miércoles, diciembre 5

Funny Games

Anoche vi en un canal digital de TV Funny Games (1997), la, según muchos, obra maestra del realizador austriaco Michael Haneke. La única película suya que conocía era La pianista (2001), un film sobrecogedor cuyo final, un largo plano fijo centrado en una portentosa Isabelle Huppert, revuelve las tripas del espectador y permanece impreso a fuego en la memoria (al menos en la mía). El caso es que La pianista me pareció una película muy interesante, así que me puse a buscar otros títulos de Haneke, en particular, Funny Games.

Tarea imposible; no había ni uno solo disponible en DVD. Más tarde, me enteré, con una o dos semanas de retraso, de que se había estrenado en España Caché (2005), ganadora de tres premios en Cannes y cinco del Cine Europeo. Cuando quise ir a verla, ya había desaparecido de las escasas salas donde se estrenó. Tampoco la encontré en DVD; al menos en los videoclubs de mi zona. Huelga decir que tampoco se ha emitido ninguna película de Haneke en las televisiones generalistas (o, al menos, yo no me he enterado).

Bueno, pues ayer emitieron en uno de los canales digitales de TV Funny Games y por fin pude verla. ¿Mi opinión? Es una obra maestra y uno de los films más terribles que he visto. El argumento es muy sencillo: un matrimonio y su hijo pequeño llegan de vacaciones a su casa de campo, situada junto a un lago. Mientras se están instalando, aparecen dos jóvenes conocidos suyos; se trata de dos casi adolescentes de clase media alta tremendamente educados. Pero, pese a su amabilidad, se resisten a abandonar la casa, hasta que, finalmente, secuestran a la familia y, siempre con gran amabilidad, comienzan a someterla a una serie de juegos sádicos que concluirán con la muerte.

El argumento no es especialmente original –de hecho, resulta similar al de la penúltima película de Elia Kazan, Los visitantes (1972)-. pero sí lo es el tratamiento. En realidad, toda la película está construida con el objetivo de destruir las expectativas de los espectadores. Haneke, astuta y sibilinamente, va sembrando a lo largo del metraje una serie de indicios que, en un film convencional, conducirían hacia un final complaciente con el espectador. Pero éste no es un film convencional, de modo que todo lo que el espectador espera y desea se ve progresivamente frustrado. De hecho, uno de los jóvenes villanos se dirige a cámara en tres o cuatro ocasiones, precisamente para burlarse del espectador y de lo que éste cree que va a pasar. Es más, hacia el final de la película hay una polémica secuencia en la que por fin creemos que las cosas van a ser como esperábamos; pero el realizador, mediante un gimmick tan artificial como irónico, da marcha atrás y corrige la secuencia. Quienes critican esto argumentan que rompe la unidad dramática del film, introduciendo un elemento casi humorístico y totalmente arbitrario que, repentinamente, nos hace conscientes de que eso que estamos viendo es una ficción. Y es cierto, pero la tensión del relato es tan grande en esos momentos que, sinceramente, los espectadores agradecemos el respiro.

Por otro lado, siendo, como es, Funny Games una película muy violenta, la violencia más física siempre se produce fuera de cuadro; la escuchamos, pero no la vemos. Incluso sus efectos son siempre presentados sin énfasis, en segundo plano. No obstante, esto, lejos de suavizar la tensión, hace que la cinta sea más desasosegante y estremecedora aún. Y es que, aunque nos limitemos a contemplar Funny Games como una mera película de psicópatas –en realidad, los “malos” de Haneke son, sensu stricto, sádicos-, la película austriaca resulta mil veces más sobrecogedora que cualquier thriller yanqui de psicópatas desde Seven (1995) hasta nuestros días.

Sin embargo, aunque Seven es dos años anterior a Funny Games, podemos encontrarla en cualquier videoclub sin problemas. Y quien dice Seven, que a fin de cuentas es una excelente película, dice también Halloween H20, Sé lo que hicisteis el último verano o cualquier tontería semejante. Es decir, podemos encontrar sin dificultades casi cualquier película norteamericana producida durante las últimas dos décadas, pero resulta complicadísimo, si no imposible, acceder a la mayor parte de la actual filmografía mundial, incluyendo la europea. Aunque se trate de obras maestras y hayan sido rodadas poco tiempo atrás.

El por qué de esta absurda situación es sencillo: la distribución cinematográfica, tanto en salas como en DVD, está en manos de los yanquis, de modo que estos nos imponen, queramos o no, sus productos made in Hollywood, al tiempo que frenan la entrada en el mercado de productos provenientes de otras filmografías. El problema es que, dado el lamentable estado creativo en que se encuentra Hollywood hoy por hoy, la mayor parte de lo que se estrena, la mayor parte de los que se distribuye en DVD, la mayor parte de las películas a las que tenemos acceso, son, en general, absolutas estupideces. Y esto es perverso, porque hubo una época –ay, tan lejana- en la que el mejor cine se hacía en Estados Unidos, pero eso ya no es así. De hecho, el mejor cine no procede de ningún país en concreto, sino que puede surgir en cualquier lado. Austria, México, Corea, Taiwan, Alemania, Bélgica, Italia, China... todos estos países, y otros muchos (incluso España), han producido durante la última década una o más películas excelentes que no hemos podido ver, o hemos visto con dificultades, dada su escasa y precaria distribución.

