martes, julio 5

Miscelánea política


            Los acontecimientos políticos de las últimas semanas requieren una sesuda y profunda interpretación. A falta de alguien inteligente que la haga, aquí van mis opiniones al respecto:

            Partido Popular. Lo que más me jode de los resultados obtenidos por el PP es que demuestran que Rajoy tenía razón. Su táctica era la acertada, no hacer nada, dejar pudrir la situación, quedarse ahí, paralizado, con cara de conejo deslumbrado por los faros de un coche. Al final resulta que el listo era él y nosotros los tontos.

            No importa la corrupción que, ya está claro, era y es consustancial al partido, no importa el progresivo desmantelamiento del estado del bienestar, no importan los recortes en derechos sociales, no importa el uso partidista del aparato del estado, no importan las mentiras, no importa el desmesurado aumento de la deuda pública, no importa la destrucción de los derechos laborales, no importa el incremento de la desigualdad... no, nada de eso importa. Votaremos al PP, ahora y siempre, porque: A) Pertenecemos a una clase elevada con gran poder económico, y la derecha defiende mejor nuestros intereses (vale, eso lo entiendo). B) Ehhh... Vamos a ver, al PP le han votado 7.906.185 personas. Está claro que en España no hay, ni remotamente, 7.906.185 ricos, así que la mayor parte de esos votantes son de clase media y baja. ¿Por qué esa gente, claros damnificados por las políticas del PP, le votan? Sólo se me ocurre una respuesta, pero no sería diplomático decirla.

            Podemos (Unidos Podemos). Es gracioso; los sabios de Podemos ya han dictaminado la causa de que su victoriosa coalición haya perdido más de un millón de votos: la campaña del miedo. Es decir, que la culpa ha sido de los votantes, que son unos caguetas, pero no de los líderes de la formación, que son listísimos.

            No, no, no, los bandazos ideológicos no tienen nada que ver. Ahora soy transversal, ni de izquierdas ni de derechas; ahora soy bolivariano y chavista; no, espera, soy comunista. ¿Y un poco peronista? Por qué no, si nadie sabe lo que es eso. Ojo, que también soy nacionalista. Ah, un momento, he tenido una revelación: lo que en realidad soy es, tachán, ¡socialdemócrata! Y para probarlo me alío con el PC y rindo sentidos homenajes a prestigiosos socialdemócratas como Julio Anguita o Arnaldo Otegi. ¿Quién en su sano juicio podría afirmar que esa ensalada ideológica ha tenido algo que ver con el tropiezo electoral de Podemos?

            Como evidentemente nada tiene que ver con eso la personalidad de su líder, que si quisiera aparcar el ego necesitaría un hangar de la NASA. Por amor del cielo, ¿para practicar el populismo es necesario ser tan cursi y tan melifluo? Unidos Podemos. La sonrisa de un país. ¿La sonrisa? ¿En serio?... No te jode, para sonrisitas estamos ahora.

            Genial, Pablo, genial. Impides un gobierno alternativo al del PP y fuerzas una repetición de las elecciones, para dar un buen sorpasso, adelantar al PSOE y convertirte en el partido dominante de la izquierda, y después forzar a los socialistas a que te apoyen para ser presidente de gobierno, y luego, con lo que hayas obtenido al vender la leche, comprarás una vaca, fabricarás quesos, y comprarás más vacas...

            Ciudadanos. Siempre he pensado que uno de los problemas de nuestro país era que todo el espectro de la derecha estaba concentrado en un solo partido. Por eso celebré la aparición de Ciudadanos, una derecha civilizada y moderna que quizá pudiera sustituir a los dinosaurios del PP. Desgraciadamente, el “voto útil” ha segado la hierba bajo los pies de Rivera.

            ¿Qué tiene de útil ese voto?, me pregunto. Votar al mal para cerrarle el paso a lo que consideras otro mal, lo mires como lo mires, es pactar con el demonio.

            PSOE. Hoy por hoy es un partido desunido y sin ideas, una formación anquilosada que es incapaz de conectar con las capas más jóvenes de la sociedad. Creo sinceramente que Pedro Sánchez no lo ha hecho tan mal... aunque también creo que no es un político de fuste. Pero, ¿hay algún socialista de fuste? La mejor colocada internamente es Susana Díaz, que es una populista de mierda. Si ella toma la riendas, el PSOE acabará convirtiéndose en un partido regionalista andaluz. Igual que el resto de las socialdemocracias europeas, la nuestra anda más perdida que un skinhead en unos juegos florales.

            Los votantes. Hay muchos tópicos acerca de los votantes. Por ejemplo: “Los votantes quieren que haya pactos”. Mentira; cada votante quiere que su opción gane por mayoría absoluta; lo de los pactos es un accidente estadístico. Otro ejemplo: “Los votantes nunca se equivocan”. No, claro; los alemanes no se equivocaron ni un pelo al votar en 1933 al NSDAP...

            Casi ocho millones de personas han votado a un partido corrupto hasta la médula. Pero quien vota a corruptos, a sabiendas de que lo son, ¿no se convierte en cómplice de la corrupción? Si los demócratas no castigan a los que ejercen la política como una forma de delincuencia, ¿son realmente demócratas? La democracia es, en un 99 %, ética; si los votantes no son éticos, la democracia se convierte en una burla. ¿Voto del miedo? No, voto de la vergüenza.

            Algo más de cinco millones de personas han votado a Unidos Podemos. Es el voto del hartazgo y del cabreo. Los votantes de Podemos son, en gran parte, jóvenes urbanos con buena formación académica. Es decir, aquellos a los que se les ha hurtado el futuro, los más maltratados por la crisis. Quieren un cambio, pero no tienen un modelo hacia el que cambiar. Su voto es un voto a la contra, un voto indignado. ¿Sirve eso para construir algo? Y si es así, ¿qué? ¿Alguien lo sabe? Esos cinco millones de votantes se merecen algo mejor.

