martes, junio 19

Mi canon de la cf (1)


Bien, aquí está mi particular canon de la cf. Atención: no es UN canon; es MI canon, de modo que citaré lo que más me gusta del género, pero no todo lo mejor del género. Lo voy a dividir en dos grandes grupos: El Olimpo, donde incluiré a los mejores autores y las mejores obras (siempre en mi opinión, claro), y Los Héroes, donde estarán aquellos autores y obras que considero de inferior calidad, pero aún así interesantes. En El Olimpo agruparé por un lado a autores que tengan al menos dos novelas destacables, y por otro obras sueltas. No incluiré a autores españoles. También mencionaré y explicaré algunas de las ausencias más clamorosas.


Los aficionados al género no encontrarán grandes sorpresas aquí (ni pequeñas, a decir verdad), pero quizá a los lectores inexpertos pueda servirles de un poco de ayuda en el caso de que deseen comenzar a internarse en las procelosas aguas de la fantasía científica, la fantaciencia, la ciencia-ficción, la prospectiva, la sf, la sci-fi o como sea que queramos denominarlo. No obstante, es seguro que olvidaré muchas obras, aunque no demasiados autores, creo yo. Por otro lado, la cf es un género especialmente propicio para los relatos cortos. Hay muchísimos cuentos brillantes escritos por autores de los que ni siquiera recuerdo el nombre; como es lógico, no estarán incluidos aquí, pero forman parte de lo mejor de la cf. Por último, hace unos 20 años que dejé de leer habitualmente cf. Eso no quiere decir que la haya abandonado por completo, pero está claro que mi conocimiento del género en sus dos últimas décadas es limitado.


Adelante pues con mi canon.


El Olimpo. Autores.


Verne, Julio. ¿Qué queréis que diga del viejo Verne, si hasta he escrito una novela en su honor? Siempre le he considerado más un escritor de aventuras que de cf, pero sus aportaciones al género son innegables. De entre ellas, destacaría 20.000 leguas de viaje submarino, La isla misteriosa y Viaje al centro de la Tierra.


Wells, H. G. Él solito definió la mayor parte de los temas del género; en realidad, es el padre de la cf moderna. Y también un autor plenamente vigente con novelas tan estimulantes como La guerra de los mundos, La isla del Dr. Moreau, La máquina del tiempo o Los primeros hombre en la Luna.


Ballard, J. G. Este autor inglés, uno de los padres de la New Thing, no escribe sobre el futuro ni sobre tecnología, sino sobre el presente y sobre los aspectos más oscuros y primitivos de la mente humana. Resulta fascinante su capacidad de crear perturbadoras imágenes que inciden directamente sobre el inconsciente del lector. Es difícil decidir cuáles son sus mejores obras; personalmente, me fascinan El mundo de cristal, Crash o la antología Vermillion Sands.


Bester, Alfred. Fue uno de los autores que mejor supo prever el futuro de la sociedad occidental. Poder absoluto de las megacorporaciones, aristocracia económica, manipulación social. Dotado de una prosa brillante y pirotécnica, una de las características de Bester es crear personajes (e historias) al borde de la psicopatía. Es el inspirador de al menos dos movimientos dentro del género: la New Thing y el ciberpunk. Escribió en la década de los 50, luego se retiró veinte años de la cf y, cuando volvió al género, ya no era el mismo. Sus mejores obras son El hombre demolido, Tigre, Tigre... (también llamada Las estrellas mi destino, y considerada por muchos la mejor novela de cf jamás escrita) y todos sus relatos de los años 50.


Bradbury, Ray. El gran humanista de la cf y uno de los mejores escritores surgidos en el seno del género. El futuro de Bradbury es en realidad una metáfora del pasado, así que no es de extrañar la melancolía que impregna gran parte de su producción. Le considero mejor cuentista que novelista. De entre su obra, destaco Crónicas marcianas, Fahrenheit 451, El vino del estío, La feria de las tinieblas y todos sus relatos cortos hasta, digamos, la década de los 70


Brown, Fredric. Adoro a este escritor, le venero. Uno de los mejores autores de relatos cortos de la literatura mundial, sin duda. Un maestro del ingenio y la ironía. De entre sus novelas cabe destacar Marciano vete a casa, Universo de locos y Night of the Jabberwock, que no es cf ni fantasía, pero casi. Y, por supuesto, todos, absolutamente todos sus cuentos (para saber más sobre Brown, pinchar AQUÍ).


