miércoles, abril 26

Es o no es

No puedo dejar de comentar el extraordinario talento que derrocha mi amada serie House. Anoche, como todos los martes, me senté ante el ojo del cíclope y me tragué sin pestañear dos episodios. El segundo de ellos, Es o no es, era sencillamente deslumbrante, quizá la ficción televisiva más políticamente incorrecta que he visto. En menos de cincuenta minutos, el doctor House conseguía derramar toneladas de vitriólica ironía sobre A) Los negros, B) Las ONG’s y sus dirigentes, C) La mortandad en el tercer mundo. ¿Pero es que no hay nada sagrado para nuestro galeno cojo? Afortunadamente, no.

Y eso me lleva a reflexionar sobre los americanos. Qué gente más extraña, ¿verdad?, qué pueblo tan paradójico. A veces, tengo la sensación de que son dos naciones diferentes mezcladas de forma confusa. La nación más grande está formada por paletos desinformados, militares, fundamentalistas cristianos y tele predicadores. Esa nación tiene un ejercito cuyo presupuesto es superior a la suma de los gastos militares de los diez países que le siguen en el ranking. Sus habitantes son obedientes, incultos, patriotas hasta la médula, leen libros de autoayuda, son en general políticamente correctos y muy gregarios. La otra nación, más pequeña, es escéptica, crítica consigo misma, muy creativa e inquieta. Sus ciudadanos son cultos, pragmáticos, muy emprendedores y poseen una gran formación profesional y/o académica. Dos naciones; sólo así se explica que en un mismo país se produzcan series de TV tan antitéticas como, por un lado, (la a mi modo de ver profundamente estúpida) Friends y, por otro, House. Y que ambas tengan éxito. Esto mismo, por supuesto, puede aplicarse a cualquier otro producto cultural.

Y es que, sin duda, hay muchas razones para denigrar a los americanos, es cierto; pero también hay otras muchas para admirarlos.

Volvamos a House. Uno de los motivos por los que nos fascina el personaje es porque a todos nos gustaría hacer y decir las cosas que él hace y dice, pero no nos atrevemos. Manifestar la verdad con toda crudeza, expresar las auténticas opiniones sin importar el efecto que causen en los demás, ser absolutamente sincero... Eso, en nuestra cultura –y probablemente en todas las culturas- es un pecado. Como el mismo House dice: los pacientes mienten. Pero se queda corto: todos mentimos. Siempre.

Por cierto, algo que me sopló Big Brother (mi hermano) hace poco. Se trata de uno de los paralelismos entre el cáustico doctor y Sherlock Holmes:

House = casa
Ho(l)mes = hogares.

Bueno, basta ya de refocilarnos con la televisión. Sólo un último consejo: si no visteis ayer Es o no es, no os lo perdáis cuando lo repongan.

55 comentarios:

Juanmi dijo...

Hay gente así de sincera: los llaman maleducados.
A mí me gustó mucho la peli "Human Nature", que viene a decir que ser civilizado consiste básicamente en ser hipócrita, pensar de un modo y actuar de otro completamente diferente. En "Human Nature" (del genial guionista Charlie Kaufman) capturan a un hombre salvaje e intenan educarlo para la sociedad. Su instinto le dice que tiene que saltar sobre cualquier hembra de la especie que le apetezca, pero eso no es educado, claro. Así que al principio salta sobre ellas y luego se disculpa como un Gentleman. AL final consiguen que no intente violar a todas las mujeres que ve. Pero se nota que él no acaba de comprender por qué.

Álex Vidal dijo...

Aquí uno que está ahorrando eurito a eurito para comprar la serie en DVD :)

Juaki dijo...

Efectivamente, "Es o no Es" será uno de los grandes clasícos dentro de la serie, junto con "Tres Historias"... y el que emitieron ayer en Fox: "Problemas de Comunicación". Rizando el rizo, House en el estado más puro de la hijoputez humana.

Anónima de las 9:59 dijo...

House es brillante, y sí seguramente nos gusta porque no se corta al decir lo que piensa. (A lo mejor lo de su pierna también le dañó las neuronas esas del superYo, o como lo queráis llamar, que nos hace callarnos a tiempo).

De todas formas, dentro de pocos episodios, hará algunas cosas que no me cuadran con el retrato de personaje que nos han hecho... Ya lo comentaremos (si queréis).

Querido César, ay hijo, ya ha surgido una brecha entre nosotros. Friends me gustaba mucho. Me enganché a cada uno de sus personajes y, en otro estilo, sus guionistas también eran brillantes. Ay, la convivencia ya sería imposible entre nosostros. Snif.

:P

En cuanto a los americanos, os aseguro que los conocí bien, merecen un capítulo aparte.

Juanmi dijo...

A mí me gusta mucho "House", pero creo que el personaje de su ex está cagando un poco la serie. Imagino que desaparecerá tarde o temprano. Como el jefazo negro que tuvo.

sfer dijo...

A mí también me encanta Friends y ahora que he tenido unos cuantos martes de fiesta me estoy enganchando a House. Ayer sólo pude ver el primero, en el cual los negros tampoco salen muy bien parados, que digamos...