            Los ingleses. Siempre me gustaron los ingleses, siempre me fascinó Inglaterra. Creo que eso se debe a que mi primer gran mito literario, cuando era un crío, fueron las historias de Guillermo Brown. Adoro a los narradores ingleses, a sus humoristas, me gusta la cultura de ese país, su música, su cine, su mitología...

            Pero algo se está torciendo en mi interior últimamente. Hace tres años me invitaron a visitar Eton, quizá el colegio más exclusivo del mundo. Fue fascinante y, al tiempo, estremecedor. Aquello era una especie de sociedad secreta de privilegiados, un criadero de amos del universo. El año pasado Pepa y yo recorrimos Irlanda, y descubrimos sobre el terreno las muchas y terribles atrocidades que los ingleses cometieron allí. Y así, poco a poco, mis sentimientos hacia los ingleses han ido cambiando. Sigo amando a la Inglaterra literaria, pero la Inglaterra real... en fin.

            Y ahora los muy capullos votan salir de la Unión Europea. Por miedo a los emigrantes y porque les resulta imposible aceptar que ya no son un imperio. En su ensayo Las leyes fundamentales de la estupidez humana (Allegro ma non troppo), Carlo M. Cipolla afirma que el grado máximo de estupidez se alcanza cuando alguien hace algo que daña a los demás y le daña a él mismo. En tal caso, David Cameron es uno de los gilipollas más grandes de la historia. Y los que votaron el brexit también.

           

20 comentarios:

Samael dijo...

Pues sí, efectivamente así es. Tan solo difiero en un punto: los no votantes de Podemos, aún siendo cierto todo lo que dices de que los bandazos ideológicos que tienen lo único que hacen es generar desconfianza, no es la única razón por la que han obtenido muchos menos votos de los esperados. Eso habrá contribuido, no cabe duda, pero en un porcentaje muy pequeño, ya que esa razón solo puede afectar a votantes analistas, y me temo que es el tipo de votantes que menos abunda. Creo que este punto es obvio a la vista de los resultados.

Jarl-9000 dijo...

Muy de acuerdo con todo lo expuesto en esta entrada. Acompaño algunos comentarios propios:

Lo del PP es de reirse para no llorar. Y lo de venderse como la opción moderada y con experiencia, visto lo visto, se las trae.

A veces querría que el PSOE desapareciera. Porque, siendo precisamente el partido que en teoría debería atraerme más, es el que menos lo hace (de hecho, es uno de los pocos a los que no he votado nunca, porque el PSOE en Andalucía -mi comunidad- representa una lacra que parece que no nos quitaremos nunca). No siento que represente en realidad lo que se supone que representa y de corrupción también están bien salpicados.

Lo de Podemos en las negociaciones fallidas fue hasta indignante. Y no lo digo porque impidieran la investidura de Sánchez por su pacto con Ciudadanos (si éste no les convencía, lo entiendo), sino porque de entrada no quisieron negociar. Y claro, perdieron la oportunidad de encauzar las negociaciones hacia sus propios intereses. Sánchez puso sus miras en Rivera, que era menos problemático fuera y dentro del PSOE. A mí es que me pareció totalmente lógico. Podemos tenía que haberse ganado al PSOE desde el principio y la cagó del todo. No me extraña que hayan salido escaldados.

Ciudadanos juega mejor sus bazas, hay que reconocerlo. Lo malo para ellos es que no tienen el suficiente tirón para ser decisivos, si acaso lían más el cotarro. Lo malo para nosotros es que sus interlocutores naturales (a uno y a otro lado) son unos corruptos demostrados. Y luego parece que a los votantes no les gusta que un político negocie con unos y con otros, sino que prefieren el inmovilismo y el pensamiento obtuso. No les auguro mucho futuro, al menos a corto plazo. Es un poco triste, porque parece que es diálogo lo que se necesita ahora.

Personalmente, me gustaría que Ciudadanos y Podemos se pusieran de acuerdo, creo que podrían compensarse mutuamente si llegaran a un entendimiento y acordaran un pacto de mínimos. No entiendo muy bien la razón por la cual algo así parece imposible, será que soy muy ingenuo.

Habrá que ver si tendremos terceras elecciones o no, porque todavía no está clara la cosa. Yo ya, si gobierna el PP me da igual y todo. A lo mejor careciendo de mayoría absoluta y teniendo al lobo de Podemos delante se cortan lo suficiente para deshacer parte del desaguisado que han ocasionado. Aunque, con tanta mierda que tiene el partido encima, dudo bastante que sean capaces de conseguir un acuerdo.

Una pregunta, César. Alguna vez has expuesto la teoría de que la amenaza del comunismo obligaba a la derecha a contenerse para tener al pueblo contento y que, tras la caída del mismo, la derecha se dejó de concesiones y de ahí todo el retroceso social que hemos venido sufriendo. ¿Crees que Podemos podría tener ese mismo efecto sobre la derecha española? Que estas elecciones hayan estado polarizadas entre PP y Podemos demuestra, a mi entender, que cuando se hacen políticas extremistas en un sentido se generan reacciones extremistas en sentido contrario.

Pinky Blossom dijo...

Falta una cosa que mencionar: Los 10 millones de personas que decidieron no ir a votar.

Según tengo entendido las abstenciones lo que hacen es generar más oportunidad de que quien encabeza la lista, sea el ganador... ¿Está bien optar por esto o es mejor ir y votar cualquier cosa con tal de no contribuir a que un partido de delincuentes llegue al poder?

Lo que ocurre en este país, es que somos unos ignorantes de política, economía y todo aquello que aunque no lo creamos nos concierne; pero al fin y al cabo, eso es lo que aquellos que dicen querer gobernar por nuestro bien quieren: nuestra ignorancia. Ella ha sido la que le ha brindado 7 millones de votos a los azules.

Todo muy triste, pero lógico a su vez...

Juanma dijo...