Chiang, Ted. No estoy seguro de que este escritor deba figurar aquí; no por su calidad, que es mucha, sino por lo escaso de su producción: doce relatos publicados hasta 2011, según la wiki. Ni siquiera está claro que escriba cf. No obstante, por su originalidad y por la minuciosa precisión de su narrativa, lo incluyo. Sus ocho primeras historias están recogidas en la antología La historia de tu vida.


Dick, Philip K. La mayor parte de su obra está obsesivamente centrada en lo mismo: cuestionar la realidad, algo muy lógico tratándose de un autor que se ponía hasta el culo de LSD y otras hierbas. Sin embargo, su paranoia le permitió sintonizar, más que ningún otro escritor de cf, con la zeitgeist del futuro, lo que ahora es nuestro presente. Es de los pocos autores del género que se han integrado en la literatura general (y en Hollywood, pues debe de ser el escritor de cf más adaptado al cine). Pese a la fuerza de su narrativa, ninguna de sus novelas me parece del todo redonda, como si les faltara una revisión final. En cualquier caso, hay que destacar títulos como Los tres estigmas de Palmer Eldritch, Ubik o La transmigración de Timothy Archer.


Disch, Thomas. Uno de los escasos grandes literatos surgidos del género, un magnífico escritor que, a una prosa deslumbrante y una prodigiosa narrativa, le añade una gran cultura, mucha sensibilidad y un ácido sentido crítico. Su talento era portentoso; sin embargo, al final de su vida tenía dificultades para publicar. Abrumado por la muerte de su pareja (cuyo tratamiento médico le arruinó), acabó suicidándose. Eso dice mucho acerca del género. Todo lo que escribió es buenísimo, pero personalmente destaco Los genocidas, Campo de concentración, 334 y En alas de la canción.


Heinlein, Robert. ¡Cómo!, ¿Heinlein aquí, entre los olímpicos? Más de uno pedirá mi cabeza por tamaña osadía, y, además, reconozco que hace 20 años no le habría incluido. Pero mi trabajo como escritor me ha hecho cambiar de idea. Heinlein es un narrador portentoso, un contador de historias extremadamente hábil. ¿Tiene defectos? Por supuesto. Su ideología, tan irritantemente presente en muchas de su obras, por ejemplo. Y su casi siempre limitada galería de personajes. O el simplismo de algunos de sus planteamientos. Pero sabía narrar el muy cabrón, hay que reconocérselo. Y cuando dejaba de lado sus taras, el resultado era de lo más estimulante. Entre sus mejores novelas podría citar Forastero en tierra extraña o La bestia estelar, pero la que más me gusta con diferencia es la deliciosa Puerta al verano. Y todos sus cuentos (si quieres saber más sobre lo que opino de Heinlein, pincha AQUÍ).


Pohl, Frederik. Fue uno de los autores que contribuyeron a la maduración del género en la década de los 50 introduciendo en él la política y la crítica social. Es el autor, junto con C. M. Kornbluth, de Mercaderes del espacio, un clásico de la cf, y también hay que destacar sus novelas en solitario Pórtico y Homo plus.


Priest, Christopher. Quizá el mejor escritor de cf todavía en activo, aunque últimamente su obra parece derivar hacia la fantasía. De su producción destaco: El mundo invertido, El glamour y muy especialmente El prestigio.


Sheckley, Robert. Aquí tenemos a otro de los grandes cuentistas de la literatura mundial, y a uno de sus mejores humoristas. Es de los tres o cuatro escritores que más me han hecho reír (leyendo su cuento La máquina de psicoanalizar marciana creía que me iba a asfixiar por culpa de las carcajadas). Ninguna de sus novelas pasa de mediocre, pero sus relatos cortos son imprescindibles. Por citar uno, quizá el más famoso: Un pasaje para Tranai.


Silverberg, Robert. Uno de los grandes representantes del New Thing en USA y uno de los mejores escritores de cf allí surgidos. Su obra es, por así decirlo, muy neoyorkina; intelectual, cosmopolita y sofisticada. A finales de los 70, decepcionado por el fracaso del movimiento, se pasó al fantasy. Tiene muchas buenas novelas, pero yo destacaría Regreso a Belzagor, Tiempo de cambios, Muero por dentro, El libro de los cráneos (que es fantasía, pero qué más da) y, sobre todo, El hombre en el laberinto (que, por cierto, acaba de ser reeditada).


Simak, Clifford D. He aquí una de mis debilidades. Simak no fue un gran escritor, tenía limitaciones; pero era uno de los escritores más honestos y sinceros que ha dado el género. Su obra, muchas veces ambientada en entornos rurales, es profundamente humanista y, en sus mejores momentos, conmovedora y poética. Alguna de sus novelas más estimulantes son Estación de tránsito, Ciudad, Toda la carne es hierba y la deliciosa The Goblin Reservation (que en España se publicó como Maxwell al cuadrado).


