco más ya vale,y no vale,lo sentimos...Hay por ahí un autor cuyo nombre no quiero mencionar que escribe novelitas para jóvenes como si hiciera churros y a mí me parece un aburrimiento...vale,puede que a algún chico le guste,ya sabemos que el gusto literario se educa,evoluciona...Cuando yo era adolescente leí con cierta pasión aquellas novelas de Martín Vigil (sí,tan mayor soy) y ahora me parecen infumables...mi gusto ha cambiado,me he educado como lectora y ahora leo lo que me da la gana con total libertad...salvo que tenga obligación de leer algo por trabajo,claro.Igualmente cuando recomiendo o elijo lecturas para mis alumnos quiero que también me gusten a mí,que me enganchen,que me emocionen...y casi siempre acierto porque también a ellos les ocurre y así,todos contentos y animados a leer más...
De nuevo ¡Felicidades!
Aurora Boreal

Alicia Liddell dijo...

¡Enhorabuena" Y, oye, un baño de autoestima de vez en cuando viene de perlas.

Natalia dijo...

¡Enhorabuena! A mí La Caligrafía Secreta me encantó, sobre todo por los personajes; me parecieron muy bien construidos, daba la impresión de que eran reales y les cogí cariño.

¡Felicidades de nuevo! ^_^

César dijo...

Boeder Escalier: Pues creo que pronto se distribuirán en formato electrónico. De todas formas, ¿te vas a perder una portada tan bonita?

Javier Negrete: Gracias, amigo mío.

Big Brother: Gracias, hermano mío.

Aurora Boreal: Me alegro de que compartamos el mismo punto de vista acerca de la literatura juvenil. Yo también detesto esas novelas que se nota que están fabricadas para adolescentes, novelas condescendientes y planas que parecen dirigidas a descerebrados. Y en cuanto a ese autor que no mencionamos... si supiera quién es diría que personalmente me cae muy bien, pero que sus novelas contienen todos los tics literariojuveniles que yo detesto.

Suponiendo que Stevenson, Twain, Conan Doyle, Verne, London o Dumas son autores de literatura juvenil (y lo suponemos porque sus novelas aparecen con frecuencia en colecciones juveniles), entonces el nivel deseable de la literatura juvenil debe ser el de esos autores o más. Nunca menos.

Las novelas de Martín Vigil también pertenecen a la época de mi adolescencia, aunque yo nunca las léi, porque eso de que el autor fuese un cura me echaba un poquito para atrás. Por cierto, ¿sabes que se seguían publicando hasta por lo menos hace bien poco?

Alicia Liddell: Es lo bueno que tienen los premios: durante un tiempo te dejan el ego niquelado. Ahora bien, tampoco hay que creérselo demasiado.

Natalia: Me alegro de que te gustase la novela. ¿Sabes?, yo también les cogí cariño a esos personajes y me encantaría reencontrarme con ellos. Pero eso significaría escribir otra novela y no debo hacerlo, porque sería estirar algo que, en mi opinión, ya está bien como está. Pero lo cierto es que echo de menos a don Lázaro, a Tértulo, a Mariana y a Diego...

Anónimo dijo...

Pues sí,César,tienes razón,ese autor"cuyonombrenoqueremosmencionar"...es,en persona, yo diría que "espectacular",no te aburres con él un minuto...pero no soporto leer sus novelas,lo siento,se me caen de las manos...y creo que él lo sabe de sobra,conoce sus limitaciones,pero ha encontrado una fórmula que gusta a los chicos y la explota bien.Por mi parte,"chapeau" por su talento comercial,pero no por el literario que es el que a mí me interesa y el que quiero que llegue a mis alumnos,tan,tan reacios a leer...
En cuanto a Martín Vigil,mi interés por sus obras se perdió por completo y no he sentido ni la curiosidad de saber qué ha sido de él.Eran otros años,otras circunstancias,pero aún así me imagino que pueda tener lectores en la actualidad,sí.Yo también fui alumna de un colegio de monjas y pude disponer de poquísimas lecturas...supongo que Martín Vigil a las monjitas les parecía un revolucionario..pero cura al fin y al cabo,o con pasado similar.Fíjate que en mi colegio la biblioteca estaba cerrada con llave siempre y nos llevaban cuando éramos mayores de vez en cuando,bajo vigilancia y cono una acción extraordinaria...recuerdo cómo brillaba el suelo y lo limpio y ordenado que estaba todo...vamos,nada que ver con una biblioteca de instituto actual...Aunque,ahora que lo pienso...igual era mejor...te picaba la curiosidad...jajaja...
Un saludo y gracias por tus comentarios.
Aurora Boreal

Mazarbul dijo...

Enhorabuena!!. La verdad es que a mí me encantó, y por esas manías que tengo de prestar o regalar los libros que más me gustan, me quedé sin él.
Pero lo disfruté tela. Y el argumento y el final muy buenos. Un libro muy, muy equilibrado. Y para todos los públicos.
Disfrtúta el premio.