Me encanta que seas el único analista fiable que no atribuye el bajonazo de 1,2 millones de votos de Unidos Podemos a la supuesta conspiración de los 900.000 votantes de Izquierda Unida para dispararse en un pie promoviendo la abstención. Me estaba empezando a preocupar. :-D

Juanma dijo...

David Cameron es el Jar-Jar Binks de la política europea.

Y la estrategia de Susana es claramente de convertir el PSOE en el Partido del Sud Oeste Español. La cosa mola, porque no habría que cambiar de siglas y sería más sincero que lo de Socialista, Obrero y Español.

Preste Juan dijo...

Hola César,
Creo que nunca he comentado nada en este blog y de hecho soy poco dado a hacerlo en la red y menos en asuntos de política porque no conduce a nada, si acaso a propiciar enfrentamientos con otros internautas que acaban siendo, como mínimo penosos para todos, y que yo por supuesto voy a evitar.
No obstante, al leer tu entrada no he podido evitar añadir algunas consideraciones, para introducir un punto de vista digamos “distinto”. Ahí van:
-1º yo voté al PP en estas últimas elecciones (las anteriores a C’s) y os digo lo que me llevo a hacerlo al igual que a otras personas de mi entorno: sí, el miedo. El miedo a que se extendieran otras opciones que, estoy convencido, empeorarían la situación mucho más de lo que está ahora (os podéis imaginar cuáles, después me refiero a eso). Si hay algo que aprendes con la edad es que cualquier situación, por muy mala que sea, es susceptible de empeorar. Y mucho. Dicho en crudo: prefiero un corrupto (o un tipo que ha permitido por acción acción/omisión la corrupción hasta cierto punto, más o menos escandaloso, en su partido) que va a gestionar otros aspectos de manera razonable que unos tipos que van a arruinar el país por décadas.

Sobre la corrupción “consustancial al partido”. Por supuesto. Y al PSOE. Y a Convergencia. Y a cualquier partido que haya gobernado la más remota aldea de este país y tenga un concejal de urbanismo.

¿Mi voto no es ético? No lo sé. Mi voto ha sido útil para impedir que unos señores que van aplicar una medidas que han conducido al desastre absoluto, en todos y cada uno de los países y épocas en las que se han aplicado, SIN EXCEPCIÓN, no pisen alfombra. O la pisen los mínimos posibles. Sinceramente pienso que los principales perjudicados por las políticas de Podemos habrían sido sus votantes. Así de paradójico. Los millonarios ya tienen SICAV para llevarse su dinero fuera (y las van a seguir teniendo).
¿Es ético un voto a una formación que propugna medidas que conducen a un desastre económico sin paliativos para todos? No lo sé.

La clase media, que todavía es mayoritaria en el país (por ahora), no quiere que le toquen más el bolsillo. Y no hay más. Ese es el resumen del resultado de las elecciones. Ahora que venga Pablito Iglesias y organice veinte congresos a ver si son capaces de llegar a esta conclusión.

Dinero. Después hablamos de ética, vergüenza, pinzas en la nariz y lo que sea. Y de la “ignorancia” de los votantes del PP. (sigo)

Preste Juan dijo...

2ª Sobre la debacle relativa de Podemos: sólo dos pinceladas, a título meramente ilustrativo:

· Podemos, entre otras “medidas” económicas anunció que le iba a meter mano a los planes de pensiones (eliminar sus beneficios fiscales). ¿Sabéis cuantos planes de pensiones hay en España?: 10 millones. Y no todos los tiene la hija de Amancio (bueno, esa tiene otros “instrumentos”) o el hijo del notario.



· Pocos días antes de las elecciones, el Sr. Monedero, entiendo que con algún ascendiente en Podemos todavía, anunció, con su parsimonia de comisario de Komsomol, que en cuanto vencieran iban a ordenar a los “guardias civiles y jueces que estaban en sus filas” a proceder a la detención de los corruptos. No creo que sea posible encontrar en las hemerotecas de nuestro país unas declaraciones de un dirigente político de semejante índole desde el comienzo de la democracia. La gente es inconsciente y volátil en España. Pero hasta cierto punto.

3ª Sobre los jóvenes urbanos con buena formación académica: aquí no he podido evitar una carcajada. El mito del joven urbano universitario español bien preparado.

En la universidad tuve compañeros que acabaron la carrera sin haber leído un solo libro en su vida ni tener la más mínima intención de hacerlo el resto de su vida (quitando los de texto obligatorios para aprobar)

· En general el español medio, incluso universitario, tiene enormes lagunas sobre como está el mundo hoy en día, como funciona la economía, que creen dirigida por cuatro tíos con chistera, clones de Gordon Gecko, en un rascacielos de Manhattan que conspiran para joder a la clase media mundial, los mercados, sin advertir que ellos en cuanto abren una cuenta corriente o tienen la “suerte” de hipotecarse YA son parte del mercado. LA conspiración neoliberal y bla, bla,. Como si en España hubiese algún gobierno que hubiese aplicado medidas económicas liberales (las de verdad, no cleptocracia generalizada y reparto de empresas públicas en el palco del Bernabéu)

Preste Juan dijo...

(sigo)
· “Se les ha hurtado el futuro”: por supuesto. Y como no se pongan las pilas más se les va a hurtar. Os acordáis hace veinte años cuando el que trabajaba en una sucursal bancaria con sus 16 paguitas y sus vacaciones en La Manga era el yerno perfecto. En los próximos 5-10 años la mitad de los que conocéis que trabajen en un banco van a estar en la calle o prejubilados. Y hablo de profesionales de “cuello blanco”. De las cajeras de Mercadona,, mensajeros, teleoperadores, operarios, etc. ni hablamos. Los despachos de abogados ya han descubierto que un programa informático de 500 euros hace mejor el trabajo de procesar miles de documentos en un día que 10 asistentes trabajando 10 horas durante dos semanas. Alguien se ha dado cuenta también que el empleo de Big Data permite diagnosticar muchas dolencias con mucha mejor precisión que un médico primerizo…No sigo.