¿Queréis saber el colmo del absurdo? Pues veréis, Funny Games tiene un acabado técnico impecable y sus actores (germanoparlantes, claro, pues la película es austriaca) realizan un trabajo soberbio. Pues bien, el propio Haneke ha rodado en Estados Unidos un remake de la película con el mismo guión e idéntica planificación, solo que en inglés e interpretado por actores anglosajones (Naomi Watts, Tim Roth, Brady Corbet y Michael Pitt en los papeles principales). ¿No es esto una locura? Vale, a mí me encanta Naomi Watts y creo que Tim Roth, cuando no se pasa tres pueblos, es un excelente actor, pero ¿qué sentido tiene hacer una fotocopia de algo que ya estaba bien tal y como estaba? Ninguno, salvo el sencillo hecho de que los norteamericano son absolutamente incapaces de prestarle atención a algo que no provenga de su país, por bueno que sea.

Ay, señor, señor, qué época tan estúpida nos está tocando vivir...

18 comentarios:

mazarbul dijo...

Con el tema de la distribución has dado en el clavo. Yo añadiría que la cultura, en general, también tiene sus cauces. ¿Cuántos libros o autores parecen tener un padrino, mientras otros parecen quedar relegados permanentemente pese a su valía?. ¿y el arte?. La distribución, como con la nocilla, la leche, las pelis, o los libros es la clave del éxito. Si estás en las estanterías, vendes, si no, ni siquiera existes. Es como en farenheit, sólo que nos cuesta darnos cuenta.

Natalia dijo...

La verdad es que es una pena que algunas películas tengan dificultades para verse, ya que eso hace que la mayoría no las conozca y por tanto no desee buscarlas. Supongo que él habrá hecho la versión americana para que tenga más demanda.

jg dijo...

Hacen tan a menudo lo de americanizar las películas: Vanilla Sky/Abre los ojos, The Ring... Además, van comprando derechos de películas por aquí y por allá, aunque luego no las terminen haciendo. Creo que Tom Cruise, además de Abre los ojos, compró Tesis. También creo recordar, aunque quizá sean imaginaciones mías, que a Pedro Almodóvar le propusieron hacer una versión americana de Mujeres al borde de un ataque de nervios.
En fin. La locura cotidiana.

Isabel dijo...

Creo que esa es una historia demasiado triste para mi, no me gustan las historias tan desagradables, creo que no veria esa pelicula.

En cuanto a lo de que los estadounidenses solo ven peliculas de su propio pais yo lo comprendo en parte porque yo hago algo parecido, yo veo de todo menos cine español, es un poco triste, ya que es un prejuicio estupido, pero no consigo quitarmelo

yepetta dijo...

Estoy ya de pelis de miedo.... U_U Me apetecen comedias ^-^
En fin. Naomi Wats...$.$ jaja
Yo últimamente estoy viendo pelis, aunqeu ayer quería ver desayuno con diamantes y solo vi los ultimos 5 mins osea, que de esa peli he visto tambien los 20 primeros minutos, una larga historia, y de peli en peli se descubren perlas también ¿no?
Historias, ayer vi La Brújula Dorada, por cierto jaja

Abuelo Igor dijo...

Yo creía que los "yanquis" eran los del este, los de los 13 estados históricos. Hollywood está en el oeste. :P

Cuando vi esa peli, todo iba bien hasta que llegó esa "polémica" secuencia, a partir de la cual me resultó imposible creer en nada de lo que sucedía.

De todas maneras, en Haneke veo una paradoja irresoluble, la del teorizador y sermoneador que abomina de la violencia pero no sería nadie sin ella. Si sólo hubiera hecho películas como "Código desconocido", en lugar de sus obras "fuertes", nadie habría oído hablar de él.

Por otro lado, "Caché" no me hizo mucha gracia, por todo lo que tiene de sermón progre que busca culpabilizar a Occidente de todos los males del universo. Todo ese subtexto según el cual "Dios ve todo lo malo que hacemos" me pareció más bien insultante.

Jorge dijo...

"Funny games" es muy fuerte, no apta para cualquier espectador adulto. A mí me desestabilizó, me tuvo preocupado o intranquilo durante semanas (la vi cuando salió, hace años, cuando todavía vivía en Bruselas). Precisamente acabo de volver de pasar allí una semana escasa, y me ha dado tiempo a ver 3 pelis de mafia: "American gangster" (de Ridley Scott, sobre la mafia negra en Harlem a finales de los 60); "We own the night" (como diría Fraga, "la noche es nuestra", sobre la mafia rusa en NY en los 70; no recuerdo al director pero salen M. Wahlberg, J. Phoenix, R. Duval y Eva Mendes); "Eastern promises" ("Promesas del este", de Cronenberg). En mi opinión, ninguna es un peliculón, a las 3 les falta algo. La mejor, la primera (aunque dura 2 horas y media); luego la de Cronenberg, con esas escenas de violencia sórdida; la que menos me ha gustado, la de "We own the night". Parece que, dado el éxito de "The departed" (¡¡¡"Infiltrados"!!!) tocaba sacar pelis del mismo tema.