Smith, Cordwainer. De este autor ya he hablado en el blog (los interesados, pinchad AQUÍ y AQUÍ). Uno de los más grandes escritores de cf y, también, de los más originales. Su extensa serie de relatos sobre Los señores de la Instrumentalidad es imprescindible para cualquiera que desee conocer el género (siempre y cuando su paladar esté preparado para los sabores muy exóticos).


Watson, Ian. Es un autor quizá excesivamente discursivo, pero también profundamente original. Su obras tratan temas que ningún otro escritor de cf ha tratado. De entre ellas, destacaría Empotrados, Visitantes milagrosos o Embajada Alienígena.


Wyndham, John. Uno de los máximos representantes de la escuela inglesa de cf. ¿Recordáis el comienzo de 28 días después, la película de Dany Boyle, o el de The Walking Dead, la serie de TV? En ellas, el protagonista se despierta en un hospital desierto y descubre que algo terrible le ha ocurrido a la humanidad. Pues bien, en ambos casos se trata de un homenaje al comienzo de El día de los trífidos, la novela más famosa de Wyndham. Aparte de ella, también cabe reseñar Las crisálidas y la soberbia Los cuclillos de Midwich.


Zelazny, Roger. Otro de los grandes representantes de la New Thing norteamericana. Profundamente humanista y gran estudioso de las mitologías (lo que está muy presente en su obra). Decepcionado con el género, se pasó al fantasy. Aparte de sus relatos cortos, hay que destacar las novelas Tú, el inmortal (también conocida por Y llámame Conrad), El señor de la luz o Nueve príncipes de Ámbar (que, mira por dónde, es un fantasy).


Bien, estos son mis autores “olímpicos”. En la siguiente entrada hablaré de obras sueltas (olímpicas también, of course) y explicaré algunas de las clamorosas ausencias, así que esperad hasta el final del canon para ponerme a parir por todo lo que no he incluido.

17 comentarios:

Luis Manuel Ruiz dijo...

Querido César: no dejas de darme alegrías. Aquí hay tres autores por lo menos que no he leído, así que me resuelves el verano (al que añado, claro, "La estrategia del parásito"). Gracias y abrazos.

Cristian García Álvarez dijo...

César, muchas gracias por esta lista de escritores, has hecho una gran selección del género de ciencia ficción. Precisamente estoy volviendo a leer 'La isla misteriosa' y tenías razón, Verne describe minuciosamente los detalles.

Me encantaría ojear algunos de los libros que mencionas, pero claro, son tantos que no me podría decidir, por eso espero con entusiasmo tu próxima entrada, para decantarme por alguno. Estoy seguro que elegirás las obras más simbólicas.

Antonio dijo...

Impresionante. Conozco varias de las que mencionas y coincido en que son obras maestras (genial el humor de Fredric Brown -también en el género policíaco-, por ejemplo). Tomo nota del resto para explorar este verano.

Alfonso Noriega dijo...

Excelente selección. Quizás añadiría un par de feminas, para que no se vea tan misógina la lista. Te sugiero a Zena Henderson, para quién vale un comentario como el de Ted Chiang. Ursula K. Le Guin y para hacerla un poco diversa en cuanto a Identidad Cultural, podrían ser Angélica Gorodischer y Julia Verlanger que escribía con el pseudónimo de Gilles Tomas.

César dijo...

Luis Manuel & Antonio: Espero que la entrada no os defraude como guía. Pero cuidado, no vaya a ser que después de todo este blog sirva para algo. Sería una catástrofe.

Cristian: Si me dices qué clase de libros te gustan te haré una recomendación personalizada.

Alfonso: La verdad es que el género fue muy misógino durante mucho tiempo (supongo que conoces la anécdota de James Tiptree Jr. -seudónimo de Alice Sheldon- y Robert Silverberg). De Zena Henderson hablaré en la próxima entrada. En cuanto a Le Guin y Gorodischer, ofreceré las debidas explicaciones. Respecto a Julia Verlanger, lo siento, pero no la conozco.

Alfonso Junquera dijo...

Quizas falte alguno de los "clasicos" de la edad de oro (especialmente uno que estara en la mente de todos) pero desde luego de los que estan no se puede decir que no a ninguno. Aunque de todos los del olimpo con el unico que tengo problemas es con Ballard que se me atraganta sobremanera. Pero bueno habra que darle otra oportunidad

Cristian García Álvarez dijo...