4ª Sobre los ingleses más o menos de acuerdo: sólo una puntualización, muchos de los que han votado a Podemos hubiesen votado el Brexit si vivieran en UK o a Le Pen en Francia. ¿A quienes creéis que han votado los hijos de los obreros del “cinturón rojo” de París?.

En UK: “Por miedo a los inmigrantes y porque les resulta imposible aceptar que ya no son un imperio”, voto a Brexit. En España: Por miedo a su situación de desempleo (presente o previsible) y porque les resulta imposible aceptar que ya no son útiles, voto a Podemos.

5ª Susana Díaz: Soy andaluz de origen y conozco bien lo que ha hecho el PSOE en Andalucía durante 30 años (me imagino que similar a lo del PP en Valencia) y efectivamente Susana Díaz es una indigente intelectual aunque con una cierta astucia. Ahora si ella es una “populista de mierda” entonces Pablo Iglesias o Echenique qué son?
Disculpad el rollo

Rickard dijo...

Estoy bastante de acuerdo en todo lo que dices (salvo en un punto que luego comentaré), todo lo cual incide en un punto que ya he comentado por aquí alguna que otra vez: en España todavía nos falta un buen hervor de cultura democrática.

Y también de acuerdo en lo de los ingleses. Como ellos dirían: No comment...

El punto en el que no estoy totalmente de acuerdo es en lo de que Podemos haya haya "impedido un gobierno alternativo del PP y forzado una repetición de elecciones". Creo que eso es en gran parte propaganda del PSOE porque, vamos a ver... ¿De verdad pretendía el PSOE que Podemos se uniera a una alianza con Ciudadanos, un partido al que el propio PSOE calificó como "las nuevas juventudes del PP" y del que gran parte de su programa político, especialmente el económico, parecía claramente inspirado por la FAES? Pensar eso era como pensar que se podían mezclar el agua y el aceite: o en el PSOE han sido muy inocentes o muy tontos. O demasiado listos: yo tengo la impresión más bien de que todo ha sido un paripé del PSOE para "quedar bien" de cara a la galería como los únicos que han intentado crear "un gobierno progresista" (¿con C's? ¿de verdad?) y poder echarle las culpas a otro luego si la cosa no salía (cuando estaba claro desde un principio que era imposible que saliera con ese orden de alianzas). Para mí la misma carga de responsabilidad tiene el PSOE que Podemos.

¡Ah! Y después de lo visto con los resultados de las supuestas encuestas siempre me quedará la duda de que las empresas demoscópicas no sean otra más de las instituciones españolas corrompidas hasta la médula...

César dijo...

Samael: Por supuesto que hay más razones, pero la "ensalada ideológica" no es ni mucho menos la menor. Piensa que el "publico objetivo" de Unidos Podemos, sobre todo el que proviene de Izquierda Unida, son votantes muy ideologizados y, por tanto, muy sensibles a la coherencia ideológica. ¿Quieres insultar a un comunista? Pues llámale socialdemócrata.

Jarl-9000: De acuerdo en todo. Respecto a tu pregunta, sí, creo que Podemos tendrá el mismo efecto en el PP que en su momento tuvo la URSS en occidente (a menor escala, claro). Otra cosa es el debate electoral, claro. Pero ahora el PP ya no podrá hacer lo que le de la gana y tendrá que intentar demostrar que no son tan malos...

Pinky Bossom: Es verdad, los abstencionistas... Se me olvidan, no sé qué decir de esa gente. Pasan de algo que no pasa de ellos. Es extraño.

Pues sí, la fuerza principal de los manipuladores es la ignorancia de los manipulados. Por eso el PP odia la cultura.

Juanma: La verdad es que creo que los simpatizantes de IU que no votaron a Unidos Podemos se limitaron a ser coherentes. ¿Cameron el Jar-Jar Binks de la política europea? ¡Mola! :D

Preste Juan: Como no quieres discutir, y yo tampoco, te voy a contestar breve y parcialmente:

1. Dices que si Podemos se aproximara al poder sería un desastre para España. Es muy posible. Pero también es sólo una hipótesis sin demostrar. Sin embargo, que el PP ha sido un desastre para millones de españoles es un hecho confirmado. Un desastre social, un desastre laboral, un desastre económico, un desastre democrático y un desastre moral.

2. Ay, ese argumento de que todos los partidos políticos son corruptos en cuanto tocan poder... Vale, supongamos que es verdad, que todos se corrompen y en idéntica medida (lo cual es mucho suponer, pero bueno...). ¿Y qué? Habrá que intentar corregir eso, ¿no? Porque desde luego el mal de muchos no es una disculpa. El PSOE se corrompió y lo pagó en la urnas (yo mismo le retiré el voto). Pero ahora quien está en el poder es el PP, quien se ha corrompido hasta la médula es el PP, quien debería ser castigado es el PP. Y, desde luego, votarle no me parece una buena forma de reprobar su actuación.

3. Sobre Podemos: Te olvidas de que también pretendían que los jueces y los fiscales juraran adhesión a los "principios del régimen". Créeme: soy de izquierda, pero no de esa izquierda. No obstante, creo que te equivocas si te limitas a considerar a Podemos como una panda de locos radicales y populistas que quieren destruir el país. En realidad son una respuesta, probablemente equivocada, a una situación de injusticia muy real. Una injusticia que, si no se corrige, derivará en cosas mucho peores que Podemos.

4. Los jóvenes con buena formación académica. ¿Son un mito? ¿No hay? Así debe de ser, o no te causaría tanta risa. Mira, aquí me limito a referirme a los demográficos que describen a los simpatizantes de Podemos. Y una buena parte de ellos son jóvenes con formación académica. Punto. No la mejor generación de la historia. No una panda de genios. Jóvenes universitarios, sólo eso. Ya sé que lo que dios no da Salamanca no lo presta; pero hombre, cierto barniz sí que da.

