miércoles, diciembre 14

Hasta siempre, Robert Sheckley


El pasado nueve de diciembre, el mismo día que creé este blog, murió, a los 77 años de edad, un autor que aparece citado en la entrada anterior: Robert Sheckley. Si no conocías a a Brown, seguro que no conoces a Sheckley, pero quizá fue el mejor humorista en estado puro que ha dado la ciencia ficción. A lo mejor te suena una película llamada La víctima númaro 10, de Elio Petri, protagonizada por Marcello Matroianni y Ursula Andress; pues bien, estaba basada en una novela de Sheckley: La décima víctima. Aunque, la verdad, Sheckley nunca fue un buen novelista; pero sí un excepcional autor de relatos en los que combinaba con extraordinario talento la ciencia ficción, la sátira y el humor.
Una confesión: los dos relatos que más me han hecho reír en mi vida son Adiós a todos los gatos, de P. G. Wodehouse, y La máquina de psicoanalizar marciana, de Sheckley. De verdad, vale la pena leer sus cuentos; hoy por hoy, no es fácil encontrar alguna antología suya, pero si alguien está interesado, me ofrezco a ayudarle en la búsqueda.
En fin, el mundo es un poco más aburrido desde que Robert Sheckely no está en él.