¿DVD? ¿Se puede encontrar la primera temporada? Lo he mirado en un par de sitios pero no la he encontrado, y no me apetecía pararme a preguntar...

Matías dijo...

Buaaaaaaaa

Todo el mundo habla de House.
Todo el mundo me dice que vea House.
Todo el mundo dice qué gran personaje.

Yo tengo dos inconvenientes: la noche que lo echan en 4 yo estoy felicísimo en mi taller de relatos.
Y además no veo la tele.

Perra vida...

Juanmi dijo...

Yo tampoco tengo tele. Hace dos años le cayó un rayo a la antena y desde entonces estoy desconectado del mundo (tengo seguro, pero no vi ningún motivo para llamar al técnico). Pero la tele se puede usar como un monitor de DVD. Y un amigo me presta series en inglés subtituladas al castellano y yo no le pregunto de dónde han salido.

Álex Vidal dijo...

sfer, aún no ha salido en DVD, al menos, no en España.

Pero eurito a eurito, yo ya casi tengo para la primera temporada :D

Anónimo dijo...

Sobre el tema de USA, ¿no será que cuando los juzgamos vemos la paja en el ojo el ajeno y no la viga en el propio? Lo digo pero con unos pocos matices, gran parte de lo que comentas también se puede aplicar a nuestra piel de toro.

César dijo...

Juanmi: sí, "Human Nature" estaba bien; muy desigual, pero original y valiente.
Juaki: en efecto, "Tres historias" también era excelente. Y muy innovador su juego narrativo.
Anónima de las 9:59: ay, querida mía, esa brecha, me temo, ha socavado hasta los cimientos nuestra historia de amor. Yo, por expresarlo con sencillez, mataría a todos los personajes de "Friends", uno a uno, lentamente, con frío sadismo, dejando para el final a ese monstruo que atiende al nombre de Jennifer Aniston; a ella le reservaría lo peor. Así pues, ¿cómo amar a alguien que ama lo que yo odio? Lo siento, querida, pero nuestro amor es imposible. Afortunadamente, siempre nos quedará el sexo ;P
Álex: cuando te compres la serie, me tienes que pasara los primeros capítulos, que no los he visto.
Juanmi: estoy de acuerdo. El personaje de la mujer no cuaja. Pero el del negro hijoputa me gustaba, mira tú.
Sfer: bueno, tampoco podremos amarnos tú y yo. Te digo lo mismo que a Anónima.
Matías: en general, no te pierdes nada ignorando la caja tonta. Pero hasta en los estercoleros crecen las flores, y "House" es una magnífica rosa (llena de espinas).
Juanmi: lo tuyo con la antena y el rayo es casi bíblico; no me extraña que no veas la tele. (Si aparece una zarza ardiendo en tu jardín, avísame)

César dijo...

Usuario anónimo: tienes toda la razón del mundo. La diferencia estriba en que ese segundo grupo de ciudadanos es, debido al tamaño de USA, minoritario, pero muy grande. Lo suficiente como para formar una "nación" y generar un mercado cultural razonablemente amplio y estable. En España, por ejemplo, también tenemos esos ciudadanos cultos, pero son tan pocos...

Anónimo dijo...

Hola César:

Perdona, te había malinterpretado, ahora he entendido lo que querías decir. Mi comentario se debe a lo siguiente, y es que estoy harto de oir lo tontos-tontos que son los norteamericanos y lo listos-listos que somos los europeos, actitud que me parece de una estupidez supina...

Skalagrim dijo...

La serie es verdaderamente brillante, tanto por los guiones en general como en particular por esa parte tan difícil de los mismos que son los diálogos.
Pero además creo que está bastante bien documentada, y al mismo tiempo las presentaciones de la parafernalia médica están muy bien explicadas y metidas en la acción, de forma que aunque no pilles los términos médicos estás viendo lo que pasa de una forma muy gráfica. Algo tan cuidadosamente hecho -y tan costoso -es llamativo en estos tiempos de poco gasto y mucho beneficio.

Creo que es muy indicativa también de la crisis que está sufriendo el cine. Muchos guionistas y gente de talento está migrando a la televisión. Con tantas plataformas digitales y de cable hay dinero y espacio para cosas creativas, y la competencia por atraer al público parece seguir pautas opuestas a las de las televisiones generalistas. En lugar de producir mierda barata paracen buscar alhgo que atraiga a sus clientes de pago. Puede sonar un poco clasista, pero me llama la atención la calidad de tantas series presentes ultimamente en las cadenas de pago.