5. Susana Díez. Si ella es una populista de mierda, ¿qué son Pablo Iglesias y Echenique? Pues unos populistas de mierda, claro.

Rickard dijo...

Preste Juan: "la clase media no quiere que le toquen más el bolsillo".

Por eso, muy acertadamente, ha votado a Rajoy que lo primero que ha hecho, inmediatamente después de las elecciones, ha sido tocar la hucha de las pensiones hasta dejarla casi vacía, claro. Muy inteligente...

Otra afirmación: "prefiero un corrupto (o un tipo que ha permitido por acción acción/omisión la corrupción hasta cierto punto, más o menos escandaloso, en su partido) que va a gestionar otros aspectos de manera razonable que unos tipos que van a arruinar el país por décadas".

¿Qué es eso de que "ha permitido la corrupción hasta cierto punto"? ¿Cuál es el punto a partir del cual la corrupción deja o no de ser aceptable? ¿Cuando ya es escandalosa? Y en cuanto a lo de "prefiero un corrupto que unos tipos que van a arruinar el país por décadas", pues lo siento, yo no estoy de acuerdo contigo en absoluto porque, mira, lo primero (que los que nos han estado gobernando hasta ahora son unos corruptos) está probado ya, mientras que lo segundo, no. De hecho, no es que nos vayan a arruinar el país por décadas, no:¡es que el país ya lleva varias décadas arruinado! ¿O es que aún no te has dado cuenta? Y los que lo han hecho han sido precisamente los dos partidos que nos han estado gobernando hasta ahora, esos que supuestamente saben tanto de economía ¡qué cosas!...

¡Ah! Y sí, yo he votado a Unidos Podemos (y, sí, soy de mediana edad, de clase media no estoy en desempleo ni presente ni previsible) y nunca hubiera votado el Brexit en el Reino Unido ni, mucho menos, a gente como Le Pen en Francia. Me parece una afirmación gratuita y que me ofende. Lo mismo podía decir yo, igual de gratuitamente, que tú, que has votado al PP, estás más afín ideológicamente a Le Pen, que a fin de cuentas, es "de derechas" ¿o no?.

De todas formas, te agradezco mucho tus comentarios y tu análisis porque han servido para clarificarme por qué ha salido lo que ha salido en estas últimas elecciones...

Preste Juan dijo...

Igualmente agradezco vuestros comentarios. Cuatro puntos y lo dejo ya:

- El país no está arruinado, aunque muestra signos preocupantes, algunos propios del país y otros comunes a los países del entorno y a una Europa en decadencia. Os puedo asegurar que el grado de ruina admite un rango mucho más amplio y profundo.

- La distinción derecha-izquierda está obsoleta. El programa económico de Le Pen es muy similar al de UP, intervencionismo puro. La única diferencia, de boquilla mayormente, es el tema inmigración-defensa de la "nación". El resto es igual. Son dos formas de totalitarismo camuflado (bueno, Monedero no cree necesario camuflarlo). O si quieres, populismo: ofrecer soluciones chuscas, rápidas y pretendidamente fáciles a problemas enormemente complejos. Repito: la bolsa de votos de Le Pen procede de antiguos votantes del PC. No lo digo yo, está muy claro aquí por ejemplo:

http://www.lavozdegalicia.es/hemeroteca/2002/04/24/100000014409.shtml


- La corrupción en el PP: de acuerdo, es indecente. Mira, mi voto ha sido únicamente elegir un mal menor. Simplemente. ¿Que casi vomito con mi voto?. Pues sí. En diciembre, de hecho, no fui capaz de votarles.

- Lo de que el PP ha dejado la hucha de las pensiones casi vacía...Bueno, el PP y el que ha venido antes. El tema de las pensiones, y la quiebra segura del sistema a medio plazo es tan espeluznante, tan terrorífico y tan políticamente incorrecto que lo dejamos para otro momento. Mientras, el otro diciendo que le iba a meter mano a los planes de pensiones. Sólo os recomiendo que si tenéis el más mínimo ahorro, aunque sean cuatro duros, veáis bien donde lo metéis porque nosotros, por edad, lo mismo cobramos algo. Nuestros hijos, no.

Si os fijáis, y concluyo, estamos en una sociedad regida por el miedo. Esto ya lo han analizado algunos autores (Bauman, que recuerde ahora). Yo voté en gran parte por miedo. Los que votaron a Podemos, con miedo-rabia. Los del Brexit, con miedo evidente. Que cada uno saque su conclusión.

César dijo...

Rickard: Todos (menos el PP) estamos de acuerdo en que hay que hacer profundas reformas institucionales en España, ¿verdad? Bueno, pues esas reformas no se podrán hacer, o cuando menos consolidar, sin el acuerdo de la derecha. Podrá gustarnos más o menos, pero es así: en España hay mucha gente de derechas (y no solo ricachones) a la que no se puede obviar. Ahora bien, puestos a pactar reformas prefiero que se haga con el centro-derecha que con la derecha extrema pepera. Y desde luego lo que no quiero es una izquierda frentista y excluyente que sólo aspire a gobernar para los suyos (como hace la derecha).

En cuanto a la digna negativa de Podemos, te recuerdo que no necesitaba apoyar la coalición PSOE-Ciudadanos; bastaba con la abstención. Pero no nos engañemos: Iglesias jamás quiso pactar nada, por eso puso condiciones inasumibles, como esa super-vicepresidencia omnipotente o la línea roja de la consulta catalana (y la vasca, la gallega o la que se tercie). Lo único que Iglesias quería era repetir las elecciones porque confiaba en el sorpasso. Vamos, que quería ser Califa en lugar del Califa. Por eso, por ese cuento de la lechera, dinamitó cualquier posibilidad de acuerdo. Teniendo en cuenta que el PSOE era la fuerza mayoritaria de la izquierda, y que estaba dispuesto a pactar reformas concretas, atribuirle la responsabilidad del no-acuerdo es, claro, propaganda de Podemos.

