viernes, enero 27

El discreto encanto de la maldad

Ayer estuve comiendo con Julián Díez, un buen amigo del que pronto hablaré. Lo hicimos en un restaurante italiano próximo a la Gran Vía, así que, después de la comida, me acerqué a la bendita Casa del Libro y pasé un rato echando un vistazo. Como no podía ser de otra forma, compré, compré y compré. Es decir, adquirí tres libros. Uno, Historia de la guerra en la Edad Media, editado por Maurice Keen. De momento no lo pienso leer; es documentación para una futura novela que tengo en cartera. Mi segunda adquisición fue Colapso, de Jared Diamond; un ensayo sobre la supervivencia y desaparición de las sociedades. De Mr. Diamond he leído Armas, gérmenes y acero (premio Pulitzer), uno de los libros más esclarecedores y brillantes que jamás me he echado al coleto, así que leeré Colapso lo antes que pueda; a fin de cuentas, sólo son 750 malditas páginas de apretada letra.
Pero de lo que quiero hablar es de mi tercera compra. Se trata de uno de esos libros que carecen de todo sentido, un texto absurdo cuya única justificación es la extravagancia y el profundo desequilibrio mental de su autor. Como comprenderéis, no podía dejar de adquirir un libro así. Se llama Manual de la Venganza (La Fabrica 2005) y lo ha escrito un noruego llamado Pal D. Ekran. ¿De qué trata? Pues de lo que reza su título: de los distintos medios que puedes emplear para vengarte de alguien. A lo largo de cien vitriólicas páginas, Ekran desgrana docenas y docenas de métodos para hacerle la vida imposible a los demás. Te enseña a putear al prójimo mediante el correo, o usando el teléfono, o a través de Internet, te ilustra cómo atentar contra el coche de tu enemigo, o contra su jardín y su casa, te muestra los diferentes caminos para hundir profesionalmente a una persona, o para destrozar su vida íntima y social. Es, en resumen, el libro de cabecera del perfecto hijo de puta, una especie de manual de microterrorismo. Y, para comprobarlo, aquí va una muestra:
El depósito de gasolina también es un sitio muy popular para meter cosas. La más habitual es azúcar, pero las pelotas de ping-pong cortadas por la mitad y rellenas de desatascador sirven igual. Si no caben por el orificio, utiliza un globo. Pega con cinta las dos partes de las pelotas cortadas después de llenarlas con el desatascador. Cuando entren en contacto con la gasolina, se desharán y cuando el desatascador se mezcle con ésta, se producirá una violenta reacción química (una explosión, vamos). Según cuentan, ha llegado a levantar el morro de una furgoneta. Te sugiero que no lo intentes”.
Demencial, ¿no es cierto? Pero, al mismo tiempo, fascinante.

11 comentarios:

Álex Vidal dijo...

Caramba, Colapso parece una lectura interesante. Lo buscaré en la librería.

Sobre el manual del perfecto... Hace ya unos años, en la facultad, sugerí a un buen amigo mío la idea de recopilar una suerte de decálogo que acabamos titulando Cien formas de matar con una cucharilla de café. Creo que aún lo tengo guardado en casa. Las hay desde las obvias a las psicodélicas, pero sobre todo nos echamos unas risas con nuestr@s compañer@s de 5.º de Físicas.

Creo que la Relatividad General nos afectó un poco las neuronas...

Felideus dijo...

Voy a comprar varias copias de "El manual de la venganza" y a repartirlos entre mis compañeros de oficina. Creo que si compramos suficientes pelotas de ping pong, tal vez podamos hacer saltar el coche de mi jefe hasta la tercera planta.
Por cierto Alex me encantaría leer vuestro ensayo a mí no se me ocurren tantas formas de usar una cuchara (hasta remuevo el café con un boli) :D

Mariano Planells dijo...