En cuanto a la diferencia entre norteamericanos y europeos, creo que es más bien un problema de "profundidad" más de que de inteligencia o cultura. Nuestros bisabuelos, aunque vivieran en un entorno rural y no tuvieran una gran cultura, vivían en un medio donde las tradiciones formaban un sustrato cultural profundo, a menudo transmitido por tradición oral. Eso en norteamérica es imposible. La tendencia a homogeneizar hace que los emigrantes con tradiciones propias las olviden rápidamente para integrarse, de forma que pierden la identidad cultural de sus orígenes para adquirir a cambio una mucho menos densa, pero socialmente más conveniente. Del mismo modo, creo que un espacio homogéneo tan enorme, donde un pueblo de kansas y uno de california tienen el mismo McDonald y el mismo K-Mart y el mismo Mall marcan profundamente. Tiendes a pensar que el mundo es eso -como si sólo existieran los estados unidos -o que es igual en todas partes. En Europa, en un especio geográfico mucho más reducido hay formas de ver la vida, horarios, gastronomía e idiomas tan distintos que invitan a la amplitud de miras. Diversidad que estamos perdiendo, por cierto, a velocidad de crucero...

John Space dijo...

Ese concepto, "incorrección política" está ya muy gastado. Peor aún, ya se usa para justificar lo injustificable. Pío Moa dijo una vez que él era "políticamente incorrecto".

Álex Vidal dijo...

Hombre, yo juraría que Pío Moa es "políticamente g...".

Bueno, podemos prescindir del adverbio :)

César: los DVDs todavía no están en el mercado, pero... te puedo pasar los primeros capítulos en "algún otro formato" :D

Care dijo...

Ayer me tragué a House en versión original, qué purismo el mío. Y a continuación un capítulo de Scrubs, otra serie de médicos, políticamente incorrecta, que también puede verse en España. House en sus palabras vernáculas parece hasta más borde. Y los americanos, vistos de cerca, ganan mucho. Care retransmitiendo desde Miami.

rudy dijo...

Tengo una duda:

Los que disfrutamos como enanos tanto con "Friends" como con "House": ¿somos al mismo tiempo incultos y cultos, conservadores y progresistas, políticamente correctos e incorrectos, tontos e inteligentes....?

Juanmi dijo...

Yo creo que "House" es un ejemplo perfecto del famoso macguffin de Hitchcock. Las largas parrafadas médicas creo que sólo las disfrutarán completamente los médicos, pero no importa porque lo que nos interesa realmente es el personaje y si al final se sale con la suya (aunque no entendamos del todo por qué)

miwok dijo...

Yo también soy de las de Friends&House...pero reconozco que un personaje tan excepcional como el Doctor House no lo he visto en ninguna otra serie. Un consejo, si hay posibilidades, mejor ver las series en VO, ganan mucho, además no tienes que esperar a que las compren las cadenas españolas.¿A mí tampoco me vas a querer César?

Anónima de las 9:59 dijo...

Care, House en original tiene una voz... ¡Tiene una voz!... ¡Que hasta se hace atractivo y guapo! ¡Qué voz!

Skalagrim, me ha gustado tu comentario "americano".

Rudy, ¡justamente eso! ¡Yo me considero una tonta inteligente! Ya sólo me queda hacer complicadas operaciones matemáticas "sin calculadora", así como Rain Man...

Juanmi, todos, si se manda la tele a freír espárragos, ¡queda una de tiempo para escribir o leer! Fue el Destino, el que se cargó tu antena, seguro, que quiere que escribas más.

César, ay, lástima de historia de amor.

Juanmi dijo...

Yo también me apunto a los aficionados a Friends y House (aunque hay que reconocer que en las últimas temporadas Friends decayó mucho)

cristian dijo...

Álex, correctamente de acuerdo contigo respecto a Moa.

Skalagirm (qué nombre más chulo. Es como de aventuras. Skalagrim el pirata, por ejemplo), interesante lo de las cadenas de pago. Es cierto.

Si alguna televisión con otro sistema de ingresos ofreciera calidad, ¿superaría en espectadores a su competencia, o, tendría menor número pero más fiel?

Difiero en parte respecto al comentario sobre las diferencias Estados Unidos-Europa.

Estados Unidos no es un país homogéneo. Uno de los motivos es su extensión. Si ya hay diversidad en una comarca, imagina allí. Care está en Miami (hola guapa :] ) muy diferente a Nueva York que no se parece en nada a Texas, totalmente desigual a Chicago etc

Otro sería la misma voluntad de no crearlo. Estados Unidos era percibido para nuestros tatara- bisabuelos como la última oportunidad de construir algo nuevo. Un montón de territorio más o menos limpio de peleas con indios y no sometido a ningún rey. El resto del planeta, como dices, estaba culturalmente muy enraizado, salvo islas.

Los europeos que van allá, tienen esta idea presente. También los propios estadounidenses. Allí surge el trascendentalismo (Emerson, Thoreau, Whithman), el pragmatismo, grupos cristianos que ven a Europa desfasada (cuáqueros y compañía), los mormones, sociedades influenciadas por los socialistas utópicos... Diversidad.

O si miramos la evolución de la música, tampoco hay homogeneidad: más o menos: el country se mezcló con el blues saliendo el primer rock, luego también aprecerá el blues-rock y el country rock, el folk hará lo mismo con pop y rock...

Su profundidad estaría en eso justamente, en ser como un patchwork.