Preste Juan: Como no quieres discutir, no voy a hacerlo. Sólo una cosa: Cada vez que oigo decir que la distinción izquierda-derecha está obsoleta... quien lo dice es de derechas. Paradójicamente, al único de izquierdas que le he oído afirmar algo parecido es a Pablo Iglesias. Feliz verano, amigo mío.

Juan Constantin dijo...

Saludos:

Como los merodeadores habituales saben, soy votante de Podemos, lo he dicho alguna que otra vez.
Y en estas elecciones he ejercido de Apoderado por Unidos Podemos en mi localidad. Sentí la necesidad de arrimar el hombro para ver si lográbamos ganar las elecciones o, al menos, mejorar los resultados de las anteriores. Huelga decir que no se consiguió -espero que no por mi culpa- y la situación no ha variado prácticamente nada.
No hablaré de los demás partidos que concurrían a las elecciones, salvo de refilón. Me centraré en nosotros. Y voy a daros la chapa durante un buen rato, lo siento.
No soy de ningún Círculo ni pertenezco a ningún grupo organizado de esta formación. Por mi cuenta y riesgo me inscribí para ser Apoderado y esperé a que me informaran de si era o no admitido. Recibí algún email genérico poco aclaratorio y sin estar del todo seguro me presenté en el lugar, el día y la hora acordados. Era la cafetería de un Hotel. Nos reunimos unas 20 personas de todo la circunscripción, y los organizadores nos repartieron las acreditaciones, y nos dieron material para el recuento. En los 15-20 minutos que tardamos en tomar un café, nos dieron cuatro nociones básicos, nos agregaron a un grupo de whatsapp para que pudiéramos solventar las dudas del día siguiente y nos fuimos.
Al día siguiente, me presenté en el colegio y la mesa electoral correspondiente. En ella sólo había una Interventora del PSOE -ningún representante de Ciudadanos ni PP- y yo. Eso sí, del PSOE había además 3-4 Apoderados. Lo cierto es que ellos estaban en continuo contacto con sus jefes de zona, y se les veía muy bien organizados, tanto en intendencia como en saber qué debían hacer (lógico por su larga experiencia) y se iban turnando. Yo estaba solo, mal preparado y sin apenas contacto con alguien que supiera resolverme las dudas, ya que el grupo de whatsapp estaba sobrecargado.
La jornada pasó sin ningún acontecimiento remarcable. A la hora del recuento tampoco hubo discrepancia alguna, no se perdieron papeletas ni faltaron ni sobraron votos. Recogí las actas y me fui a casa.
Habíamos quedado en que se nos informaría de dónde y cuándo entregarlas a los jefes de zona. Tuve que preguntarlo unas cuantas veces, porque parecía que con los resultados obtenidos, ya les importaba poco. Y lo comenté en el grupo de whatsapp, comprobando que no era el único en pensar de forma similar, por lo que me invitaron a unirme a otro grupo más amplio. Un grupo mucho más politizado y con miembros -no todos- más comprometidos y radicalizados.
He podido comprobar con esta experiencia varias cosas, aunque los resultados de mi pueblo no sean extrapolables a otras localidades:

1.- Todavía los maridos de cierta edad siguen llevando ellos las papeletas de sus esposas.

2.- Muchos de los votantes que llevaban las papeletas de su casa, al entrar en el recinto, pretendían entregar las papeletas a los representantes de su opción política y no a los miembros de la mesa.

3.- Poca gente escogía las papeletas fuera de la cabina electoral.

4.- Conforme se conocían los datos de participación y confirmaban que era baja, los miembros del PSOE aumentaban el tamaño de sus sonrisas.

Los resultados del PSOE han sido malos, los de Ciudadanos también, el PP ha mejorado y nosotros hemos perdido una oportunidad que no sabemos si se repetirá. Y no queremos -al menos no lo parece- saber los motivos. (Sigue)

Juan Constantin

Juan Constantin dijo...

(Continuación)

Casi antes de terminar la noche electoral empezó a difundirse una teoría de la conspiración, del pucherazo, sin prueba alguna: que si el voto del extranjero, que si los contratos con INDRA, que si se destruyen las papeletas para que no se puedan comprobar... casi igual que el PP en 2004.
Opiné en el grupo nuevo que me parecía una excusa de mal perdedor, que no creía que se pudieran haber escamoteado un millón de votos sin que nadie se percatase, y que si le dábamos pávulo perderíamos tiempo y energías en identificar las verdaderas causas de esta pérdida, y de corregir nuestros errores para no volver a cometerlos.
En fin, hay mucha gente que se siente más cómoda con poder echarle la culpa a un agente externo, antes que hacer autocrítica, puesto que así no asumen sus propias culpas, así que empezaron las respuestas salidas de tono, las dudas sobre mi capacidad intelectual y similares. Hay gente que le molesta que otros opinen distinto.
Las causas de la ni victoria ni derrota de Unidos Podemos son varias. No sé qué porcentaje corresponderá a cada una. En mi opinión:

1.- Campaña mal organizada. Pocas apariciones de líderes nacionales en zonas rurales. Mala elección del eslógan.

2.- Mala organización de Interventores y Apoderados -esto sólo por mi experiencia personal-, que no puede suplirse con buena voluntad. Si hay que pelear con equipos profesionales hemos de ser profesionales.

3.- Mensaje poco claro. La indefinición no creo que de votos, más bien los quita. Para cambiar de opinión cada dos por tres ya tenemos al PSOE.

4.- La campaña del Miedo. Algo ha influido -Preste Juan es un ejemplo-, aunque no creo que tanto. Venezuela, que antes del domingo 26 era un tema presente en primeras planas, prime-time, de televisiones, radios, periódicos, etc... ha desaparecido sin dejar rastro. Deben haberse solucionado todos sus problemas de golpe.

