viernes, enero 6

Màgoi ap'anatoliòu

El título de arriba significa "magos que venían de Oriente" y son las palabras exactas que emplea Mateo para referirse a los Reyes Magos. No cita ni su número, ni su procedencia exacta, ni sus nombres, ni, por supuesto, afirma que fuesen reyes. Lo único que dice es que eran magos orientales. Y eso siempre fue un grano en el culo de una religión tan supuestamente ortodoxa como la cristiana, porque el término griego màgoi hace referencia a la casta de sacerdotes-astrólogos persas servidores de Mazda. ¿Qué hacían adorando al hijo del único dios veredadero? Y sobre todo, ¿está bien eso de incluir en el santoral a unos tipos que, se mire como se mire, eran unos paganos mazdeistas?
Hasta el siglo tercero nadie dijo que fueran tres -lo decidió Orígenes-; antes, su número oscilaba entre dos y doce. En ese mismo siglo, un tal Tertuliano comentó: "se ha sostenido que los magos eran reyes de Oriente". La verdad es que nadie había sostenido eso antes de él, pero ¿qué más da? Para representar sus imágenes, venía muy bien eliminar los gorros frigios de los sacerdotes persas y cambiarlos por coronas. Sus nombres -Balthassar, Melchior y Gaspar- se fijaron en el siglo IV, pero todos eran blancos (y dos de ellos rubios). En el siglo XVI se decidió que uno fuera negro, para que así representaran a los tres continentes entonces conocidos: Europa, Asia y África.
¿Y qué fue de ellos después de abandonar Belén? Pues la leyenda asegura que, en vez de volver a sus, por otro lado, inexistentes reinos, embarcaron en Tarso y se fueron a la India, donde el apostol Tomás los bautizó y consgró obispos. Om mane padme amén...
¡Felices Reyes!

7 comentarios:

Care dijo...

Y ya puestos, señor Mallorquí, ¿conocería usted alguna novela que hable de todo ello? Me iría bien para algo en lo que estoy.

César dijo...

¿Una novela que hable sobre los reyes magos?... Pos no, señora, pos no; ni idea. Pero sí un ensayo: "Los Reyes Magos", de Franco Cardini (Península 2001).

Care dijo...

Graaaaacias. Me apresuro a comprarlo y leerlo. Bien, bien que la novela no exista. La escribiré yo.

MAZARBUL dijo...

No estaría mal una novela sobre los reyes magos. Sería interesante el sesgo que se le diera (mazdeistas, algo de fantasía podría caber incluso, etc...). O vete a saber.

Mateo dijo...

en el capítulo segundo del Evangelio de Mateo, se cita la visita de unos magos guiados por una estrella hasta Bethlehem y llegando a donde está el niño (que ya sabían ellos que se trataba del rey de los judios, ante el pasmo del titular del momento, Herodes, que fue el primero en recibirlos)le ofreecieron tesoros y dones. Y aquí cita textualmente, oro, incienso y mirra, por lo que rápidamente dedujo alguien que eran tres los magos. Lo de que fueran reyes, efectivamente es invento posterior.

César dijo...

¿Una novela sobre los Reyes Magos?No sé yo... A Baltasar podrían detenerle por emigrante ilegal, eso sí.
Mateo: ¿eres el autor del evangelio? Espero que no (menudo susto). Bueno, sí, al final el argumento que se utilizó para determinar su número fue el tuyo, pero la cosa no está ni medio clara. Podría ser que unos cuantos magos le trajeran incienso, otros tantos oro y otros más mirra (es decir, que hubiera coincidencias en los regalos) Si te obsequian dos veces el mismo disco de Julio Iglesias, por ejemplo, pues vas y lo lamentas. Pero si dos amigos distintos te regalan cada uno un kilito de oro..., pues lo agradeces, hombre.

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. Mortgage refinancing equity home loan http://www.impotence-5.info European car parts Bushnell sports optics online games parts jeep What are lcd tvs kitchen remodeling flowers Jersey divorce attorneys Quit+smoking+ontario+ca Paris hilton home videos Buy my timeshare Best 7 inch portable dvd player review &aposrosacea &apos