La homogeneidad es aparente, es la impresión que tenemos aquí de allí. Lo mismo que la mayoría de extrangeros piensan de España: el mismo Zara, la misma sangría, paellla y flamenca para la tele. Afortunadamente, Pío Moa se encarga de desmentir esta falsa imagen común de la una, grande y libre, dónde incluso las losetas son idénticas por todo el territorio.

La convenencia de la pérdida de la identidad cultural de los inmigrantes no creo que sea por homogenización, más bien para evitar discriminación o prejuicios. Sería aquello de mejor me uno a aquellos que no permiten identidades culturales diferentes que esperar o exigir respeto. Afortunadamente en España esto no ocurre.

En Estados Unidos al existir la idea que comentaba antes vemos una paradoja entre la situación (inmigrantes, no occidentales, "antipatriotas o antiamericanos" es decir críticos con la política del gobierno simplemente [;)] y la idea: un historial saltándose derechos civiles/humanes acojonante-fuerte movimiento y defensa de los mismos derechos.

Sobre si Europa pierde diversidad. Pues, hay personas a las que les gustaría, eso seguro. Es más, están trabajando en ellou.

Friends y House. House no me parece una comedia, sus diálogos humorísticos superan muchas veces a Friends, eso sí. Friends me parece una comedia muy divertida, la cantidad de mujeres atractivas por capítulo supera muchas veces a House, eso también.

César dijo...

Rudy & resto de (inexplicables) admiradores de Friends: yo he dicho que la serie me parecía estúpida, no que me parecieran estúpidos quienes les gusta la serie. No os sintáis ofendidos, por favor. De todas formas, estaréis conmigo en que comparar "Friends" con "House" es como comparar a Bambi con Hanibal Lecter.
Doy marcha atrás, por tanto, y sustituyo "Friends" por... ¿"La casa de la pradera"? ¿Los ángeles de Charly? ¿El coche fantástico? ¿Los vigilantes de la playa? ¿Ally McBeal? En fin, la que menos susciptibilidades hiera.
De todas formas, ¿cómo es posible que a una gente tan brillante como vosotros pueda gustaros una serie tan estúpida? (¡Es broma, es broma!)
Skalagrim: sí, creo que tu comentario es básicamente correcto. Lo que pasa es que hay dos tipos de americanos muy distintos, de verdad. Tan distintos, que no parecen pertenecer a la misma cultura.
Miwok: no, lo siento, si te gusta "Friends" no puedo amarte. Qué le vamos a hacer...
Anónima de las 9:59: Fue bonito mientras duró.
Juanmi: ¿También a ti te gusta "Friends", fili mi? Entonces, jamás volveremos a dormir juntos.

César dijo...

Cristian: de acuerdo contigo en casi todo, pero... ¿te gusta "Friends"? Jooooder, me estoy quedando solo. Por favor, help, ¿hay alguien más que odie esa serie?
Estados Unidos no es un país homogéneo, ni mucho menos, aunque sí es un país "compacto". Si tomas por un lado la Costa Este y California, y por otro el resto del país, sobre todo el centro... bueno, lo que yo decía: dos naciones distintas.
Care: ya que estás en Miami, ¿te importaría traerme un par de gramitos de farlopa? ;-)

Skalagrim dijo...

Hmmm... No he dicho que USA sea un páís homogéneo. He dicho que tiene una poderosa tendencia a homogeneizar (pensemos en el idioma, para ellos el Castellano es una auténtica molestia, si no un peligro). Una tendencia tan potente que la exporta, y así nosotros también hemos acabado por tener en cada ciudad McDonals iguales, y Zaras iguales, y Cortes Ingleses iguales.

Creo también que la tendencia a homgeneizar su sociedad está poderosamente influida, entre otras cosas, por la televisión. Al final, todos acabamos hablando, vistiendo, y gustando lo que vemos en la tele, por mucho que nos resistamos, y en eso ellos nos llevan veinte años de adelanto.

Sin embargo yo puedo volverme hacia las colinas y ver la fortaleza precéltica que domina la ciudad y el mar desde hace más de dos mil años, que me recuerda que hubo otras cosas y otras vidas, o volverme hacia mi propia familia y observar el poderoso y poco sutil matriarcado que hay en la sociedad en la que vivo desde antes de que llegara Roma. Y ellos no. Desde mi punto de vista, cosas así marcan aún inmensas diferencias.

Y en efecto, Skalagrim es un buen nombre de pirata. Sacado de "La Saga de Egil Skallagrimsson" de Snorri Sturlusson.

Y no he visto Friends, para pasmo de muchos...

Anónima de las 9:59 dijo...

Bueno, Friends ha permanecido 10 u 11 temporadas en antena. ¡Algo tendrá!... Y más teniendo en cuenta que NO CUENTA NADA: son unos amigos, que se reúnen, hablan, y les pasan cosas. A veces salen sus trabajos, o alguna aventura, pero en general, hablan, hablan y hablan... (Delante de una taza de café).

Me interesa el tema de una hipotética tele minoritaria de calidad. Si el público al que se dirige es MUY segmentado y concreto, puede (¡sólo puede!) que algún anunciante muy interesado en él, esté dispuesto a pagar su publicidad y la tele hipotética sobreviva.