5.- Hastío de los votantes. Comprensible, pero dos votaciones en seis meses no es tanto sacrificio.

6.- Nos creímos que las encuestas indican lo que piensa la gente, cuando las encuestas lo que hacen es indicarle a la gente lo que ha de votar. Con esos "estudios" que ponían al peligro populista al borde de ser la primera fuerza política se ha conseguido movilizar a mucho votante de derechas.

Y, bueno, seguro que algún otro motivo habrá.

Juan Constantin

Juan Constantin dijo...

Saludos:

Para Preste Juan:

Yo también estoy convencido de que la opción PP no solo será nefasta para España, sino que lo ha sido y lo es en estos momentos, si no quieres ver los hechos, tú sabrás por qué.
¿Crees que es un razonamiento preferir a un corrupto o encubridor antes que una persona que no lo es? ¿Por qué van a convertirse en corruptos los gobernantes de otra opción política? ¿Tú te corromperías?
Tu voto ha sido útil para que unos señores que iban conduciendo a España al desastre sigan haciéndolo, porque no creo que cambien sustancialmente, a pesar de su minoría.
Meter mano a los planes de pensiones ¿Te refieres a lo que hace el PP cogiendo el dinero del fondo de pensiones para autocomprarse Deuda Pública?
Ordenar a los jueces y policías que detuvieran a los corruptos. ¿Te parece mal detener a los corruptos? Sería un buen cambio.
¿Qué te parece que un juez conspire con un acusado para fabricar declaraciones que impliquen al marido de una jueza que ahora está en Podemos?
¿Qué tal un Ministro del Interior que es grabado preparando munición política contra sus enemigos?
¿Y una responsable de la DGT arreglando los contratos o concesiones de los cursos de recuperación de puntos?
¿Podemos ha intentado contaminar el Ebro para beneficiar a una empresa privada?
El PSOE de Andalucía ha sido malo. De acuerdo, pero creo que menos malo que si hubiera gobernado el PP. No hay más que ver el endeudamiento que tienen las capitales andaluzas que han sido gobernadas por estos últimos.
Podemos un desastre para España. No lo creo, evidentemente. Quizá en determinadas circunstancias pudiera serlo. Pero es una especulación sin prueba alguna. El expolio y latrocinio del PP es un hecho probado.
Es curioso que el PPSOE, con lo bien preparados que estaban y lo chachiguay que eran, nos hayan dejado en esta situación tan mala, ¿y quieres seguir votándoles? Allá tú, yo haré lo posible por cambiar la situación. Puede que me equivoque y en unos años abomine de mi decisión, pero al menos lo intentaré, no permitiré que sigan los mismos que nos conducen al desastre.
¿Podemos igual a LePen? Sí, hombre, claro. Y a Hitler. Y a Stalin. Y a Mao.
Intentáis convencer a todo el mundo de que lo financia Irán, Venezuela -ambas dictaduras o casi- y los tribunales siempre os derrotan. ¿Por qué no probáis con Corea del Norte? O mejor, con Mordor. La verdad es que con el PP nunca habrá la menor duda de que no es financiado por ningún país, más bien es el PP el que financia a otros países, los paraísos fiscales.
España podría estar más arruinada aún. Mira, ahí coincido contigo. Si sigue el PP no tengas la menor duda de que lo vamos a estar. Nadie ha aumentado tanto el déficit como el PP.
¿Votar al PP es elegir el mal menor? Debemos tener conceptos muy distintos del Mal y del Bien.
El PSOE dejó más de 60.000 millones en la hucha de las pensiones, el PP sólo ha sacado y sacado y sacado. Son ellos los que han ido sistemáticamente deteriorando los servicios públicos para luego desmantelarlos y vendérselos a sus amigotes a cambio de una puerta giratoria.

No me extraña que no quieras discutir.

Juan Constantin

Anónimo dijo...

No creéis que el Brexit ha influido en la decisión de votar al PP? En cierto modo creo que mucha gente se ha asustado (ya habló algún merodeador de Babel del miedo) con la salida de UK y han pensado que no está el patio para experimentos tipo podemos (o lo que sea y quiera Podemos), y han votado por quedarse como estamos. Más vale malo conocido que bueno por conocer.

Por otro lado yo me pregunto si realmente se puede hacer algo. Y no lo digo con derrotismo. Es que creo que la mayoría de la política económica viene de UE, y en estos momentos es apretar y apretar el cinturón. Me hacía gracia, cuando se veía el auge de Podemos, los comentarios desde muchas instituciones europeas alentando el miedo y el "cuidadín" con ciertos partidos. Vamos, una injerencia en toda regla en el proceso democrático de los países. Podría Podemos haber hecho otra cosa diferente, cambiar de rumbo y tal?. Puff, creo que habría un chantaje desde arriba. Por eso creo que en estos momentos ningún partido realmente podría haber realizado grandes cambios económicos para impulsar el país (con esto no digo que me de igual quien gobierne, obviamente).

Y para terminar, aq no soy antieuropeo, y me parezca un error la decisión del Brexit, creo que hay que admitir que la UE no es un proyecto tan hermoso como nos lo han pintado. Vamos, que puedo comprender a un antieuropeista (aq realmente su voto se ha movido por el populismo y no por razonamientos técnicos). Yo aluciné con el tema de Grecia. No podía creer lo que estaba pasando. Me sentí engañado. La misma sensación que cuando soltaban hipotecas a todo pasto y a todo dios, y luego al cabo de unos años todos a llorar. Me pareció que había gato encerrado. Desde ese momento entendí la idea de ser antieuropeo, y empecé a entender a los ingleses y su despego. El problema es que salir es mucho peor que quedarse dentro. Pero es ir de guatepeor a guatemala. Creo sinceramente que no se han hecho las cosas bien, o no se ha querido.

Mazarbul

Anónimo dijo...