Me considero un fanático de toda clase de libros, sobretodo aquellos que aportan misterio al argumento, pero lo bueno de leer es probar nuevas tendencias y estilos, por eso me gustaría empezar con el clásico género de la ciencia ficción (adaptado y reflejando la actualidad).

Como en antiguas entradas has mencionado esta categoría, sabrás elegir perfectamente pero no quiero que te molestes por mi culpa, me conformo con tan sólo aquel libro que más te influyó.

Gracias de nuevo

Juanma dijo...

Confieso que estaba tan expectante por ver si incluías a Cordwainer Smith que he tenido que releerme la entrada para ver cuáles eran los demás autores. De acuerdo en líneas generales. Vale, yo habría metido a Theodore Sturgeon y Stanislaw Lem, pero me identifico bastante con este canon.

Males Herbes dijo...

Coincidim en molts dels que hi ha a la llista, en particular Wyndham o PK Dick!!

Però hi ha una absència inexplicable, què ha passat amb Lem? Les aventures del cosmonauta Ichon Tichy són una meravella!

Disculpes per l'abús de signes d'exlamació, aquestes llistes sempre m'esveren.

Salutacions,


PG

Naeros dijo...

Bueno, como dices habrá que esperar las siguientes entradas para comentar.
Tampoco es que pueda decir mucho pues hay bastantes autores en esta lista que no he leído, así que tendré que ponerme a ello para luego poder discutir tu canon con propiedad ;)

Por cierto, que recuerdo haber leído Empotrados sin tener ni idea de qué era y me impactó mucho. Aparte de por las ideas que trata, hubo alguna imagen mental que me asaltó directamente leyéndolo :P

Anónimo dijo...

"esperad hasta el final del canon para ponerme a parir por todo lo que no he incluido".

¡Por Dios, César! Nada más lejos de mi intención y supongo que de la de cualquiera de los otros (siempre agradecidos) merodeadores de tu blog.

A fin de cuentas, ya se sabe, las opiniones son como los culos, que cada uno tiene la suya y, para mí, todas son respetables si están fundamentadas (y las tuyas siempre lo están).

Además, ya sabemos lo que pasa con los cánones. A mí nunca me ha importado que no estén todos los que son (para mí), siempre que todos los que estén, sean (no se si me explico) y, en este caso, no creo que tu lista se le pueda poner ningún pero (aunque me ha sorprendido lo de Ted Chiang).

Sólo dos comentarios que me han surgido al ver tu canon:

1) Está claro que no te va el "hard".

2) Está claro también que valoras más aquellos escritores que cuidan más su estilo literario (creo que esa es posiblemente la razón de que no estén en el Olimpo Asimov o Clarke) y que, por ello mismo, no se agotan dentro del ghetto de la cf, sino que también han sido, a veces, bien considerados por parte de la crítica literaria de la literatura "mainstream" (caso de Bradbury, Ballard, Dick, Disch, etc.). De hecho, creo que es sintomático que muchos de los autores que aparecen en tu Olimpo particular hayan salido en ocasiones de la literatura de cf para atacar otros géneros o hayan escrito obras dentro de la literatura más generalista.

Bueno es sólo una reflexión a raíz de tu canon. Gracias por compartirlo con nosotros. Espero ansiosamente la continuación.

Rickard

Luis M. Rebollar dijo...

La lista no tiene fallo, puesto que es bastante estándar, así que es fácil coincidir contigo. Al menos en mi caso.

Me gusta mucho como especificas que es TU canon, para blindarte cuando expliques porqué no incluyes a Asimov y Herbert (de nuevo coincidiré contigo en casi todo sobre ellos), y los fans se te echen encima... ;)

Yo añadiría, como los más importantes (también en MI opinión) a Lem y Le Guin, quienes a mi parecer no tienen *ni una* obra *no* destacable, y por extensión a Gorodischer. Me pica la curiosidad por oir esas explicaciones sobre estas autoras, aunque me temo que se por donde van los tiros... :)

Por cierto, que el otro día encontré un enlace muy conciso y contundente sobre el tema de la muerte de la CF. No es por volver sobre el tema; no es en absoluto mi intención. Pero estoy seguro de que te gustará echarle un ojo. Ahí te va:

http://home.tiac.net/~cri/2001/sfdeath.html

Luis M. Rebollar dijo...

Uy, que se me olvidaba.