Pero hay dudas. Aquí hubo el ejemplo de una serie con hector Alterio que iba de psicólogos. (No recuerdo el título). Tenía baja audiencia, pero era MUY segmentada (clase alta, medio alta...) y durante un tiempo la cadena la mantuvo, porque aunque el share era bajo, interesaba a determinados anunciantes... Pero al final, ¡plas! se esfumó...

Les sale más a cuenta una serie mayoritaria, con más audiencia aunque no sea tan segmentada.

Juaki dijo...

Yo también odio "Friends", aunque me parece que es porque no trago ni tragaré a Jennifer Anniston en ninguna de sus facetas conocidas.

Y, si "House" es cruel y cínica, no os perdáis "The Shield", cosa fina, una especie de cruce televisivo entre "21 gramos", "Traffic" y "Training Day" (la última escena del capítulo de ayer, por poner un caso, era la del capitán de la comisaria masturbándose delante de un televisor que exhibía el video de una violación a una prostituta negra a la que acababa de interrogar. Sin concesiones), ya os digo.

Álex Vidal dijo...

¡Jo, ese The Shield promete!

No es que no trague Friends, pero la verdad... vistos tres episodios, el interés desapareció. Para ver chicas guapas, ya tengo a Nuria :) Y para personajes planos, vacuos, que ni siquiera justifican un trabajo con el que llevar ese ritmo de vida... Pues para eso leo a Vance (y ya me cuesta).

miwok dijo...

La serie de Héctor Alterio de la que hablan se llamaba "El grupo", yo la vi los 9 o 10 episodios que duró, una pena que no le dieran más tiempo para hacerse con el público.

cristian dijo...

A Friends le encuentro la gracia de lo tonto. Es expresamente tonta. No refleja nada extraordinario excepto el ligero caos con el que nos encontramos a veces. Cosas que nos pueden pasar más habitualmente, cosas vacías en el fondo sí, tonterías. Creo que es más frecuente tener malentendidos que encontrarse huyendo por las cloacas. Inclso podría ser que la mayor parte de los malentendidos no tuvieran gracia.

Pos eso. Ese tipo de anécdotas una tras otra gracias a que son seis personajes que funcionarían en cualquier comedia (el inocentón, la surreal...También, Rachel es la que menos me gusta. Quizás tenga el rol de payaso Augusto)

Creo que hay un gran trabajo de ritmo evitando saturar de chistes y rompiendo la profundidad cuando tiende a ello (la historia entre Ross y Rachel interesa bien poco, me parece, son los chistes entorno a esta historia lo que cuenta. A ver que más se les ocurre. Y se les ocurrían más cosas)

Álex, no sólo están ellas tres, también salieron Winona Ryder, Elle Mcpherson y así. Para hacer lo del capitán de The Shield es más variada xD

Afortunadamente no vamos a encontrarnos en la situación de tener que escoger entre una u otra ("House" o "Friends") Así que me quedo con las dos. O con el doctor House viendo "Friends".
Si vinieran los protagonistas para obligarme a escoger, está claro. Escapar por las alcantarillas y no parar hasta llegar a "Seinfield" o "Frasier" o "Verano Azul"

cristian dijo...

Osti, el Augusto no, el otro, el clown, el serio

cristian dijo...

Skalagrim, te tengo entre los libros por leer :)

Ok (influencia nortemaricana), comprendo. Añadiría sólo dos cosas que creo también intervienen.

Una, ser la primera potencia puede convertirte en el modelo a imitar (si les va tan bien, habrá que ser cómo ellos) también capacidad de imponerse (te obligo directa o indirectamente. Indirectamente: te indico que tu forma de vida no es buena según mis criterios, por ejemplo) Pero a hacer esto no lo han aprendido de la tele, esto, si lo han aprendido de alguien, es de Europa. Es el comportamiento de Occidente.

(el payaso serio es el Augusto? Nooooo)

Europa ha tratado así a sus colonias, por ejemplo, cuando Europa y éstas se tuvieron que abrir a las empresas etc de Europa porque ésta concentraba las potencias tecnológicas. Tenían la capacidad para obligar y eran el modelo.

La segunda, sería la tendencia a uniformizar del propio pensamiento occidental. Por ejmplo: blanco o negro. Friends o House. Cuerpo/alma. Igualarlo todo para poder situarlo en un grupo es propio de nuestra manera de pensar. Está manifestado en muchos aspectos. Hay aprecio por tomar lo general como lo único. Hasta las definiciones procuran atrapar bien un sólo significante para rerirse a todas sus formas: aquello de dibújame una oveja- le dijo el Principito.

Esto ha dado un desarrollo del pensamiento científico enorme pero se ha cargado algo inevitable: las diferencias.

Creo que lo que ves en la fortaleza es una cualidad tuya -te diferencia, en mi opinión, para bien- más que algo propio a la fortaleza. Dos persoas pueden mirar lo mismo pero su descipción ser muy divergente.