Boeder Escalier. dijo...

Hola César.

Me encantan los libros pero, que se le va a hacer, me ganó el libro electrónico.

Es que ocupa taaaaan poco espacio (y creo recordar que tu has hecho mudanza de libros dos veces, entenderás eso).

Pues si me avisaras se agradecería ¿O es demasiado viejo para la venta individual? Que estamos en grisis :P

Manuel dijo...

¡Enhorabuena por el premio César!

Sin entrar en si son galgos o podencos, o infantil-juvenil o adulta, tu estilo merece un reconocimiento como éste.

Víctor Eme dijo...

Ayyyyy, César... Me da una rabia tremenda saber que te he tenido a 10 km de distancia (vivo en Murcia) y ni me he enterado. ¿La ceremonia en Cartagena será abierta al público??

Amaranta dijo...

Felicidades

César dijo...

Aurora Boreal: Pues mira, siempre he pensado que la mejor forma de promover la lectura sería declararla ilegal...

Mazarbul & Manuel & Amaranta: Muchas, muchas, pero que muchas gracias, amigos míos :)

Boeder Escalier: Pues sí, tienes razón: cuando recuerdo mis mudanzas me tienta la idea de comprarme un e-book. Afortunadamente, uno no se muda todos los días. En cualquier caso, yo no critico el libro electrónico; tiene muchas ventajas, lo reconozco. Pero a mí me gusta más el papel. Eso es todo.

En cuanto mis novelas salgan en formato electrónico te avisaré, descuida.

samael dijo...

estoy plenamente de acuerdo con los mil y pico de votantes que decidieron elegir tu novela como la mejor.
He de decir (creo que te lo dije in person) que lo que más me gustó, fue la descripción que haces de la primera sílaba.

Que corra el vino para celebrarlo, qué caramba.

Marta dijo...

Es que es una novela realmente especial, en mi familia la ha leido mi padre (60 años), mi hermano mayor (36 años), mi hermano pequeño (18 años) y yo misma (con mis 27 años) y puedo decir que a todos nos gustó, y además le guardo un especial recuerdo por conseguir que el pequeño de mis hermanos terminara un libro sin ser obligado a ello. Supongo que en una familia donde todos leemos menos uno, nos preguntamos todo el tiempo porque será.
Pero en realidad, quizás solo haya que encontrar algo que le guste.

Enhorabuena Cesar, creo realmente que tu novela lo merece. Es hermosa.

Y celebralo, aunque sea con algo sencillo, mi abuelo decía que las buenas siempre hay que celebrarlas.

Redfield Hall dijo...

Estimado César,
el pequeño premio que te voy a contar yo no tiene nada que ver, desde luego, con el que acabas de recibir por La caligrafía secreta (felicidades). Y te escribo aquí, a comentarios, porque no encuentro ningún email en el blog al que poder dirigirme.
El Premio Vale la Pena se otorga a páginas web y a blogs. Aceptarlo supone premiar a otros diez blogs o sitios web. El caso es que este premio ha sido concedido a mi blog, La amena biblioteca de Redfield Hall (http://bibliotecaredfieldhall.blogspot.com/), y a mi vez, he elegido diez premiados que, por diferentes razones, me resultan muy interesantes. Entre ellos figura La Fraternidad de Babel, que espero que se encuentre en buena compañía con el resto de premiados. En mi último post figura la concesión de este premio.
Espero que premies a tu vez a los sitios que consideres.
Gracias por tu blog. Un cordial saludo.

Perséfone dijo...

Boeder: lo de la portada bonita lo dice porque es su ojo. Si no me equivoco. No sabes ná, César.

Por cierto, me lo terminé en tres días y me encantó. Es una época que me encanta y tu manera de describir el clima general y la relación entre personajes es excelente. Creo que es la mejor novela tuya que he leído, aunque la segunda de Carmen promete (y aún no le he echado el guante... cachis)

Anónimo dijo...

que pena llegar tarde a este articulo.. lei la caligrafia hace un año mas o menos.. la verdad es casi siempre que veo una novela tuya la compro sin pensar, niguna me ha dejado indiferente, de esta hay una parte en especial que me encanta: cuando el narrador describe la sensacion que tiene al ver la "letra" de la portada aquello que iban buscando. practicamente me senti igual,felicitaciones, el premio lo mereces.

Silvia Tornero dijo...

Cesar, felicitades por tu novela, estuvimos comiendo juntos en Alovera, la madre joven por culpa de una huega de transportes, recuerdas? Geminis como tú, tan solo decirte que me ha gustado mucho, he apuntado frases tuyas del libro que me han dado mucho que pensar. Es una novela con mucha chicha como dicen por aquí muy enriquecedora, por cierto la letra OM es el símbolo de infinito?? Un saludo, Silvia

César dijo...