El otro día me leí Mercaderes del Espacio, que increíblemente aún tenía pendiente, y me pareció una gozada, una joya. Y en mi opinión, la primera novela cyberpunk, si restamos importancia (relativamente) a la tecnología, al menos en el aspecto puramente "informático".

Y ayer por la tarde compré Puerta al Verano para regalársela a una buena amiga que es fan de Robertito, y me la leí de una sentada. No me ha impactado tanto, pero me ha dejado una agradable nostalgia por el juvenil optimismo de la vieja CF, que para qué... además, una novela tan amable con los gatos no puede ser mala, y punto. ;)

Anónimo dijo...

Por cierto, se me ha olvidado decir que ¡adoro a Alfred Bester! Con decirte que a mi me encantan incluso "Computer Connection" y Golem 100"...

Durante mucho tiempo (en mis años mozos cuando, con esa típica inconsciencia juvenil, era mucho más taxativo respecto a todo que ahora) siempre que me preguntaban por el mejor escritor de cf y por la mejor obra de cf contestaba que Alfred Bester y "El hombre demolido".

También me ha alegrado ver en tu canon a autores que son frecuentemente olvidados o incluso menospreciados como John Wyndham, Ian Watson, autor del mejor libro que he leído sobre el fenómeno OVNI, "Visitantes Milagrosos" (siempre me ha parecido curioso que ningún otro autor de cf que yo conozca tocara este tema para mi tan de cf con una perspectiva de pura cf. Se ve que la propa cf tambien tiene sus prejuicios...) o Roger Zelazny.

Rickard

César dijo...

Alfonso Junquera: Bueno, he incluido a Heinlein, que es un digno representante de la Edad de Oro. En cuanto al que todos estamos pensando, lo incluiré más adelante, en otro apartado. No lo considero olímpico.

Cristian: Me han influido muchos libros, pero ninguno en especial. Si te gusta el misterio, te recomiendo "El hombre demolido", de Bester, en Minotauro. O "El hombre en el laberinto", de Silverberg, en La Fatoría de Ideas. Si te va la línea humanista, "Crónicas marcianas", de Bradbury, en Minotauro; o "Flores para Algernon", que no sé si es fácil de encontrar. Y si sencillamente quieres divertirte, "Marciano vete a casa", de Brown, en Bibliópolis, oi todos los relatos cortos de este mismo autor.

Juanma: Sturgeon, sí... Probablemente debería haberlo incluido entre los olímpicos. Subsanaré el error.

Males Herbes: La omisión de Lem quedará explicada en la próxima entrada. Explicada, que no justificada, claro.

Rickard: Sí a todo lo que dices. Has dado en el clavo.

Y comparto contigo que también me gustan "Computer Connection" y "Golem 100". Pero claro, esas novelas, comparadas con el Bester de los 50, no dan la talla. Yo también aseguraba en mi lejana juventud que Bester era el mejor escritor de cf de todos los tiempos, pero la novela que citaba era "Tigre, tigre". Y sí, "Visitantes milagrosos" es una pequeña maravilla.

Luis M. Rebollar: Ya avisaba al principio que en mi lista no habría sorpresas. En todo caso, lo interesante es la selección; no tanto lo que escojo, sino lo que dejo fuera. Ahí está el toque personal, supongo.

Y, por supuesto, es MI canon y sólo mío. Eso evita discusiones bizantinas.

Gracias por enviarme ese enlace. Lo he leído y es interesante, aunque no me convence mucho. Se ciñe demasiado a la ciencia y muy poco a la literatura.

"Puerta al verano" es una novela clásica de viajes en el tiempo sin más pretensiones que las de entretener. Y, al menos para mí, lo consigue plenamente. Eso es lo que, en mi opinión, la hace grande. Además, hay en ella un sutil toque de poesía, incluso en el título. "Mercaderes del espacio" es otra cosa muy distinta. ¿Cyberpunk? Nunca lo había pensado, pero tienes razón, hay conexiones.

Naeros dijo...

En cuanto a la calidad literaria de los autores de cf me pregunto si influirá la traducción.
En mi caso casi toda la CF que he leído ha sido traducida y, leyendo estos comentarios, me han dado ganas de leer a alguno de mis autores favoritos en inglés para ver si su prosa cambia mucho o no.

César dijo...

Naeros: Por supuesto, tienes toda la razón. Uno de los problemas del género en nuestro país son las terribles traducciones. En ocasiones no importa mucho, porque algunos títulas estaban ya mal escritos en su idioma, pero en otros es un desastre. Por ejemplo, "Empotratos", de Watson. La edición de Martínez Roca era casi incomprensible de mal traducida que estaba.