John Space dijo...

" ¿"La casa de la pradera"? ¿Los ángeles de Charly? ¿El coche fantástico? ¿Los vigilantes de la playa?"

Metiéndose con los clásicos. Ahí lo has acabado de arreglar ;-)

Juanmi dijo...

Los americanos pueden ser gente encantadora, pero han votado una y otra vez la pena de muerte (que los europeos no tenemos). Ni siquiera el progresista presidente demócrata de la serie "El ala Oeste" se atreve a revocar una sentencia que está a punto de ejecutarse. Aunque luego se confiese, porque sabe que ha obrado mal, el condenado la palma. Quizá en Europa tenemos cosas peores que la pena de muerte (incluso para menores de edad), pero a mí eso es algo que me estremece, porque dice mucho de la mentalidad del americano medio. De cómo imaginan que se solucionan los problemas.
Yo estuve una pequeña temporada en Los Ángeles y aluciné. Me llamaron la atención y me amenazaron con llamar a la policía (y cómo las gasta allí la poli) por ir bebiendo una lata de cerveza por la calle (aunque era diciembre hacía un caló que no veas). El mismo tipo que me amenazó con llamar a la poli, me aconsejó que cubriese la lata con una bolsa de papel. "Entonces no habría problema", me dijo. Joder! No les preocupa que beba cerveza en la calle, les preocupa que se vea. Por eso los borrachos de las pelis siempre salen tirados en el suelo, al borde del coma etílico, pero con la botella bien envuelta en papel. Un norteamericano no puede probar el alcohol hasta los 21 años. ¿Tiene eso alguna lógica? Pueden ponerle la inyección letal, pero no pueden beber ni una gota de alcohol (qué es peor para la salud?). La solución para un adolescente americano es muy sencilla: las drogas se venden en cualquier esquina, y los que las venden no te piden el carnet. Consecuencia: son los consumidores número uno del mundo. Su solución: Bombardear las plantaciones de otros países.
Este absurdo parece ser la norma americana: que paguen otros por nuestras contradicciones.
Sus fábricas y ciudades contaminan más que las del resto del mundo junto. Y se oponen a cualquier iniciativa internacional para controlar esto. La gasolina en Estados Unidos es indecentemente barata. Los mexicanos, que tienen un nivel de vida muy inferior a los norteamericanos, cruzan la frontera para poner gasofa en los USA, porque allí es más barata y de mejor calidad (y eso que México también es productor). Pero es que sus reservas de petróleo son inmensas y siguen creciendo. Y para ello están enmerdando como nunca la situación internacional.
Yo les veo un problema con relación a Europa, y es que no saben lo que es sufrir una guerra en su territorio. Los problemas siempre suceden lejos de casa, y se solucionan lejos de casa. Pero estoy diciendo cosas que todos sabéis y he largado un rollo impresionante. La verdad es que casi todos los americanos que conocí eran gente encantadora, amables y simpáticos, pero no puedo olvidar estos detallitos, aunque hagan unas series cojonudas (también tienen pasta para hacerlas).

Anónimo dijo...

Juanmi:

Creo que confundes términos. No creo que la política interior y/o exterior de un país sirva para definir a sus habitantes. O por lo menos no para definirlos categóricamente ya que los intereses de los ciudadanos y los del establishment son opuestos. Fíjate en las deliciosas aventuras políticas de nuestra España reciente y verás que tenemos mucho que callar. En USA en algunos estados tienen la pena de muerte (que me horroriza, dicho sea de paso) pero aquí en España no hace tanto tiempo se mataba a la gente sin mayores problemas ¡y sin juicio! Por no hablar del trato que se dispensó a los habitantes del Sáhara Español y así,tantas otras cosas.
El pueblo USA esta lleno hasta las cejas de contradicciones, políticas, económicas y sociales, de eso no cabe la menor duda. Pero el europeo también lo que pasa es a esas contradicciones nosotros las llamamos "nuestra tradición".

Juanmi dijo...

A mi lo único que me confunde es la argumentación en pasado. "Nosotros no hace tanto tiempo..."

Y reconozco que lo de callar no me va. Cállate tú si quieres.

Jesús Duce dijo...

Lo de House es verdaderamente curioso.
La serie, sin duda, es excelente, pero llama la atención que nos atraiga tanto el comportamiento y las expresiones de un auténtico cabrón como el doctor House. A mí, insisto, el guión me parece inteligente, ingenioso, a veces un poco barroco e incomprensible, pero bien medido en sus extremos, en los contrastes entre los diversos personajes, cuya impronta viene a jugar papeles complementarios, a modo de una isostasia necesaria. Sí, sí, todo está muy bien; los actores son en general magníficos y además muy atractivos (Cameron me parece guapísima); Lorien interpreta de maravilla. La cámara no se excede en los movimientos. Vamos, una delicia de serie.
Ahora bien, yo hubiera mandado a House a la mierda en muchas de sus intevenciones. Me da igual que sea honesto con su trabajo y el mejor médico del mundo. Antes que la honestidad y la perfección está la bondad y el cariño, y House es auténtico mamón que se cree un dios entre los pobres mortales. No creo que sea cuestión de mentir más o menos piadosamente. Estamos en el mundo para convivir, por lo tanto para ceder, para transigir y para aprender sobre todo ello. House es perfecto en su trabajo científico, pero una nulidad como persona humana. No me sirve.
Eso sí, el actor es realmente brillante y merece todos los premios.
Enhorabuena a la creación, a la ficción, a la interpretación.
La realidad, querido House, es otra cosa Recuerda que a todos los cerdos les llega su San Martín.

