lunes, febrero 20

Fray César de Baskerville


En la entrada que está situada un par de pasos más atrás, mi buen amigo Juanmi Aguilera insistía en que me parezco a Sean Connery. Yo le decía que no, que a quien realmente me parezco es a George Clooney; pero al final resulta que el bueno de Juanmi tiene razón, como demuestra la foto que me ha mandado y que podéis admirar sobre estas líneas. Es una instantánea que me tomaron hace 679 años, durante unas vacaciones en Italia, cuando estaba buscando por las librerías de viejo un manuscrito perdido de Aristóteles. Al final, lo encontré; pero se me quemó. Por cierto, ¿cómo se llama esa flor que tiene espinas y huele tan bien? Mecachis; mira que olvidarme de su nombre...

9 comentarios:

juaki dijo...

A ver, me voy a arriesgar... ¿no será Rosa, por casualidad? :))

RM dijo...

Pues no es por no confiar en el ojo de buen cubero de Juanmi, pero ahí a quien te pareces es... al gran Carlos Lemos.

cristian dijo...

Y a Fernando Rey también.

Nada. Nos haremos millonarios. Y siendo millonarios...perteneceremos al grupo de los que más follan :D

César, déjanos explotar tus parecidos. Sólo hasta que seamos millonarios. Venga, porfa, vaaaaaa

Braulio Llamero dijo...

¡Padre César, Padre César! Me acuso de que a mi también se me parece usted a Fernando Rey y no al Bond, don James. ¿Con cuatro avemarías salgo de esta?

Juanmi dijo...

Pues Fernando Rey también hubiera hecho un buen Guillermo de Baskerville.
En los extras de la peli, Jean-Jacques Annaud dice que no le gustaba nada el Sean Connery para este papel, y cuando Umberto Eco se enteró se llevó las manos a la cabeza (James Bond va a ser Guillermo de Baskerville, exclamó).
Annaud estuvo buscando un actor inglés de teatro de unos 50 años que no fuera muy conocido, pero que diera la imagen que tenía en la cabeza. No lo encontró porque (y reconoce que esto es muy cruel) si un actor ha alcanzado los 50 sin haber triunfado, se le nota, y la cámara es capaz de registrar esto en un primer plano. Guillermo de Baskerville tenía que irradiar confianza en sí mismo, y eso el Sean Connery lo bordaba.

cristian dijo...

Otra sobre Fernando Rey.
Para la película French Connection, el director quería para el papel de malo al actor que había visto en no sé cuál peli de Buñuel. No pensaba en Fernando Rey, ni se acordaba del nombre (yo tampoco me acuerdo en quién pensaba: Michel Piccoli o Paco Rabal. Uno de los dos)
Total. Contratan a Fernando Rey sin que fuera ese el referente de William Friedkin. También funcionó.

Si conseguimos que a César (Connery + Fernando Rey + Carlos Lemos + George Cloony) le contraten con independencia del interprete qué tenga en mente el director, en cuanto éste le vea, ya no querrá otro. :)

César dijo...

¿Carlos Lemos? ¿Fernando Rey?... rm, llamero, cristian: sois unos mariconazos. El único que me entiende es juanmi; sólo él sabe apreciar mi viril y jamesbondiano encanto. De todas formas, cristian, voy a considerar la idea de nombrarte mi representante. Lo que te falta en capacidad de apreciar la belleza masculina lo compensas de sobra con el entusiasmo monetario. Y ya que habláis de actores que han sido y no estaba previsto que fueran, hablemos de los iban a ser y no fueron. Por ejemplo, Ronald Regan era la primera opción para el papel de Rick Blaine. Si, hombre, el prota de "Casablanca". Si hubiera sido él, todo el mundo consideraría más razonable que, al final, Ingrid Bergman se vaya con Paul Henreid. Y a lo mejor Bogart hubiera llegado a ser presidente de USA, quién sabe...

Care dijo...

Aquí hace falta una opinión femenina. César, guapo, ya quisieran Fernando Rey, Carlos Lemos, Sean Connery y hasta George Clooney. Que César Mallorquí es mucho César Mallorquí, hombre!

César dijo...

Care: pero qué buen gusto tienes, condenada ;-) ¡Un copazo de coñá del güeno pa la dama!