Silvia Tornero: Claro que me acuerdo de ti, amiga mía. ¿Cómo olvidar a una dama tan encantadora? :)

Muchas gracias por tu felicitación; me alegro muchísimo de que te haya gustado mi novela; eres un encanto. En cuanto a la letra OM, según el hinduismo significa la unidad con lo supremo, el conjunto de todo lo material e inmaterial. En realidad, representa al universo, así que en cierto modo sí que es el símbolo del infinito (pero considerado como la suma de todo). Por otro lado, se considera que es el primer sonido que emitió el creador, del cual surgieron el resto de los sonidos.

Un beso XXL

Miguel C.G. dijo...

Señor César Mallorquí, perdone por las molestias y el entrometerme en este artículo pero sinceramente no he encontrado al que reamlmente pertence este comentario, realmente me gustaria poder creer que el autentico propietario de este blog fuese usted,ya que en mi interior revolotea una simple y tal vez le parezca estupida questión, pero al leer y en algun as ocasiones releer su libro titulado: "Las lágrimas de Shiva" me quedé con la cuestión de si al fin y al cabo juzgando el final usted escribiria la segunda parte o alguna otra historia relacionada con la família "Obrgón y tal vez la Mendoza también" perdone por mi mala redacción pero hoy ya es tarde y mi padre me llama pòr cierto discuple por no haaberme presentado me llamo Miguel y sou de Menorca (España(obiamente)) ( En las Baleares) Espero que le vaya muy bien y que pueda divertir a mucha más gente con sus historias/novels,... . Por favor conteste y gracias por su tiempo y todo lo demás.

Miguel C.G. dijo...

Por cierto enhora buena por un triunfo más en su carrera.

César dijo...

Miguel C. G.: Muchas gracias por tu interés, querido amigo. Pero no, me temo que no habrá más historias de los Obregón. El argumento de la novela está cerrado y los flecos que quedan (qué les ocurre luego a los progagonistas, por ejemplo) no tienen interés novelesco. Gracias por tu felicitación :)

Miguel C.G. dijo...

Muchas gracias, bueno pues ya comentare encantado mi próxima lectura en respecto a algú nuevo libro tuyo. (¿Me recomendarías alguna obra en concreto?).
Me preguntaba si me podrías decir o al menos a lo que te referías con: (en la página -235- de "Las lágrimas de Shiva"), cuando has acabado de explicar el futuro que les aguarda a casi toda a familia, dices que: "en respecto a Violeta y Javier acabaron..." (textualmente escrito) y concluyes con " como decía Rudyard Kipling, eso ya es otra historia."
¿Y me gustaría saber si se podría desvelar como acabaría esa otra historia?
Un abrazo muy fuerte desde Menorca y espero que todo te vaya genial.

Miguel C.G. dijo...

Veo además que en el título de esta entada tienes añadidas las palabras "movimiento perpetuo" cosa que directamente me hizo recordar el libro de "Las lágrimas de Shiva" justo cuando Javier entra en el taller de su tío Luís.
Ya sé que llego a ser un poco pesado con tanta pregunta pero me gustaría saber si guarda algún tipo de verdad este libro de "Las lágrimas de Shiva".

César dijo...

Miguel C. G.: Una novela sólo es un trocito de vida (o, mejor, la imitación de un trocito de vida). Se supone que a los personajes les han sucedido cosas antes de lo que se narra y les sucederán más cosas después. Pero eso no es la novela. ¿Qué les sucede a los personajes de "Las Lágrimas de Shiva" después de lo que ocurre en el texto? Te seré sincero: no lo sé. Podría imaginármelo, podría inventarlo... pero eso también puedes hacerlo tú. A fin de cuentas, ahora que la has leído, la novela es tan tuya como mía.

Por otro lado, en efecto, en esta novela hay muchas cosas sacadas de mi vida (no lo del fantasma, por supuesto). Basicamente podríamos decir que el protagonista soy yo cuando tenía esa edad. El argumento es pura fantasía, pero muchos detalles son ciertos.

Miguel C.G. dijo...

"¡wuau!" tus palabras me hen dejado realmente asombrado es genial, la verdad.
Bueno pues hasta que no se me ocurra nada más para comentar, ¿me gustaría saber si me recomendarias aglún otro libro para leer?.
¿Por cierto sabes mi edad?.

César dijo...

Miguel: No, no sé qué edad tienes, pero ¿qué importa? En cuanto a que te recomiende algún otro libro mío... no sé, prueba con "La mansión Dax", que está publicada en SM.

Miguel C.G. dijo...

Ok, gracias lo decía por si había diferencia en leer un libro en una edad u otra y ahún voy a secundaria.
Bueno ye te coentaré el libro gracias.

Anónimo dijo...

Muchisimas felicidades por este pedazo de libro, es percto me ha gustado muchisimo, al igual que la Catedral o Les llagrimes de Shiva.
Felicidades César me encata la forma que escribes. Saludoss! :)

Iván dijo...

Felicidades!!

César dijo...

Anónimo de las 8:44 e Iván: Muchas gracias, amigos míos, por vuestras amables palabras.