Juanmi dijo...

Yo creo que House es la típica cosa que si la ves en la tele te hace gracia, pero si te pasa a ti, te cagas en sus muelas.
Y en la seguridad social hay tios que no andan muy lejos del doctor House en su trato con los pacientes.

sfer dijo...

Juanmi: "Yo les veo un problema con relación a Europa, y es que no saben lo que es sufrir una guerra en su territorio. Los problemas siempre suceden lejos de casa, y se solucionan lejos de casa."

sfer: me pilló el 11-S allí, y yo, como otros muchos (incluídos muchos americanos) esperábamos que eso hiciera entrar en razón a la política exterior de su país. Todos sabemos que no ha sido así. Qué lástima. Qué gran jodienda, tener que vivir en un país del que te avergüenzas constantemente, no solo por el pasado lejano (quién esté libre de culpa que tire la primera piedra), sino también por el presente.

Juanmi dijo...

Ya que estamos hablando de series, Sfer, a mí me encanta "El ala Oeste", donde se ve muy claro ese sentimiento de vergüenza del que hablas, que sin duda tienen muchos americanos cultos de las dos costas.

cristian dijo...

No recuerdo quién ni dónde decía:
"Si me condenan a muerte no quiero comer antes. Prefiero emborracharme. Ir cantando por el corredor, abrazarme al verdugo 'te quiero buchoooo amigo, eres mamigo'"

César dijo...

Jesús: tienes toda la razón. House sólo hace gracia como personaje de ficción. Como ente real sería insoportable... salvo que lo pudieras contemplar con cierto distanciamiento, claro. He conocido a personas parecidas a House y, si no te implicas, resultan divertidas. Otra cosa es, claro, que el "housismo" te afecte directamente, en cuyo caso no vacilaríamos en romperle al galeno la pierna sana que le queda.
No obstante, ser House de vez en cuando, y si la ocasión así lo aconseja, puede resultar una excelente terapia. El problema es ser House siempre.
En cualquier caso, no perdamos de vista que House sólo es una serie de TV. Eso sí, condenadamente buena. (Y Cameron, amigo mío, está, en efecto, como un Saingorlon).

NOTA
Saingorlon: Queso con una pasta rica y grasa, parecida a la mantequilla, con hermosas vetas azules. Su sabor es agradable y picante.

Anónimo dijo...

JUANMI DIJO: Y reconozco que lo de callar no me va. Cállate tú si quieres.

USUARIO ANÓNIMO: Perdona si te he ofendido, no era mi intención. Simplemente quería señalar que durante cuarenta años sufrimos una terrible dictadura en la que se cometieron terribles desmanes y se vivieron situaciones que hoy día nos parecen hasta divertidas de puro patéticas. Y lo de callar me refiero que, al menos en mi caso, no me veo con ánimos de proclamar mi superioridad (moral, intelectual o social) sobre ningún país al ver lo que ha sucedido en el mío. En cualquier caso, la realidad es que todos nos parecemos más de lo que creemos...

Juanmi dijo...

No pasa nada, no hay problema. Pero, como ha dicho Sfer, si miramos al pasado, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
Además, tu lógica hace agua, si me permites decirlo (y lo digo sin acritud, sólo para que veas a lo que me refiero). A Franco no le votó nadie. Dio un golpe de estado contra un gobierno elegido democráticamente. No me puedo sentir responsable de esos cuarenta años pues mis padres y yo fuimos víctimas de ellos. En los Estados Unidos la pena de muerte es algo votado año tras año por el lectorado. Ellos sí son responsables. Y ni siquiera los demócratas se atreven a cambiar esa situación.

Anónimo dijo...

JUANMI: Entiendo perfectamente lo de que Franco no fue elegido democráticamente. Mi razonamiento no se basaba en la democracia, por decirlo de alguna manera, sino en que era español y fue apoyado por españoles. Pero repito, tiene sentido lo que dices. A lo que yo voy es que españoles diferentes piensan diferente. Y no debemos caer en en la generalización ya que americanos diferentes piensan diferente. Siguiendo el ejemplo que tu pones, la pena de muerte no existe en todos los estados ni mucho menos. Y habría que ver cuántos americanos votan sobre qué leyes. De nuevo digo que nos parecemos más de lo que nos gusta reconocer.

Big Brother dijo...

Mi infancia son recuerdos de un patio de... butacas. Y en él están Casablanca, Shane, El hombre que mató a Liberty Valance, Sicósis, El Apartamento y tantas otras. Todas americanas. Y me comieron el coco. Gracias, aunque en muchas cosas seais unos cabritos integrales. Tanto que a veces pareceis europeos.
Y me gustó, en su momento, Friends. Lo siento, César.