Todo esto es muy antiguo. Simplemente el azucar te destroza el motor de un coche. Hay libros como el "manual" del buen terrorista pacifista sobre como -por ejemplo- paralizar una central nuclear usando un simple clip. Hay mucha fantasía, pero los terroristas islamistas saben que la mejor forma de sabotear es usando tácticas grises, monótonas, sencillas. Su efectividad es máxima, porque son inesperadas e impensables. Que quede claro que son actividades criminosas y delictivas... Mi dilema es más sencillo... ¿cómo ligar sin que se den cuenta hasta que ya estén en la cama? Os invito o mi inmodesto blog de la Tribu Ibiza Cósmica en el Exilio.

Care dijo...

A mí también me gustaría leer el ensayo de Álex. Para el Manual de la venganza creo que soy demasiado blandita. Así me gusta, César, que compres literatura de altos vuelos (es ironía, eh: yo también lo habría hecho). Fascinante. Ah, o mucho me equivoco o conozco a uno de los editores de tan instructivo libro.

mazarbul dijo...

Atractivo es desde luego, pero no se si conveniente en manos desaprensivas y con un concepto lúdico un poco extraviado.
¿Se lo recomendarías a un adolescente?

cristian dijo...

Tan peligroso es un adolescente como un adulto. Algunos adultos puede que más, gestionan el poder.

¿Sabéis que un bolígrafo puede ser un arma mortal? En los aeropuertos no dejan pasar tijeritas (pobre cantante! ) limas, cortauñas, etc. Bolígrafos sí. Hay uno en concreto que puede hacer mucha pupita y no es nada caro.

César dijo...

Alex: interesante tratado ése de la cucharilla de café; muy práctico para amenizar la sobremesa con un buen asesinato.
felideus: nunca jugaré al ping pong contigo.
Mariano: sí, conocía algún que otro tratado de "agitación social". Pero lo que me fascina de éste es su faceta absolutamente individual y privada. No persigue ningún "fin noble", sino la simple mezquindad de la venganza anónima.
Care: no todos los libros que compro son literatura, ni alta ni baja. Me fascinan las rarezas y las excentricidades (por ejemplo, tengo uno que se titula "Cómo fabricar una bomba atómica").
Mazarbul: no se lo recomendaría ni a un adolescente ni a nadie. Ese libro, aunque se ampara en el humor negro, es una barbaridad.
Cristian: siempre se ha dicho que la pluma es más fuerte que la espada. Pues el boli también.

Mariano Planells dijo...

Ya me habeis excitado. Bien empleado el simple canto de un libro o de una revista de papel couché (tipo Man, max, Vogue) puede ser un arma mortal, claro que difícilmente anónima. En fin, de seguir así sacaremos un manual para malvados.

odin dijo...

A mi me han rayado todo el coche por un vulgar comentario de trabajo,lo que más me duele es quien ha sido,más que las simples rayas.Mi primo hermano es el culpable por dos veces encima.Me gustaria saber si alguien tiene el enlace o la forma de bajarse el libro"Manual de la venganza de pal d. ekran"aunque una forma de vengarse que se me viene a la cabeza sería echar 3 en 1 en sus frenos de disco cuando estuviese en una pronuciada pendiente o en otro lugar estrategico.muchas gracias anticipadas al que me de esta informacion.Tengo muchas ideas perversas en la mente pero a la hora de la práctica no sería capaz de llevarlas a cabo.¿Soy un buenazo al fin y al cabo,como me suelen decir?no se...

Anónimo dijo...

me gustaria saber sobre mas formas de matar sobre todo para utilizarla para las personas que tienen demasiada suerte en todo,primero me justaria que sufran mucho,y tambien para utilizarala a aquellas personas que abusan de niños,como me encantaria verlos sufrir ,se se arrastren como serpientes de dolor

Anónimo dijo...

[url=http://www.ganar-dinero-ya.com/smsmarketing/]Ganar Dinero[/url]
[url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/ganardinero.jpg[/img][/url]
[b]La mejor web sobre ganar dinero[/b]
Hemos hallado la mejor pagina web en internet de como ganar dinero. Como fue de utilidad a nosotros, tambien les puede ser de utilidad a ustedes. No son unicamente formas de ganar dinero con su pagina web, hay todo tipo de metodos para ganar dinero en internet...
[b][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url]Te recomendamos entrar a [url=http://www.ganar-dinero-ya.com/smsmarketing/]Ganar dinero[/url][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url][/b]
Ganar Dinero