Soy Jose, merodeador habitual del blog y por cierto que me tocó estar en una mesa electoral como vocal. Lo del funcionamiento da para tema -gané 3.35 €/hora y apenas si pude comer- pero el pucherazo electoral no me lo creo de ninguna de las maneras.

Soy una de tantas personas que votó a Podemos el 20D y no les voté el 26J -voté en blanco-, y claro, es un caso particular pero intentaré explicarlo. Más arriba comentaban que había pocos votantes analistas y sin embargo yo estoy convencido de que muchos posibles votantes de Podemos son votos duros, de gente que con varias elecciones a cuestas que igual no había votado jamás hasta el 20D, o que alguna vez había votado casi como emergencia pero con la nariz tapada, como se suele decir. A este tipo de votante le pueden molestar muchas cosas, entiende la fidelidad a un partido como un mal -porque lo es-, y no quiere que de ninguna de las maneras se le forme piel de rinoceronte aguantando idioteces del partido al que dan su voto. Y Podemos surgió con un música diferente, más familar y cercana, más preocupada por la gente que por los grandes números (que al fin y al cabo es una visión arruinada de la política y la vida). ¿Y tantas cosas han cambiado? Seguramente no, pero repito que es tan importante lo que ha hecho y no ha hecho Podemos como el perfil de muchos de sus votantes (perfil duro). Un gran porcentaje de votantes del PP es fiel y su partido se permite infinidad de errores, sin embargo el de Podemos espera más, es más idealista casi por definición, y agunos se han decepcionado por una cosa, otros por otra, algunos por varias, y casi todas esas múltiples razones individuales las ha enumerado César aunque seguramente hay más. La idea que quiero dejar es la de que existe un perfil muy numeroso de izquierdas muy jodido de contentar, que al no querer que se le haga esa piel de rinoceronte igual tiene la piel incluso demasiado fina.

Aunque igual es otra cosa :)

Aprovecho aquí: Disfruta de las vacaciones, los lugares y sobre todo de la compañía César.

Mazcota dijo...

Me sorprende las pocas menciones que se ha llevado las dos bombas informativas producidas unos días antes de los comicios y que, en mi opinión, tanto influyeron en la decisión de los ciudadanos. La primera fue la escandalosa filtración de las conversaciones entre el ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la oficina antifraude de Cataluña. Fue una práctica asquerosa, pero hay que admitir que sumarle una paletada más de mierda al inmenso lodazal que es ahora mismo el PP, no ha servido para nada. Y que las grabaciones daten de dos años atrás, y las saquen justo antes de las elecciones, no deja de ser un movimiento sospechosamente premeditado y digno del mismo tufo que envuelve todo el caso. No sé quién ideó ese golpe de efecto, pero no le funcionó.

Luego está lo del Brexit. El voto de los británicos para salir de la Unión Europea me parece una broma de lo más surrealista. ¿Cuándo han estado dentro? Porque, aceptando todo lo que les convenía y rechazando cualquier tratado que supusiera un esfuerzo para ellos, no era para darles el premio europeo al país más implicado. Tengo la impresión de que sus habitantes han votado, más que por salir, por no continuar involucrándose. Pero con lo que de verdad me he reído ha sido con el tratamiento que han dado a la noticia los medios de comunicación: desastre, hecatombe, terremoto... Y luego van y la ilustran con los pobrecitos futbolistas españoles que, supuestamente, ya no podrán jugar allí por ser inmigrantes. ¿Ese es el Apocalipsis? Pues sí que vamos bien...

Estoy de acuerdo en que Mariano Rajoy, aparte de salir en programas chorras para continuar evidenciando sus limitaciones, no ha hecho nada para que le vote la gente. Bueno, sí, si acaso dar pena. Un hombre triste y apagado parece menos peligroso que uno exaltado. Pero la apatía de Mariano no significa que todo el poder fáctico del PP (que es mucho) se mantuviera en casa quitecito. La campaña ha sido larga, muy larga; para mí que se inició allá por octubre del pasado año. Y, sinceramente, no existe paraguas en el mundo capaz de proteger ante la enorme montaña de mierda que, sin descanso, ha llovido sobre Podemos. Demasiado bien parados han quedado. Y con lo del Brexit ha quedado claro lo hondo que ha calado. Porque, si hacemos caso a lo que han dicho, Podemos no sólo cometería la herejía de sacar a España de la Unión Europea; no, ellos irían aún más lejos: partirían los Pirineos por la mitad, colocarían flotadores por toda la costa y se llevarían a flote la península entera, hasta situarla justo al ladito de Venezuela.

¿De dónde ha salido esta interpretación tan catastrófica? Pues de la intoxicación permanente a la que ha estado sometida Podemos. Y es curioso, porque ni ellos, ni tan siquiera los partidos independentistas catalanes (esos que son la mismísima reencarnación del demonio, pero con barretina) han hablado jamás de abandonar la Unión Europea.

Si, como sucedió tres días antes de las votaciones, confluyen el mastodóntico acoso y derribo contra Podemos que llevamos arrastrando hace meses (recordemos que todo indica, y cuando digo todo me refiero a la servidumbre del PP, que no sólo nos sacarían de la Unión Europea, sino que nos arrastrarían sin pensarlo a otro continente) y el supuesto cataclismo del Brexit, y todo esto lo aderezamos con una encuesta increíblemente manipulada (suponiendo que esta exista) lanzada a los medios que aseguraba prácticamente la paridad de votos entre el PP y Podemos (¡¡que vienen los comunistas!!), ya tenemos el caldo de cultivo idóneo para cagarnos encima.

En definitiva, que la victoria del PP está fundamentada en la ciudadanía que ha votado con las tripas (descompuestas, por supuesto) y ha dejado la cabeza para otros menesteres.

Molina de Tirso dijo...

Owen Jones, el cerebro más lúcido de la Gran Bretaña. Hay que leerlo.