Álex Vidal dijo...

Pues yo me conozco a algún que otro House. A veces te dan ganas de hacerle una operación contra la miopía sin anestesia, pero los quieres porque ves en el fondo que son buena gente. Muy diferentes de loa c*br*n*s integrales...

Anonimouys-2 dijo...

'The Shield' puede verse en TV3 como 'Vic Mackey' Prefiero encontrarme un doctor House a un poli Mackey.
Mackey se lo pasa teta dando palizas, House no lleva bata

Skalagrim dijo...

El problema de un "comportamiento House" en la vida real es que es médico.

Los médicos han reunido sobre sí mucho del respeto y la consideración de los antiguos Chamanes. Para el mortal común, sobre todo cuando está enfermo e indefenso, cuando siente dolor o lo sienten sus seres queridos, el médico es más que humano. Es el alivio, la salvación, y esperamos de él comprensión y esperanza, o al menos empatía, no ingeniosidades bordes.

Me he encontrado alguna vez con más de un médico House. Al entrar en su consulta me dolía algo a mí, y después de su ingeniosidad o su bordería nos dolía algo a los dos. No era muy constructivo, no ayudaba a la resolución de mi problema y no mejoraba la autoestima de ninguno de los dos, pero acercaba de nuevo al médico a la esfera común de la condición humana, eso seguro.

La serie juega, además, con cosas muy peligrosas. Le he visto tratar a padres que tenían a sus hijos enfermos bajo su cuidado de una forma bastante peligrosa. Si mi hijo estuviera enfermo y el médico me contestara una gilipollez semejante cuando más desesperado estoy, nunca tendríamos final feliz del capítulo. No con ése médico, al menos.

Álex Vidal dijo...

La serie juega con cosas peligrosas, sí, pero la tesis principal, la que defiende House ("los pacientes siempre mienten") se puede resumir en que, en realidad, las enfermedades nos las buscamos o nos las agravamos porque, en el fondo, somos unos estúpidos. Y qué mejor forma de que estas estupideces sean relevantes es que amenacen a la vida del propio enfermo ¿A nadie le sublevan las estupideces?

House también encarna un modelo, como decía Juanmi, bastante poco común hoy en día: el que es sincero y no se calla ni una. ¿Nadie ha deseado, alguna vez, en aquel momento en que nos visita el "espíritu de la escalera", tenir una "genialidad a lo House" y dejar a un estúpido a la altura del betún? A mí me pasa continuamente con los vecinos del 1.º, sin ir más lejos.

También es más divertido, y menos escabroso, que Holmes (ay, House) se dedique a la investigación médica que no a la criminal.

Anonimous-2 dijo...

House salva y alivia enfermedades, con esto se gana el respeto y la consideración de los otros chamanes y de los propios pacientes.

Reconoce su misantropía. Por eso delega el trato personal a sus ayudantes. Otros médicos más incompetentes son bordes sin motivo. Las de House en relación a los pacientes tienen el objetivo de concienciar o descubrir. No va de listo, es listo.

Recuerdo episodios en los que de no haber intervenido de esa manera el paciente la hubiera palmado. No todos los chamanes hacen servir el cariño para ser efectivos. Algunos son rudos para enseñarte a no creer cualquier cosa.

House acaba implicándose. El episodio del trompetista de jazz y otros. Se juega el puesto muchas veces.

Eso sí, habla claro. Tal como dice Álex, si te ha de llamar estúpido para mostrar bien claro lo mal que alimentas a tu bebé, indicando a la vez cómo hacerlo mejor, te lo llama.

De acuerdo contigo skalagrim respecto a los médicos bordes no-House. Los hay. Son bordes, van de listillos, no se ganan respeto ni agradecimiento ni dejan buen recuerdo.

La ninfa de la torre de cristal dijo...

Estoy de acuerdo con la idea de que House, de ser real, sería una pesadilla. Yo no soportaría que me tratasen así. Pero no es real, ahí está la gracia. Es tan irónico que me parece más inglés (como el propio actor) que americano.

La serie es estupenda. Con lo mala que es la televisión, da gusto encontrar cosas como esta...

sfer dijo...

Un comentario más, uno menos... no va a quitar que éste sea seguramente el post con más comentarios del blog, me equivoco? En fin, lo que yo iba a decir es que en el suplemento Culturas de hoy (10 de mayo) de La Vanguardia tenéis unas pequeñas reflexiones sobre el fenómeno House, sus sucesores, y las cuestiones morales que conllevan todos juntos.

Anónimo dijo...

Keep up the good work
http://www.securities-arbitration-5.info/Fico.html Cheap airline tickets cheap flights guide masterton hiking Cellphones ocala internet hosting http://weight-loss-9115.8m.com/Clinic-day-loss-new-weight.html hiking trails in north carolina maps montana hiking antivirus removal tool Hiking companies Buving viagra hot xxx blonde Hiking light