LittleGrassHopper dijo...

Yo cuando quiero ver pelis, que como ésta, son difíciles de encontrar en las salas de estreno o en los videoclubs, una de las herramientas que utilizo es esta página web donde buscas el título de una película y a parte de facilitarte los datos técnicos, sinopsis, etc, te facilitan un aviso al correo electrónico si la emiten en televisión, sólo tienes que dar tu e-mail y seleccionar las cadenas en las que quieres buscar. Es muy útil.

http://www.culturalianet.com/art/pedir.php?art=7189

Big Brother dijo...

Cierto tipo de mi familia, poseedor de un blog, me recomendó esa película. Como no la podía ver en el momento de la emisión me la gravé y la tenía en stand by.
El mismo tipejo acaba de colgar un texto en el mismo blog en el que la destripa concienzudamente. ¿O sea que al final los chicos mueren?. Graacias li'l brother. Haré un esfuerzo y me la veré, aunque ya sin sorpresas.
En cuanto a la segunda parte... tienes razón en todo menos en lo de echarle la culpa a los perversos usacos. No son malos, simplemente les han dibujado así con la caja de pinturas de las leyes del mercado. ¿O es que aquí hizo mejor taquilla "El verdugo" que "El vecino del quinto"?
En fin, soñemos todos con una arcadia de cómodas salas de proyección de magníficas películas. Aunque alguna de ellas sea americana.

Anónimo dijo...

detesto las pelis de violencia y no entiendo como puede alguien divertirse con ellas. Aunque técnicamente sean intachables.

Patón dijo...

Miedo me da esta autoversión de una de las películas más enigmáticamente aterradoras que jamás vi.

Excelente reseña.

Quinlan dijo...

Dios, que mal rollo da el Haneke este.

Si alguien tiene la oportunidad de ver: "Benny's video" del mismo director y anterior a Funny Games, que la alquile, baje o lo que sea.

El hombre ya apuntaba maneras para saber como meternos miedo desde la monotonía y el "porquesí".

http://www.miradas.net/0204/cults/
2003/0308_benny.html

Buena reseña, por cierto.

Arcadio dijo...

Bueno, yo no he visto nada del tal Haneke, sí que había oído hablar de él, conocía su filmografía, más o menos a dicir verdad, y tenía cierta idea de cuál eran sus inquietudes inquietantes, si se me permite la expresión. Y, no sé por qué razón, tenía yo la percepción de que era un director con cierto prestigio de individuo independiente e insobornable, a años luz de los caprichos y las irreverencia de Hollywood, de manera que sorprende que se preste a dirigir la misma película dos veces. Una cosa es que venda los derechos para la realice otro, ya sabemos que es algo habitual en EEUU, pero que la vuelva a dirigir él, en fin, qué pereza.
Yo, en cualquier caso, ahora mismo no estoy en situación ni tengo ánimos ni, la verdad, el menor interés de ver una película de las características de Fanny Game. Hoy hace un mes que nació mi hija y me temo que mi coeficiente intelectual se ha visto mermado de manera alarmante y estoy de una sensiblería vomitiva. Sólo estoy, me he dado cuenta, para ver películas simplonas sin excesivas pretensiones, por ejemplo una buena dosis de, y será la enésima vez habida cuenta las fechas que se aproximan, de ¡Qué bello es vivir! de Capra o tal vez Mujercitas o por qué no Bambi o Dumbo, o adquirir, ahora que tan en boga están las series, todas las temporadas de La casa de la pradera o aquella otra, de cuyo nombre no acierto a acordarme, en la que Michael Landon hacía de ángel que deambulaba por el mundo aliviando los pesares de la gente.
Espero, en todo caso, que esta sea una circunstancia temporal, y que más pronto que tarde vuelva a retozar entre el estiercol de las contradicciones humanas, no sé si podría soportar durante mucho tiempo semejante estado.

isabel virgos dijo...

QUIERO LA VERDAD

xtian dijo...

Wenas.
De Michael Haneke os recomiendo CACHE. Para los que os gusta el género no os decepcionará, aunque al final...

¡1 Saludo!

Joan dijo...

Vaya, parece que pensamos lo mismo y casi justo el mismo día:

http://apesardetodojoan.blogspot.com/2007/12/copiar.html


¿O será que me has estado copiando? ;)

La filmografía de Haneke me gusta por lo de remover estómagos, no hay vionecia explícita pero acabas con un mal cuerpo (Funny Games y Caché creo que se llevan la medalla de oro, La pianista no me aportó nada).

saludos

Joan dijo...

Falta añadir html al enlace para que funcione:

...copiar.html

Anónimo dijo...

net avto [url=http://www.vzajemniskladi.info]nlb skladi[/url]